MLB

Análisis del pitcheo en la MLB (IV) – Con margen de mejora

Vamos a analizar hoy el rendimiento de un grupo de grandes lanzadores que, por alguna razón, están rindiendo por debajo del nivel que se les espera.

León
0
Análisis del pitcheo en la MLB (IV) – Con margen de mejora
Brad Penner USA Today Sports

Hay lanzadores que están considerados entre los mejores de las rotaciones de sus equipos pero cuyas estadísticas están por debajo de lo que habitualmente se espera de ellos. Sin embargo su rendimiento no puede catalogarse como malo sino como mejorable y sus equipos están deseando que en la segunda parte de la temporada vuelvan a ser los pitcher estrella capaces de aburrir a la ofensiva contraria y sumar victorias que les lleven directos a los playoff.

Adam Wainwright – Este es el típico caso de lanzador que ha mejorado ostensiblemente durante este mes de julio, concediendo sólo 3 carreras en sus últimas 29 entradas. Sin embargo los números que arrastra desde el mes de abril han sido lo suficientemente malos como para que su ERA esté en 4.09, lejos de sus números habituales que suelen estar por debajo del 3.00. De todas formas su mejoría en julio nos hace pensar que podemos volver a ver al Wainright de siempre en esta segunda parte del año y que su ayuda puede y debe ser fundamental a la hora de conseguir ver jugar de nuevo a los Cardinals en octubre.

Félix Hernández – Seattle Mariners sigue luchando por entrar en playoffs y ahora más que nunca necesitan la aportación del Rey Félix. No vamos a descubrir ahora que Hernández es un grandísimo pitcher así que, después de pasarse un mes de reposo por una lesión, su equipo espera de él que vuelva a aportar grandes tardes de gloria. Sus estadísticas no son del todo malas pero concede demasiados hits a los rivales, algo que en cuanto sea capaz de corregirlo le permitirá volver a ser tan dominante como en temporadas anteriores.

Justin Verlander – En Detroit sueñan con volver a ver al Verlander de 2011 y 2012. Y es que tras un par de años bastante erráticos el as de los Tigers ya empezó a dar muestras de recuperación la pasada temporada, y en este año se espera que mejore aún más estos números. Su ERA de 3.74 no es todo lo buena que a los aficionados les gustaría pero su mes de julio ha sido muy esperanzador, permitiendo solo 5 carreras en 27.2 entradas, aunque su porcentaje de embasado aún debe mejorar un poco más. Los Tigers están en lucha por el título de división y Verlander debe ser pieza clave para alcanzarlo.

Jeff Samardzija – Tras unos meses de abril y, sobre todo, mayo realmente de fábula, el pitcher de los Giants se ha venido abajo de forma realmente alarmante, acumulando desde entonces una ERA de 6.03 y permitiendo excesivos hits a sus rivales. El extraordinario rendimiento tanto de sus compañeros de rotación como de la ofensiva de San Francisco le está permitiendo maquillar esos malos números hasta alcanzar las nueve victorias, pero está claro que los Giants necesitan algo más de su tercer pitcher para volver a aspirar a ganar las Series Mundiales, que para eso estamos en año par y es lo que toca.

Scott Kazmir – Al pitcher de los Dodgers le está ocurriendo lo contrario que a Samardzija, va de menos a más. Y es que tras un inicio de temporada realmente malo, un poco como continuación de su final de temporada en Houston, parece que va recuperando su mejor forma, aunque sin ser tan dominante como espera su equipo. Deberíamos esperar a ver si su rendimiento vuelve a ser similar al de los Athletics de la primera mitad de 2015, pero echando un vistazo a sus estadísticas de años pasados mucho nos tememos que la excepción fue ese 2015 y que sus números actuales están más en consonancia con su historial. En Los Angeles esperan que esto cambie porque de no ser así, las posibilidades del equipo de estar en playoffs pueden resentirse en demasía.

Michael Pineda – Los números del dominicano están siendo realmente malos y no nos equivocamos si decimos que está siendo el peor pitcher de una rotación que no le está funcionando nada bien a los Yankees. Es cierto que aún es joven y que su margen de mejora es muy amplio, pero tras pasar muchos meses lesionado durante la temporada anterior se esperaba que este fuera el año de Pineda, que volviera a mostrar el dominio sobre la lomita que hizo que los del Bronx se fijaran en él. De momento no está siendo así, aunque en su descargo hay que decir que la ofensiva de su equipo no está colaborando tampoco en salvar resultados. Pero el que hace unos días fuese capaz de dejar a la poderosa línea de ataque de Baltimore a cero es un signo para la esperanza de que Michael Pineda aún no nos ha mostrado de lo que es capaz.

Ervin Santana – Ser lanzador del peor equipo de la Liga Americana no es nada fácil. Los Twins no se parecen en nada a aquel equipo que el pasado año a punto estuvo de colarse en playoffs y ya están pensando en la renovación, y Ervin Santana puede ser moneda de cambio para ella. Y es que tras un mal inicio de campaña su último mes y medio ha sido realmente brillante, llegando a coquetear con un no hitter frente a Oakland y consiguiendo bajar su ERA hasta 3.93. Varios equipos están siguiéndole de cerca y podríamos verle fuera de Minneapolis en pocos días.

Jordan Zimmermann – Fichado desde los Nationals como escudero de lujo del gran Verlander, Zimmermann no está cumpliendo, de momento, con las expectativas creadas. Sus números son los peores desde el 2010 tanto en porcentaje como en embasado, creando así demasiadas oportunidades a sus rivales para anotar carreras. Tampoco el número de ponches conseguidos es para estar contento, pero también hay cosas positivas en su pitcheo, como el escaso número de homeruns concedidos (ocho) o las nueve victorias que ya tiene en su haber. Lesionado desde primeros de julio, el equipo espera recuperarlo a primeros de agosto y que este tiempo de recuperación le haya servido para afianzar su juego y poder mostrar todo su potencial, que es mucho.

Yordano Ventura – Su temporada está siendo la más irregular de las cuatro que lleva en la MLB, alternando actuaciones brillantes con otras verdaderamente penosas. Hay veces que se descentra en los partidos y eso le acaba pasando factura. Los Royals, que aspiran a revalidar el título mundial conquistado el pasado año, necesitan que el dominicano se centre y que no conceda tantas oportunidades a sus rivales. Y es que, por ejemplo, ya ha concedido este año tantos homerun como en todo el año pasado y su ERA de 4.99 es lo suficientemente alta como para que su equipo esté preocupado. Posibilidades de mejorar tiene, porque su potencial es muy elevado, pero lo que todo el mundo duda es si será capaz de hacerlo en los dos meses y pico que aún quedan de liga regular.

Yu Darvish – Sólo ha jugado cinco partidos tras pasarse todo un año en blanco por una cirugía Tommy John, pero el astro japonés es uno de esos jugadores que todo el mundo querría tener en su equipo. Es verdad que no ha iniciado la temporada de forma brillante, pero nadie duda de que va a ir a más. Su equipo le está mimando y trata de que su brazo no se sobrecargue con excesivos lanzamientos, por lo que aún no ha llegado a los 100 pitcheos en ningún encuentro de esta temporada. Pero si el japonés ha demostrado algo en los años que lleva en la MLB es que es un auténtico fuera de serie, así que preparémonos para ver al mejor Darvish en lo que queda de temporada y, sobre todo, en unos playoff en los que la combinación Darvish-Hamels-Lewis puede ser letal para la ofensiva de sus rivales.

Gerrit Cole – Tras un mes de junio titubeante, los Pirates están de vuelta y necesitan a sus pitcher en plena forma para pelear en la división más complicada de todas las de la MLB. No sabemos si en la mala racha de los de Pittsburgh influyó la lesión de Cole (algo afectaría, sin duda), pero ahora que está de nuevo con los suyos es el momento de que demuestre el poder que atesora su brazo y para ello ha de mejorar el porcentaje de hits que concede en cada partido (más de uno por entrada). En cuanto arregle este “problemilla” su nivel puede dispararse de forma similar al de la pasada temporada.