Competición
  • Europa League
  • Euroliga
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Alba Berlin ALB

-

Fenerbahce FNB

-

Anadolu Efes IST

-

Maccabi TEL

-

CSKA CSK

-

Los Panthers se han ganado ser tenidos en cuenta

Los Panthers se han ganado ser tenidos en cuenta

 Es curioso, prácticamente nadie da un duro por los Carolina Panthers, a pesar de que han ganado los dos últimos años su división, a pesar de que ningún equipo (New Orleans incluido) ha conquistado tantas veces como ellos (cuatro) el Sur de la NFC, a pesar de que se mantienen imbatidos… Quizá la victoria en Seattle, contra unos Seahawks que siempre los habían acabado doblegando –playoffs incluidos-, puede ser el punto de inflexión en la mentalidad de muchos analistas, aunque por lo escrito esta semana en varios diarios americanos tampoco lo parece. La situación no es nueva para los Panthers, así que sus fans de @PanthersEsp pueden mantener la calma y esperar que las opiniones de los grandes gurús del fútbol americano profesional acaben cambiando ante la evidencia.

Los Panthers siempre han sido clasificados de underdogs, antes siquiera de tener nombre y colores. Cinco plazas se disputaban dos nuevas franquicias de la NFL, que debían comenzar a jugar en la temporada 1995: Baltimore, St. Louis, Tennessee, Jacksonville y Carolina. Las tres primeras partían como grandes favoritas. Nadie daba un duro por los Panthers…

Sin embargo, Jacksonville y Carolina dieron la gran sorpresa y vencieron a las otras tres, que tampoco renunciaron a sus deseos de albergar fútbol americano profesional y compraron a Browns (Ravens porque la ciudad de Cleveland logró registrar el nombre), Rams y Oilers (más tarde Titans porque el nombre que se utilizaba en Houston no tenían vínculo alguno con Tennessee). Tanto Panthers como Jaguars comenzaron con gran fuerza, llegando hasta la final de conferencia en solo su segundo año. Jacksonville perdió en New England y Carolina, liderada por el gran linebacker central, Sam Mills, lo hizo en Green Bay, ante los Packers del genial Brett Favre.

Los Jaguars mantuvieron la fuerza un tiempo, pero fueron perdiendo gas con el paso de los años, convirtiéndose en una de las franquicias más endebles de toda la liga. Los Panthers, por su parte, se han mantenido en la élite. Con el ex quarterback de los Frankfurt Galaxy Jake Delhome convertido en estrella, dejaron en la cuneta a los espectaculares Rams, en una legendaria prórroga disputada en St. Louis, que decidió el entonces jovencísimo Steve Smith. En la Super Bowl de 2004, se enfrentaron a los poderosos New England Patriots. Por supuesto, nadie daba un duro por los Panthers, pero a falta de 68 segundos, el marcador estaba empatado a 29 y solo un field goal de Adam Vinatieri, sobre la bocina, pudo detener a Carolina.

Estos Panthers son diferentes, pero mantienen aquel espíritu. Nadie daba un duro por Cam Newton ya en su etapa de Auburn, pero el quarterback ganó el título de la NCAA, el trofeo Heisman y fue escogido por Carolina con la primera selección del draft de 2011. Desde entonces, se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la NFL. Como Newton, también tendríamos que destacar en la defensa al linebacker central Luke Kuechly, por quien muy pocos apostaban, o al gran entrenador Ron Rivera, un hombre tranquilo que no ofrece los titulares que consigue Rex Ryan, pero que es mucho mejor entrenador, aunque los periodistas no lo destaquemos prácticamente nunca.

Greg Olsen, TE de Carolina Panthers, es una pieza fundamental en el juego ofensivo de los Panthers.

¿Qué queréis que os diga? A mí el domingo los Panthers me convencieron. Greg Olsen es el tight end más importante para su equipo de toda la liga, más aún que Rob Gronkowski. Jonathan Stewart corre tan duro como cualquier otro. Newton, a pesar de no tener receptores de nombre, sabe mover la pelota. La defensa, bajo la tutela de Rivera, es tan agresiva como la que más. No sé lo que nos deparará el resto de la temporada, pero pienso que cometeríamos un grave error si, en el grupo de favoritos, no empezamos a contar con los Panthers.

Cinco cosas que pienso:

1. Pienso que el nivel de la defensa de los Broncos es impresionante: cuatro touchdowns en seis semanas se dice fácil…

2. Pienso que de la forma en que están jugando Philip Rivers y Peyton Manning es injusto que, en la misma división, el equipo del primero ostente una marca de 2-4 y el del segundo vaya imbatido con 6-0.

3. Pienso que quien tenga Game Pass debe detenerse un momento a ver los partidos de los Texans. Contemplar el juego de DeAndre Hopkins es todo un espectáculo. Jamás se habían lanzado tantos pases (89) a un receptor dela NFL en las primeras seis semanas de la temporada.

4. Pienso que LeSean McCoy y Julius Thomas justo se han recuperado para brindar un buen espectáculo a los que nos acercaremos el domingo a Wembley para ver el decimotercer partido de temporada regular dela NFL en tierras inglesas.

5. Pienso que me es imposible acordarme de un cambio de entrenador que generara tal revulsivo como el que se ha producido en Miami. Tomemos como ejemplo solo al defensive end Cameron Wake: primeros cuatro partidos (con Joe Philbin), cero sacks; último partido (con Dan Campbell), cuatro.

0 Comentarios

Normas Mostrar