Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Bryce Harper da un paso atrás

Washington Nationals

Bryce Harper da un paso atrás

Bryce Harper da un paso atrás

AFP

Los Nacionales de Washington gozan de la tercera mejor marca en todas las Grandes Ligas pese al mal momento del MVP de la Liga Nacional.

México DF

Bryce Harper es un fenómeno, un tipo con ADN en forma de pelota. Y existe mucha evidencia que lo respalda. Debut y Novato del Año a los 19 años de edad. MVP unánime de la Liga Nacional con tan solo 23 años. Harper parecía haber alcanzado todo su potencial.

Y entonces apareció 2016.

Con la llegada de Daniel Murphy y Jayson Werth más saludable de lo que había estado en mucho tiempo, Harper se relamía los bigotes al finalmente gozar de protección en el orden al bate. Sin embargo, no ha sido el caso y el retroceso es evidente. Para muestra, un botón.

Tan solo en la segunda mitad de campaña, Brian Dozier, segunda base de Minnesota, tiene 24 cuadrangulares. Harper acumula 23 tablazos en toda la campaña. En su año de MVP, Harper se fue 42 veces para la calle. Luego de no haber conectado más de 22 en ninguna de sus tres temporadas previas, en las que para ser justo, tampoco superó los 140 partidos.

La salud nunca ha sido aliada de Harper, quien entre 2013 y 2014 apenas participó en un total de 218 partidos. Y es claro que no está al 100% esta temporada. No es normal que un jugador de su calibre pierda casi 80 puntos porcentuales de bateo de una temporada a la otra. Ochenta puntos porcentuales, tómense un segundo para meditar eso, la diferencia entre la línea Mendoza y un bateador de respeto.

Harper tuvo un inicio espectacular de campaña. En los primeros 18 partidos del calendario tenía nueve jonrones y 23 carreras remolcadas con un bateo de .323, esos son números de videojuego. Pero la realidad lo alcanzó, su promedio llegó a desplomarse hasta ubicarse en .235 para iniciar agosto.

Los números de poder no están presentes, pero no todo ha sido un paso atrás para Harper, quien por primera vez en sus cinco años de carrera acumula más bases por bolas que ponches en una campaña, lo que indica que tiene turnos de calidad, que no siempre se traducen en hits.

Pero hasta que Harper no retome el nivel de la temporada anterior, quedará la duda de cuál es su verdadero nivel, la monstruosa campaña de 2015 o los cuatro años anteriores de chispazos de talento. Harper evidentemente ha dado un paso atrás en 2016, y para los aficionados de Washington, solo queda la esperanza de que haya sido para tomar impulso.

0 Comentarios

Normas Mostrar