EL CAMPEÓN LUCE MALTRECHO

Andan (muy) mal, pero no den por muertos a los Reales

Kansas City ha sufrido 7 derrotas al hilo, la segunda peor racha entre los últimos 6 campeones de Grandes Ligas, y aún así son segundos en su división.

0
Andan (muy) mal, pero no den por muertos a los Reales
Patrick McDermott AFP

Refrendar un título de Serie Mundial no es sencillo, pero los Reales de Kansas City parecen dificultarse la misión por sí mismos.

Sin embargo, pese a estar sumergidos en una racha de siete derrotas, los campeones defensores de la Serie Mundial no están en mala posición al marchar en el segundo lugar de la División Central de la Americana.

Es una de esas situaciones en las que, según la perspectiva, el vaso se ve medio lleno o medio vacío.

Aunque siete derrotas consecutivas parecen demasiadas, la racha negativa de Kansas City no es la peor que han experimentado los últimos seis campeones de las Mayores, incluidos los Reales.

En 2014, Boston, campeón de la Serie Mundial en el Clásico de Otoño del año anterior, sufrió 10 derrotas al hilo, las cuales cavaron un hoyo profundo del que los Medias Rojas ya no pudieron salir.

Con siete, la racha de derrotas de los Reales es la tercera más larga entre los últimos seis campeones, detrás de los 10 juegos perdidos de Boston en 2014 y ocho reveses de San Francisco en 2015.

En 2013, los Gigantes dejaron en seis su peor cadena de juegos perdidos y no llegaron a Playoffs. Un año antes, la racha más larga de derrotas de San Luis fue de cinco juegos, pero los Cardenales llegaron a postemporada y llegaron hasta la Serie de Campeonato, mientras que en 2011, San Francisco dejó en cinco su peor cadena de derrotas y tampoco llegó a Playoffs y en 2010, los Yankees perdieron cuatro al hilo y avanzaron hasta la antesala del Clásico de Otoño.

La posibilidad de defender su título en Playoffs es real aún para los Reales, más si se considera que aún con siete derrotas consecutivas, marchan en segundo lugar de su sector, pero la tarea no es sencilla.

A diferencia de 2014 y 2015, los Reales han tenido que lidiar con ausencias por lesiones de jugadores clave como el catcher venezolano Salvador Pérez, el jardinero Alex Gordon y el tercera base Mike Moustakas.

Y su desempeño con el bat está lejos de la eficiencia que demostraron las últimas dos campañas con una evidente impaciencia y ansia en el plato, lo que se demuestra en su anémico promedio de carreras 1.1 durante la mala racha.

Esa cifra es la peor entre las rachas perdedoras más largas de los últimos seis campeones y el promedio de carreras recibidas de Kansas City (6 por partido) es el segundo más alto, sólo detrás del 6.8 de los Cardenales durante sus racha de cinco reveses en 2012.

Si en la caja de bateo hay ansiedad, en la loma no hay eficiencia con una rotación en la que ningún abridor tiene marca ganadora y en la que Ian Kennedy es el que tiene mejor efectividad con 3.44.

Los Reales tienen serios problemas –sin incluir la inmadurez y baja notable de juego del lanzador dominicano Yordano Ventura-- que los obligan a ser un actor importante en el periodo de cambios para adquirir a un pitcher abridor y un bat explosivo.

La temporada es larga aún y seguramente los Reales mejorarán su desempeño, el cual, hasta ahora, ha estado lejos de ser el de un equipo campeón.