AFC SUR

Así es el ataque de los Indianapolis Colts **

Un ataque que empieza y acaba en Andrew Luck. Si el quarterback está a tope es un ataque demoledor en el juego aéreo.

Madrid
0
Así es el ataque de los Indianapolis Colts **

Coordinador ofensivo: Rod Chudzinski **

Chidzinski tuvo su oportunidad como entrenador jefe en los Cleveland Browns, con el resultado que tienen todos los entrenadores jefes en los Cleveland Browns. Pagano le repescó para su proyecto y, una vez amortizado Pep Hamilton, con el que nunca congenió, le ha dado las llaves del ataque. Objetivo uno: que Luck no reciba golpes.

Su gran estrella: Andrew Luck

Puede haber dudas sobre el equipo construido a su alrededor, sobre su exceso de confianza, sobre su tendencia al riesgo, sobre su poca defensa ante las lesiones... pero Andrew Luck sigue siendo un pasador excepcional y un jugador sobre el que orbita todo, y digo todo, el futuro de la franquicia en el campo.

Estrella ofensiva: T.Y. Hilton

El mejor receptor de los Colts es también su mejor arma ofensiva. Entiende, a la perfección, el juego de Luck, y se le ofrece en velocidad y quemando en profundo a los incautos cornerbacks que le persiguen.

Quarterbacks ****

Luck es el alfa y el omega de los Colts. Hay quien le acusa de pistolero, de no siempre tomar las mejores decisiones. Y no les falta razón. Pero si está en forma, Luck puede rendir al nivel de los cinco mejores de la liga. En sus tres primeros años, con equipos que en condiciones normales no habrían pasado de mediocres, arrasó en la AFC Sur y se plantó en una final de conferencia. En la cuarta, lastrado por las lesiones y por una línea de ataque incapaz de darle siquiera unos segundos, los Colts pagaron el precio: los Texans les robaron la división. Esta offseason se ha hablado más de su contrato que de su recuperación, pero es esto último de lo que depende la temporada de Indianapolis. Todavía más ahora que su suplente ya no es un veterano fiable como Hasselbeck.

Línea ofensiva **

Que la línea ofensiva de los Colts era un problema ya lo tenía claro el front office hace un año. Y hace dos. Incluso tres y cuatro. Desde 2011, cuando Indianapolis eligió a Castonzo, se ha elegido en el draft a Ijalana, Thornton y ahora Ryan Kelly, y se fichó además a Mike McGlynn, Donald Thomas, Joe Reitz y Todd Herremans en la agencia libre. Los resultados: discretos. Por no decir malos. Este año los fichajes no estarán sobre el campo, sino en la banda. Joe Philbin, ex head coach de Miami, será el responsable de mejorarla. Que nadie se asuste por su historial como entrenador jefe: en su currículum está un pasado como responsable de una buena línea en Green Bay. Además del estilo que probablemente necesita Luck: bloqueo zonal y muy móvil. Los informes sobre Ryan Kelly son además muy positivos, y si Castonzo vuelve a su mejor nivel, aunque no sea una estrella, Indianapolis habrá avanzado mucho en la resolución del problema.

Corredores **

Si alguien quiere poner en duda a Frank Gore a estas alturas, que lo haga bajo su propia responsabilidad. Pero es cierto que en 2015 empezó a dar los primeros síntomas de declive. Su promedio de yardas por intento bajó de cuatro por primera vez en su carrera. Para complementarle ha llegado Robert Turbin, que en Seattle mostró algunos destellos, pero pasó en 2015 por Cleveland y Dallas sin pena ni gloria. Luck seguramente necesitaría algo más consistente a su lado.

Receptores ****

En 2015 los Colts apostaron por rodear a Andrew Luck con cuantas más opciones de pase mejor. Y entre ellas un veterano de mil batallas como Andre Johnson, que sumó estadísticas, pero estuvo en general tan gris como el resto del equipo. En vista del resultado, este año Indianapolis ha decidido hacer lo contrario: el juego de pase se concentrará en tres jugadores. Han dejado marchar a Johnson y también a Coby Fleener, tight end, pero pieza clave en el juego de pase. Y todo se centrará en tres jóvenes que, si dan lo que prometen, pueden ser algo parecido a lo que Marvin Harrison, Reggie Wayne y Brandon Stokley fueron para Peyton Manning (salvando las distancias). Moncrief es el receptor alto, grande, físico. Hilton y Dorsett más bajitos, habilidosos y sobre todo rápidos. De los que estiran y abren las defensas rivales. La incógnita es Dorsett, elegido en primera ronda en 2015, pero que rindió muy por debajo de lo esperado.

Tight ends **

Los Colts tenían dos tight ends jóvenes que terminaban contrato esta pretemporada, y por tanto una decisión que tomar. ¿Quedarse con Fleener y sus casi 500 yardas de pase? ¿O con Allen, menos espectacular como receptor, pero mucho más sólido bloqueando? Optaron por lo segundo, y con esa línea de ataque nadie puede culparles. Su escudero será Jack Doyle, otro tight end especializado en los bloqueos, hasta el punto de que ocasionalmente se alinea como full back.

PUEDES DESCARGAR EL PDF PINCHANDO AQUÍ

PREVIA DE LA TEMPORADA DE LOS COLTS
ASÍ ES EL ATAQUE DE LOS COLTS
ASÍ ES LA DEFENSA DE LOS COLTS
ASÍ SON LAS TRIPAS DE LOS COLTS
LOS COLTS 2016 EN FANTASY