La semana de los latinos en las Grandes Ligas

Starlin Castro: dos juegos y ya hizo historia con los Yankees

El dominicano ha sido uno de los latinos más destacados en este inicio de temporada. David Ortiz, Robinson Canó, Yasiel Puig y Víctor Martínez también arrancaron con todo.

Miami
0
Starlin Castro: dos juegos y ya hizo historia con los Yankees
Julie Jacobson AP

Luego de tantos meses de espera, finalmente se dio inicio a una nueva temporada del mejor béisbol del mundo, y vaya manera de empezar. En esta primera semana hemos visto de todo: jonrones por doquier, jugadas espectaculares, polémica y varios jugadores debutando por todo lo grande con sus nuevos equipos, uno de ellos, Starlin Castro.

El joven dominicano, quien viene de participar en sus primeras seis temporadas como grandeliga con los Cachorros de Chicago, llegó a Nueva York con el objetivo de cubrir la segunda base, posición por la que han pasado gran cantidad de jugadores en los últimos años sin poder establecerse en el equipo dirigido por Joe Girardi, y aunque Castro ya ha demostrado en su corta carrera de lo que es capaz con el madero, nadie esperaba un arranque tan explosivo.

En sus primeros dos juegos en el Bronx, el de Monte Cristi no ha tenido compasión alguna con el cuerpo de lanzadores de los Astros de Houston, conjunto que eliminó a los neoyorquinos la pasada temporada en postemporada. En apenas ocho turnos oficiales al bate, Castro acumula siete carreras impulsadas, la cifra más alta en ese período para cualquier jugador en la historia de los Yankees.

Producción ofensiva es algo que al equipo más ganador en la historia de este deporte le ha faltado últimamente, pero si Castro sigue respondiendo, Texeira se mantiene sano, y el resto de los jugadores claves como McCann y Beltrán pueden tener una campaña decente, combinado con un gran bullpen, Los Yankees se perfila como uno de los favoritos en la Liga Americana.

 

Dominicana lo tiene todo

No sólo Castro está teniendo una primera semana de ensueño, Robinson Canó con cuatro cuadrangulares y siete remolques en tres compromisos tiene a los aficionados de Seattle muy contentos, y más aún, a la Directiva del equipo. Luego de firmar un contrato por 10 años y 240 millones de dólares, la organización espera de él mucho más de lo que dio la temporada pasada.

David Ortiz y Juan Nicasio tampoco perdieron tiempo para empezar a poner numeritos. Ortiz, quien se despide como pelotero al final de la campaña, ya la despareció par de veces en sus primeros dos juegos, alimentando la idea de que aunque ya ha anunciado oficialmente su retiro, aún tiene mucho que dar.

Nicasio, por parte, debutó con los Piratas y lució dominante en su apertura durante seis entradas ante los Cardenales de San Luis, haciendo batería con el venezolano Francisco Cervelli, quien a su vez contribuyó en la victoria de Pittsburgh 5-1 con doblete remolcador de dos.

 

Poder desde la banca

Justo antes del inicio de la temporada, Brad Ausmus, mánager de Detroit, hablaba con la prensa de los diferentes planes que tenía para mantener a Víctor Martínez en la alineación de los Tigres (usualmente el bateador designado del equipo) al tener que debutar en casa de los Marlins, equipo de la Liga Nacional donde el lanzador debe batear. En definitiva, V-Mart inició ambos compromisos desde la banca, factor que no impidió el protagonismo del venezolano.

Martínez se convirtió en apenas el sexto criollo de la historia en conectar un cuadrangular en sus dos primeros juegos de la temporada, en ambas oportunidades saliendo como bateador emergente, situación complicada para cualquier pelotero que esté acostumbrado a jugar todos los días.

A partir de este viernes, cuando los Tigres debuten en casa, seguramente todo volverá a la normalidad y veremos a Martínez en la alineación titular del conjunto felino.

 

Hablando con el bate

El controversial Yasiel Puig es conocido por su ‘’mala conducta’’ dentro y fuera del terreno, muchas veces opacando el gran talento del cubano. El jardinero derecho de los Dodgers ha pecado en par de oportunidades al hablar de más en entrevistas, metiéndose en problemas.

No obstante, el joven de 25 años se ha encargado en este inicio de temporada de callar a todos, sin decir una palabra. Puig ha dejado que su bate hable por él, y en tres encuentros exhibe promedio de .692, incluyendo dos triples, jonrón y cuatro traídas al home. Esto es precisamente lo que se espera de un jugador de su calibre, que aunque tuvo un 2015 bastante flojo, inicia como titular y con toda la confianza del dirigente de los californianos, Dave Roberts, quien ha asegurado que Puig será pieza clave en las aspiraciones de Los Ángeles este año.