Fue solo un mal despertar

Pese al mal despertar en los últimos hoyos de Oakmont, sorprende ver a Sergio García con relativo optimismo aún estando a siete golpes del líder."Esto es un Us Open, pueden pasar muchas cosas"- sentenciaba. Independientemente de sus posibilidades de ganar, algo ha cambiado en la actitud de Sergio y es un cambio que me gusta.

Pero en España muchos le seguirán lapidando; probablemente lo hayan hecho en los 70 'Grandes'que ya ha disputado, 67 de ellos de forma consecutiva, ensañándose en cada uno de los 20 top-tens. Probablemente también lo hicieron antes de cada una de las veinte victorias que tiene el de Castellón. No es suficiente. Tampoco lo es que siendo amateur debutes en un grande y firmes +6 en la primera jornada de un Us Open. Es lo que tienen la redes, la ignorancia y el dedo fácil. Algunos han tenido que borrar mensajes después del histórico corte conseguido.

Sergio García.

Por cierto, haga lo que haga Jon Rahm hoy, solo me permito recordarles un dato estadístico, el debut de algunos jugadores en 'Majors' siendo amateurs; (Tiger Woods quedó en el puesto 41 en el Masters de 1995, Phil Mickelson, 29 en el Us Open de 1990, o Jack Nickalus (Us Open 1957) Arnold Palmer (Us Open 1953) o Sergio García (Open Championship 1996) fallaron el corte.Algún motivo de crítica encontrarán algunos en que Rafa Cabrera tenga a tiro un puesto entre los 10 primeros y cada vez más cerca su debut en la Ryder Cup.Nunca será suficiente.

No tengo nada en contra del orondo y feliz irlandés Lowry (líder con cuatro golpes de ventaja), pero mi cabeza no puede evitar rememorar el cuádruple bogey de Jordan Spieth en Augusta este año, el colapso del especialista en estas lides, Dustin Johnson en este mismo torneo hace seis años, los seis golpes desperdiciados en los segundos nueve del Masters de 1999 por Greg Norman, o el famoso y cruel hoyo 18 de Carnoustie de Jean Van de Velde en el Open de 1999 donde perdió tres golpes de ventaja y el torneo. Menos mal que no eran españoles. Si ganar es siempre complicado, en un 'Grande' más, y en un Us Open, una hazaña.º

Shane Lowry no ha gastado todavía su cuota de sufrimiento previsto para este Open, como tampoco ha apurado la USGA las condiciones extremas de Oakmont. Creo que esta tarde nos toca vivir un poco de todo esto y sobre todo mucho espectáculo.