Jon Rahm: la nueva ilusión del golf español

A las 8.40 de la mañana, a solo unos metros del Capitolio, Jon Rahm dará su primer golpe en competición oficial como jugador profesional. Atrás habrán quedado días y noches en el Club de Golf de Larrabea a la luz de un pequeño foco practicando cuando solo era un niño, un carácter indómito que provocó algunas noches de insomnio de Edorta y Ángela, sus padres, preocupados por encauzar la fuerte personalidad del pequeño, cuatro años de universidad en Arizona State pulverizando algunos de los récords.

Deja en su camino también cinco apariciones en torneos profesionales en los que hubiera acumulado 489.363 dólares si su estatus amateur se lo hubiese permitido.

Desde el lunes Adidas aparece en su ropa, Taylor Made en su bolsa, compartiendo protagonismo con un enorme escudo de su Atletic de Bilbao con otro de los 'Diablos del Sol' como se conoce a los jugadores de Arizona State. Es su agradecimiento a una etapa crucial en su vida en lo que todo ha sido evolución. A los pocas semanas de llegar, estuvieron a punto a retirarle la beca por su nivel de inglés, y el lunes se desenvolvía en la sala de prensa en el torneo de Tiger muchos mejor que muchos jugadores nativos americanos.

El juego de Jon es espectacular, pero su cabeza es una de las más privilegiadas del deporte, y todo con solo 21 años. Lo tiene todo, ahora solo necesita paciencia para establecerse con los grandes. Su carrera, su historia empieza a escribirse hoy.