GOLF

Muere la leyenda del golf Arnold Palmer a los 87 años

Falleció a los 87 años en Pittsburgh tras ser ingresado por problemas de corazón. "Fue una figura que trascendió el golf", decía su amigo Nicklaus

Se fue el Rey. Arnold Palmer, el hombre que popularizó el golf en las décadas de los 50 y 60, el que llevó este deporte a los hogares de Estados Unidos en los comienzos de la televisión, falleció a los 87 años en Pittsburgh tras ser ingresado en el hospital por problemas de corazón. “Fue una figura que trascendió al golf”, coincidían Jack Nicklaus y Gary Player, sus compañeros del Big Three, el legendario trío que ahora queda huérfano sin Arnie.

De origen humilde, alistado en la marina, piloto de avión y con aspecto de estrella de cine, Palmer fue el icono que llevó el golf a las masas con su gran pegada y estilo de tipo duro de la época. Conquistó el US Open amateur en 1954 y comenzó su carrera profesional en 1955. Ganó 62 torneos, siete majors (cuatro Masters, dos British Open y un US Open) en los que arrastraba a miles de aficionados, muchos de ellos marineros y de clase popular. Fue el primero en la historia con más de un millón de dólares en ganancias.

Todavía en 2015 era el tercer deportista retirado con más ingresos. Porque, aparte de estratosférico nivel, Palmer supo llevar sus negocios con brillantez. Fue el primer deportista que firmó con el gigante de la representación IMG. Comercializó su propia marca en 1968, compró el campo de Bay Hill, donde organizó su propio torneo, y diseñó campos, ropa y hasta su propia bebida, una mezcla de limonada y té que ahora es muy conocida en EE UU (es normal pedir un Arnold Palmer). “El viejo Arnie ya estaba cansado”, decía Nicklaus sobre su amigo. Palmer se ha marchado, pero el legado de The King es interminable.