Competición
  • Champions League

Los Indians con el objetivo de saldar cuentas pendientes

Previas MLB

Los Indians con el objetivo de saldar cuentas pendientes

Andrew Miller, Francisco Lindor y Jason Kipnis serán fundamentales a la hora de hacer valor las opciones de victoria de los Cleveland Indians.

Getty Images

Cleveland se quedó a apenas un paso del título en las Series Mundiales y quieren acabar el trabajo en 2017.
Bisping vs Gastelum en vivo y en directo online

Por tercera ocasión consecutiva el representante de la Liga Americana en el Clásico de octubre proviene de la División Central. Los Cleveland Indians en 2016 emularon la hazaña hecha por los Kansas City Royals, quienes de manera consecutiva en 2014 y 2015 acudieron a la instancia final con resultados disímiles: A noventa pies de empatar el juego decisivo en su primer intento y logrando el primer título en treinta años en 2015.

La tribu del norte de Ohio que participó en su primera serie mundial en 19 años y sufrió en 2016 la agonía de escaparse entre los dedos su primer título en 68 campañas al perder la Serie Mundial que llegaron a liderar 3-1 ante los Chicago Cubs.

En esta ocasión, esperan completar en 2017 tal como lo hicieron monarcas, la gesta que le otorgue el título de campeón mundial para poner fin a la mayor sequía que permanece vigente en las grandes ligas.

Los Indios de Cleveland se titularon campeones de la División Central con foja de 94 triunfos y 67 caídas a ocho juegos de su escolta los Detroit Tigers, con un equipo sólido en todas sus líneas que no sufrió bajas sensibles en la temporada muerta más por el contrario ante la salida de Mike Napoli. En su lugar firmaron al efectivo Edwin Encarnación, agente libre proveniente de los Azulejos, líder de la Liga Americana con 127 remolcadas y 42 vuelacercas conectados.

Además cuentan con los brazos recuperados de los diestros Danny Salazar y Carlos Carrasco propietarios ambos de 11 victorias, y cuyas lesiones los privaron de actuar en postemporada, el receptor brasileño Yan Gomes, antiguo bate de plata, y del jardinero Michael Brantley quien sólo tomó parte en 11 encuentros en la temporada anterior, pero que si vuelve a su condición previa, puede brindar al menos 20 cuadrangulares e impulsar 80 carreras para la causa de los de Cleveland.

Michael Brantley va a empezar el año con los Indians y son muy buenas noticias para la franquicia de Cleveland si se mantiene sano en 2017.

Michael Brantley va a empezar el año con los Indians y son muy buenas noticias para la franquicia de Cleveland si se mantiene sano en 2017.

Los Indígenas cuentan con un excelente cuerpo de abridores liderados por Corey Kluber quien coleccionara 18 triunfos por 9 derrotas con una efectividad de 3.14 y un WHIP de 1.06 y un sólido cuerpo de relevistas dueño de la cuarta mejor efectividad en las mayores en 2016, liderado por el polifuncional Andrew Miller, ahora desde el primer día de la campaña con el equipo.

La ofensiva de la tropa liderada por Terry Francona, tiene en Francisco Lindor, José Ramírez, Jason Kipnis y el recién llegado Encarnación los mejores argumentos para lograr las carreras que le aseguren las victorias que le acrediten revalidar el título de la central del nuevo circuito.

Además de Encarnación, el equipo firmó al veterano jardinero Austin Jackson que viene a darle profundidad al outfielder como backup del novato Tyler Naquin, quien irrumpiera exitosamente con la Tribu en 2016 y el receptor Erik Kratz, para reforzar la posición de mayor debilidad de la divisa.

Entre los jugadores que dejaron el equipo además de Mike Napoli, los jardineros Rajai Davis, Marlon Byrd y Coco Crisp y el inicialista venezolano Jesús Aguilar.

En el papel todo pareciera indicar que los Cleveland Indians tienen la primera opción para titularse en el centro de la americana.

Sin embargo, no debemos entender que el camino está totalmente allanado para la divisa de la ciudad donde está edificado el Hall of Fame del Rock and Roll, en una temporada tan extensa de 162 encuentros no se pude dar por descontado el éxito sin antes vencer a los acérrimos rivales de división.

Los Detroit Tigers y los Kansas City Royals lucen en primer término como los candidatos a aguarle la fiesta a los Indians y es que ambas divisas tienen argumentos para plantearle cara.

La divisa ubicada en Michigan, tuvo una temporada muerta muy poco activa sin adquisiciones que resaltar para reforzar su plantilla. Sólo la recontratación del receptor Alex Ávila el hijo del gerente general de la escuadra Al Ávila es lo único que comentar al respecto y es que el peso de una nómina tan costosa que se estima alrededor de 200 millones de dólares, significa que los dirigidos por Brad Ausmus, que en la zafra anterior fijaron un récord de 86-75, fundamentará sus esperanzas de acceder a la postemporada con la poderosa plantilla que tenían en 2016, aspirando que las lesiones no los castiguen.

Miguel Cabrera, siguen siendo la mayor referencia ofensiva que tiene los bengalíes. en una temporada “promedio” del triple Coronado del 2012, con un AVE.316, un OBP .393 y SLG.563, con 38 cuadrangulares y 108 carreras empujadas no hacen pensar que el declive del futuro miembro del Hall of Fame, que arribará a sus 34 años en abril, esté cerca.

Justin Verlander quiere mantener su nivel de Cy Young en 2017.

Justin Verlander quiere mantener su nivel de Cy Young en 2017.

Junto al venezolano, los bates del camarero Ian Kinsler, el designado Víctor Martínez, los guardabosques Justin Upton y J.D. Martínez y el antesalista Nick Castellanos parecieran garantizar un potencial ofensivo que en 2016 fijó un promedio colectivo de .267, válido para el tercer mejor promedio de las mayores y segundo detrás de los Medias Rojas en la Liga Americana.

En relación con su cuerpo monticular Justin Verlander, el novato del año Michael Fullmer y Jordan Zimmermann, son las bazas donde depositan la confianza el equipo de la ciudad del motor para lograr grandes cosas. Verlander, quien escoltó a Rick Porcello en el premio Cy Young de la Liga, coleccionó 16 triunfos con una efectividad de 3.04, quedando líder en la Americana en WHIP (1.01) y abanicados (254).

El cuerpo de abridores se debe ver fortalecido si el derecho Zimmermann firmado como agente libre el 30 de noviembre de 2015 por 5 años y 110 millones regresa sano de su lesión que sólo le permitió participación en 19 desafíos acumulando 105 1/3 entradas. Los abridores de Detroit, obtuvieron un aceptable desempeño en 2016 logrando 56 triunfos y una efectividad de 4.25 (quinta mejor de la Liga Americana).

Si Francisco Rodríguez, máximo salvador activo en las mayores (430 rescates), consigue una actuación similar a la de 2016, cuando logró 44 candados con una efectividad de 3.24. deberíamos contar con los Tigres para ser contendientes en la división si se mantienen alejados de la lista de lesionados.

Los Reales de Kansas City, por su parte afrontarán la temporada de 2017 con el conocimiento que probablemente será el último año que el núcleo de jugadores que consiguió participar en las dos Series Mundiales consecutivas, permanezca bajo la disciplina del equipo del estado de Missouri y es que Eric Hosmer, Lorenzo Cain, Alcides Escobar y Mike Moustakas podrán declararse agentes libres al término de la presente campaña.

Ned Yost y Eric Hosmer creen que tienen opciones de victoria en 2017.

Ned Yost y Eric Hosmer creen que tienen opciones de victoria en 2017.

Si ese panorama de agonía y nostalgia hacía difícil afrontar la venidera zafra, el devastador golpe sufrido el pasado 22 de enero con la muerte de Yordano Ventura que a los 25 años dejaba su vida en un accidente automovilístico en su Republica Dominicana, transforma esta temporada en una prueba de vida para los integrantes de la divisa real, que podrán tomar esta tragedia como un estímulo más allá del juego, para tener una gran campaña en honor a su colega fallecido.

Ahora bien ¿con qué herramientas cuentan los Royals para echar el resto en la nueva campaña?

El gerente general de los monarcas Dayton Moore, ha tenido que sortear filigranas, tomando en cuenta las limitaciones presupuestarias que un equipo de mercado mediano padece, en primer término llevó a cabo los traspasos de Wade Davis y Jarrod Dyson a los Cubs y Mariners respectivamente, cambiando presente (ambos jugadores también podrían declararse agente libre al concluir la presente temporada) por futuro, al recibir al guardabosques Jorge Soler de los actuales campeones mundiales y al lanzador Nathan Karns, de parte de los nautas.

La ofensiva de los Reales, apuesta por la plena recuperación de los jardineros Alex Gordon y Lorenzo Cain, quienes sufrieron lesiones que minaron su desempeño en 2016 y sobretodo la del antesalista Mike Moustakas que por la grave lesión sufrida en mayo de 2016 redujo su participación a sólo 27 encuentros.

Los Royals, que perdieron en la agencia libre al designado Kendrys Morales, quien se lleva sus 30 vuelacercas y 93 empujadas a Toronto, fue remplazado con el toletero Brandon Moss proveniente de los Saint Louis Cardinals.

La ofensiva es completada por el catcher venezolano Salvador Pérez y el inicialista Eric Hosmer, quienes vienen de sus mejores campañas en cuanto a jonrones en la zafra anterior.

El staff de abridores que unido a la sensible la perdida de Yordano Ventura, habían perdido a Edinson Vólquez contratado por Miami, se encontró con un líder surgido de las propias granjas cuando el zurdo Danny Duffy por fin tuvo una temporada que aguardaban en la ciudad de Kansas, coleccionando 12 victorias por solo 3 derrotas 3.51 de ERA y 1.14 de Whip, siendo el jugador de los Royals con mayor aporte de WAR (4.2) en la campaña y propinando 188 ponchados en 179 2/3 innings.

Motivados por la tragedia de Ventura, la gerencia general del equipo timoneado por Ned Yost, se movió de manera eficiente firmado a los agentes libres Jason Hammel y Travis Wood ambos provenientes de los Chicago Cubs, que pudieran conformar conjuntamente con Duffy, Ian Kennedy y el zurdo Jason Vargas, que viene recuperado de una lesión, el quinteto de abridores de los monarcas.

En relación al bullpen, pieza fundamental del éxito de la divisa en 2014-15, ante el traspaso de Wade Davis y la firma en la agencia libre con los Rockies de Greg Holland, queda el brazo del quisqueyano Kelvin Herrera como responsable para cerrar los partidos, esperando que el mexicano Joakim Soria lo haga mejor como preparador de lo que hizo en 2016.

Los Royals apuestan a su postrera oportunidad para arribar a la postemporada, habrá que esperar hasta julio de 2017 para ver si el grupo permanece unido hasta octubre o si no hay nada que buscar, probablemente varios serían los cambios que pudiera sufrir el equipo que hace vida en el Kauffman Stadium para apostar al futuro.

El colombiano José Quintana es uno de los pocos rostros reconocibles en los White Sox de cara a 2017.

El colombiano José Quintana es uno de los pocos rostros reconocibles en los White Sox de cara a 2017.

Futuro es lo que pueden presumir los Chicago White Sox, que en un par de días cedieron a su as del picheo el zurdo Chris Sale y a su jardinero central Adam Eaton, a los Boston Red Sox y a los Nationals de Washington respectivamente, y se hicieron de los servicios de varias futuras estrellas catalogados entre lo más granado de los prospectos de las Mayores.

Efectivamente, el 6 de diciembre de 2016, los patipálidos recibieron de Boston por Sale a los jugadores de Ligas Menores Luis Alexander Basabe, Víctor Díaz, Michael Kopech y el súper prospecto Yoan Moncada y, al día siguiente por Adam Eaton, recibieron de los capitalinos a Dane Dunning, Lucas Giolito y Reynaldo López. De esta pléyade de reclutas según el ranking de Baseball America, el IF Moncada es el número 2 y los lanzadores Giolito, López y Kopech están catalogados por la citada publicación como los prospectos número 25, 31 y 32, respectivamente, lo que avizora una sólida rotación de pitcheo de aquí a un periodo de tres años.

Sin duda que las granjas de los Medias Blancas dieron un salto de calidad extraordinario. Sin embargo, ello no disminuye las perspectivas que el equipo del sur de la ciudad de Chicago dispute en esta temporada el sótano de la división con los Mellizos de Minnesota.

El enorme hueco que dejó en la rotación Sale, pretenderá ser cubierto por el también siniestro Derek Holland proveniente de Texas con los cuáles tuvo un récord de 7-9, con una alta efectividad de 4,95. El número uno en la rotación probablemente será el zurdo colombiano José Quintana quien será acompañado del también zurdo Carlos Rodon y los derechos Miguel González y el alicaído James Shields.

En la ofensiva, se contará con los maderos del cubano José Abreu y del antesalista Todd Frazier que combinados lograron 65 estacazos de vuelta completa y empujaron 198 rayitas. Un jugador a observar es el campo corto de 23 años Tim Anderson que, en 99 desafíos fijara un promedio de .283, producto de 116 hits en 416 turnos al bate.

La temporada 2017 no luce para ser un año positivo para la tropa que dirigirá el americano de ascendencia hispana Rick Rentería en sustitución de Robin Ventura, puesto que luce como un año de transición para la formación de los interesantes prospectos que se levantan en las sucursales de la organización.

Los Minnesota Twins lucharán la presente campaña por no perder la enorme cantidad de derrotas que sufrieron en 2016. El equipo de las ciudades gemelas liderado por el nativo de Minnesota y Hall of Fame Paul Molitor cayeron en 103 ocasiones la mayor cantidad desde que el equipo fuera mudado desde Washington. Habría que remontarse a 1949 para encontrar a un equipo de esta franquicia identificada en su momento como los Senadores de Washington con un peor desempeño, cuando en dicha temporada tuvieron un récord de 50-104 como los últimos de la Liga Americana.

El camarero Brian Dozier es el mejor referente de la ofensiva gemela, al haber conectado 42 home runs y haber traído 99 carreras a la goma, secundado por el inicialista Joe Mauer antiguo MVP, a quien todavía le queda algo en el madero, pero ya no es el mismo de antes. Los mellizos necesitan que las estrellas en ciernes Miguel Sanó y Max Kepler ambos de 23 años, puedan desarrollar su potencial para que las posibilidades de abandonar el sótano de la división en la presente campaña se cristalicen.

Brian Dozier de Minnesota Twins resultó ser uno de los mejores pegadores de la competición el año pasado.

Brian Dozier de Minnesota Twins resultó ser uno de los mejores pegadores de la competición el año pasado.

El dominicano Sanó es dueño de un poder extraordinario, conectó 25 vuelacercas en 437 turnos (uno cada 17,48 turnos), pero debe mejorar su disciplina en el plato, puesto que le propinaron 178 ponches, recibiendo sólo 54 boletos. Por su parte el alemán Kepler en su primera temporada completa en las Mayores, logró 17 vuelacercas y 63 empujadas.

Los Mellizos adquirieron en la temporada muerta al receptor Jason Castro, al inicialista Ben Paulsen, el OF J.B. Shuck, y los lanzadores abridores Ryan Vogelsong, Nick Tepesch y Justin Haley (por Regla 5 de la agencia libre).

El propósito de la gerencia general de Minnesota con las adquisiciones de los citados lanzadores es mejorar el staff de abridores que en 2016 fue el que tuvo la peor efectividad en todas las Mayores con 5.39, un pésimo récord de 37 ganados y 71 perdidos y un WHIP de 1,47.

Ante este panorama de las franquicias que hacen vida en la División Central del joven circuito, la impresión en torno al equipo que se llevaría el banderín de la división apunta a los Cleveland Indians, quienes con certeza deben considerar este paso como el primer tramo para lograr el título que le ha sido esquivo por casi siete décadas.

0 Comentarios

Normas Mostrar