Competición
  • Champions League

CAMPEÓN DE LOS PESADOS

Anthony Joshua disputa a Fury el reinado en Gran Bretaña

Después de Henry Cooper (que nunca tuvo el título), Frank Bruno o Lennox Lewis, Gran Bretaña presume otra vez de campeones de los pesos pesados. Tras Tyson Fury llegó el turno de Anthony Joshua, de 26 años, oro olímpico y con un récord de 16-0.

Anthony Joshua disputa a Fury el reinado en Gran Bretaña
Reuters

En las entrañas del O2 Arena de Londres hay estos días una exposición sobre Muhammad Ali, El Más Grande. El sábado pasado, los más de cien objetos del campeón reunidos allí, entre ellos el famoso guante roto del combate contra Henry Cooper en Wembley en 1963, se tambalearon cuando un estruendo anunció un nuevo campeón sobre el ring de un abarrotado pabellón de 20.000 personas.

Anthony Joshua, un chico de Watford hijo de inmigrantes nigerianos que se autoproclama como Campeón del Pueblo, acababa de tumbar a Charles Martin en el segundo asalto para convertirse en monarca mundial de los pesados (FIB). Un perfecto atleta de 1,99 metros y 108 kilos que cuatro años antes se había colgado el oro olímpico del superpesado en Londres frente a Cammarelle, lo que le valió ingresar en la Orden del Imperio Británico.

Con sólo 26 años y 16 combates profesionales (todos ganados por KO, 14 en los dos primeros rounds), los británicos vuelven a soñar en el boxeo con Joshua. Después de nombres como Henry Cooper (nunca fue campeón), Frank Bruno o un grande como Lennox Lewis, ahora presume de dos campeones de los pesados: el histriónico Tyson Fury (27 años, de la WBA y la OMB, invicto en 25 combates) y The People’s Future Champion. El cinturón del CMB lo luce el estadounidense Deontay Wilder (30 años, 36-0 con 35 KO’s).

Joshua nació en Watford y con 17 años se trasladó a Londres. Le gustaba el fútbol y presume de haber marcado menos de 11 segundos en los 100 metros. Una bomba. “Si no fuera por el boxeo, estaría entre rejas”, contó para The Sun. Antes de Londres 2012, tuvo problemas con la justicia cuando le encontraron marihuana en su Mercedes. Tras su éxito olímpico, la promotora Matchroom no tardó en convencerle para dar el salto y ahora se le presenta como un deportista modelo.

“La gente quiere sangre y yo no tengo ningún problema en ofrecérsela”, afirma Joshua, que sabe que el marketing suma en el boxeo. “En Inglaterra hay mucho dinero, pero iremos a Estados Unidos a por un poco más”, anuncia su promotor, Eddie Hearn. El combate contra Charles ya se emitió allí por HBO.

“Tiene potencial para convertirse en el deportista británico mejor pagado. Su combinación de atleticismo y poder va a interesar a muchas compañías”, adelanta el experto en marketing Andy Sutherden en Sky. “Todavía no es hora de que Joshua se mida a Fury o David Haye. El combate frente a Martin era una buena oportunidad para hacerse con el cinturón: aún debe aprender”, le aconseja Lennox Lewis. Pero un tsunami se ha desencadenado...

En marcha la revancha Fury-Klitschko

Tyson Fury, el Rey Gitano de verborrea fácil, movió los cimientos del boxeo cuando derrotó a Wladimir Klitschko en noviembre pasado en Dusseldorf. Acabó con un reinado de diez años por decisión unánime. Enseguida se puso en marcha la maquinaria para una revancha millonaria. Y ayer se hizo oficial la fecha y el lugar: el 9 de julio en el Manchester Arena. Fury es muy fan del United.

Mourinho bajó al vestuario a felicitarle

Jose Mourinho fue uno de los personajes que estuvieron en el ringside del O2 Arena. El exentrenador del Real Madrid bajó luego a los vestuarios a felicitar a Joshua. Y al momento comenzaron las bromas por las redes sociales de los aficionados del United, equipo por el que podría fichar. “Se comenta que ha ofrecido a Joshua ser el próximo central”, tuiteaba un aficionado.