Aquí se controla todo menos la meteorología

Masters de Augusta 2016 en directo

El Masters de Augusta es un torneo de tradiciones; La de la cena de campeones los martes, el concurso de pares tres los miércoles, el golpe inaugural el jueves, los sándwiches de pimiento y queso a dólar y medio. Es un torneo monocromático; la chaqueta verde, las sillas son verdes, el envoltorio de los sándwiches es verde, hasta el fósforo de las cerillas es también verde. Es el torneo de las prohibiciones; el móvil, no se puede correr, no se permite la exhibición de banderas o símbolos, se controlan los comentarios de la prensa y si hay alguno inapropiado, muy gentilmente te invitan a devolver la acreditación de por vida, te sugieren los hastags que debes utilizar...

De las pocas cosas que no se controlan en Augusta es la meteorología y parece que desde el jueves viviremos un Masters diferente, poco tradicional e incontrolable. La lluvia dará paso al viento, que con rachas que podrían llegar hasta los 50 kilómetros por hora, competirá por convertirse en el principal protagonista.

Este invitado puede cambiar por completo el esquema inicial del torneo y ampliar la nómina de favoritos de forma considerable.

Con viento o sin él Rafa Cabrera-Bello asimila su primera participación y absorbe como una esponja todos los consejos que le van llegando - "el motivo por el que me hice jugador de golf es éste-" confiesa Rafa, que recuerda como siendo un niño aquella primera victoria de José María Olazábal en el Masters del 94 le hizo convencerse de que quería ser golfista. Olazábal, que por lesión se pierde este Masters, si estuvo presente en forma de mensaje en la barbacoa texana de la cena de campeones que sirvió Jordan Spieth. El norteamericano Ben Crenshaw fue el encargado de leer un emotivo mensaje del español disculpando su ausencia.

Rafa Cabrera, al igual que su ídolo Olazabal siempre se distinguió como un chico maduro. "De niño era como un señor mayor"- recuerda su padre. Cabrera-Bello arrasó en todos los campeonatos nacionales y en su paso al profesionalismo, sin aspamientos, fue cumpliendo etapas y creciendo como jugador de temporada en temporada, torneo tras torneo.Su explosión definitiva es cosa del último mes que le ha llevado hasta ser el trigésimo tercero mejor jugador del Mundo.

Augusta suele cobrar la falta de inexperiencia, pero en un torneo roto con banderas flamantes a eolo, las opciones de Cabrera-Bello ganan enteros. Normalmente, en la historia del Masters, ninguno de los grandes nombres había rendido a buen primer los dos primeros años de competir en Augusta National. Hasta que en 2014 llegó Jordan Spieth y terminó segundo en 2014 para el año pasado, en 2015 se puso su primera chaqueta verde, este año el torneo no empezó bien para Jordan. Primer contratiempo; en el campo de prácticas al romper la cara de su driver, para el que busca ya sustituto a contrarreloj.

También se mueve bien en condiciones ventosas Sergio García. Su récord es escalofriante, 66 Majors disputados de forma consecutiva. Augusta no es el campo preferido de Sergio y no está su semana de mayor motivación, pero tiene tanto juego el de Castellón que siempre tiene que estar en las quinielas de favoritos. De momento esa presión se la dejamos a nombres como Jason Day, Jordan Spietho Rory Mclroy.