Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

Reflexiones sobre lo ocurrido en los partidos de Wild Card

PLAYOFFS MLB

Reflexiones sobre lo ocurrido en los partidos de Wild Card

Reflexiones sobre lo ocurrido en los partidos de Wild Card

AL BELLO

AFP

Lo que ha ocurrido en los dos vibrantes encuentros de Comodín no nos pueden dejar indiferentes y es momento de analizar lo ocurrido.

“A toro pasado todos somos toreros y sabemos torerar.” Lo que me respondía mi padre cuando le contaba lo que tendría que haber hecho y no hice.

Vaya error de Buck Showalter, no sacó a su Closer, uno de los mejores de la Liga, si no el mejor, Zach Britton, en la entrada que aparecieron los mejores bateadores de Toronto, y por eso se perdió el partido. Esa podría ser una parte de la historia, también ayudó bastante que en los cinco últimos innings los jugadores de los Orioles no consiguieran conectar ni un hit, ni uno solo, y si uno no consigue carreras es imposible ganar. Buck apostó al rojo y salió el negro, porque si la historia hubiera terminado diferente, y Ubaldo Jiménez hubiera conseguido dejar a cero a los de Toronto, y se ponen los de Baltimore por delante, y saca a Zach Britton en el último inning todos hubieran hablado de genialidad, pero el resultado, el maldito y único resultado nos da el veredicto.

Y llegamos al partido del Miércoles, y los Mets van empatados a cero en el último inning, y el entrenador de los Mets, Terry Collins, decide sacar a su Closer, Jeurys Familia, que había concedido un Home Run en toda la temporada regular, después de lanzar 77,2 innings, y en su casillero 51 Saves, 4 más que otros grandes closers como: Kenley Cansen, Mark Melancon y Zach Britton. Y este pedazo jugador concedió un Home Run con dos bases llenas, 0-3 para los San Francisco Giants y sin milagro los Mets fueron eliminados. Showalter hizo lo “incorrecto” y perdió, Terry Collins hizo lo “correcto” y perdió, ¿qué diferencia hay en el marcador? Ninguna.

Madison Bumgarner, el presente, 27 años, 9 Innings, 6 Strikeouts y 4 Hits. Para muchos el Señor Octubre, como el Señor Lobo te limpia la casa cuando tienes problemas y no sabes a quién recurrir. Un auténtico genio. Ha lanzado dos partidos completos en playoffs sin recibir ninguna carrera, ¿quién más lo ha hecho? Pues nadie, ha sido el primero.

Noah Syndergaard, el futuro con mucho presente, 24 años, 7 Innings, 10 Strikeouts y 2 Hits. Un partidazo que en condiciones normales le hubiera valido la victoria a su equipo, pero no fue así. Cuesta llegar a la cima, lleva dos años en la MLB y su nivel es excelente, pero lo terriblemente complicado es mantenerse durante años, y si no me creen se lo pueden preguntar a Tim Lincecum, cuatro años maravillosos, de los 24 a los 27 para después caer en una pendiente que de momento no ha encontrado fin.

En todos los lugares hay gilipollas, probablemente repartidos en los mismos porcentajes por todo el planeta tierra. Lo malo de estos es cuando salen al escenario, llevan una camiseta del equipo de tu ciudad y se dedican a hacer lo que mejor saben, el gilipollas. Uno de estos fue al estadio de los Toronto Blue Jays, Rogers Centre, y le dio por tirar una botella a Hyun Soo Kim cuando iba a coger un catch fácil. Así que los canadienses quedaron como unos borrachos que lanzan objetos al terreno de juego, y creo que esa no es la lectura correcta, lo que ocurrió fue que un gilipuertas atravesó las puertas de un estadio de béisbol. Dejar beber alcohol en los campos de juego o sueños no es el problema, el problema es no saber beber.

Y para terminar la mejor jugada, el catch de Curtis Granderson de los New York Mets, comiéndose la valla, -¿no les recuerda a la película “El Mejor”?-, y el gesto de Noah Syndergaard, continuamos en la lucha, continua la batalla, no nos rendiremos jamás.

0 Comentarios

Normas Mostrar