Competición
  • Premier League
  • Serie A

La velocidad de los Eagles deja a los Jets en la cuneta

La velocidad de los Eagles deja a los Jets en la cuneta

La velocidad de los Eagles deja a los Jets en la cuneta

La máquina perfecta que fue la defensa de los New York Jets en los dos primeros partidos de la temporada se quedó atascada en la primera mitad del partido contra los Philadelphia Eagles. Chip Kelly localizó a la perfección los puntos débiles de la unidad dirigida por Todd Bowles y los explotó continuamente durante los dos primeros cuartos para irse al descanso con un marcador a favor de 24-7.

¿Cuáles son esos puntos débiles? El primero es algo que analicé antes del draft y al que no han puesto remedio: falta de velocidad en los puestos de linebacker y safety. El otro punto débil, directamente relacionado con el primero, es el agujero que tienen en cobertura en el puesto de linebacker. Es un problema que viene de muy lejos y los rivales de los Jets lo saben y lo aprovechan.

Imagen 1

Los Eagles atacaron esas debilidades de dos formas: carreras por el exterior y pases a los runningbacks y tight ends, evitando así a los cornerbacks de los Jets que son la mejor unidad del equipo. Así fue como expusieron principalmente a Calvin Pryor y Demario Davis, que se vieron superados por los RBs Ryan Mathews y Darren Sproles. Vamos a ver dos ejemplos en la imagen 1.

Ambas jugadas parecen iguales pero en la primera, el corredor recibe el pase antes de girar y encarar al defensa y en la segunda recibe el balón una vez superado el defensor y ya en el tramo vertical de la ruta.

En la primera jugada, los Eagles afrontan un 3&9 muy cerca de su propia endzone. Una situación ideal para la defensa de los Jets que acaba volviéndose en su contra por culpa del emparejamiento de Calvin Pryor con Darren Sproles en campo abierto. El safety está en posición para hacer el placaje y forzar el 4º down pero infravalora la velocidad de Sproles, toma un mal ángulo fallando así el placaje y solo puede ver desde el suelo cómo el jugador de Philadelphia supera la marca de primer down con facilidad.

La segunda jugada es la del touchdown de Ryan Mathews. La ruta que realiza el corredor de los Eagles es una wheel route en la que el jugador sale del backfield, amenaza con ir hacia el flat pero acaba siguiendo una ruta vertical. Este tipo de ruta ha sido especialmente productiva contra los Jets en los últimos años y el domingo pudo haberlo sido mucho más si Mathews y Sproles no dejan caer dos pases de Sam Bradfod en situaciones parecidas que habrían supuesto sendos touchdowns.

En la jugada en cuestión, es Demario Davis el hombre encargado de la cobertura y es incapaz de frenar a su par, primero porque cree erróneamente que es una ruta hacia la flat y segundo porque la velocidad de Mathews le deja sin margen de reacción.

La defensa de los Jets ajustó sus esquemas tras el descanso y dejó a cero a los Eagles en los dos últimos cuartos pero son detalles como estas jugadas que hemos visto los que pueden decantar un partido igualado. No fueron los únicos detalles decisivos por supuesto.

Los placajes fallados en el retorno de punt de Sproles que fue el primer TD del partido, la terrible idea de Brandon Marshall de buscar un pase lateral a un compañero que acabó en fumble o los múltiples pases profundos de Ryan Fitzpatrick que se quedaron cortos también fueron importantes. Pero si algo no se pueden permitir estos Jets es conceder facilidades en defensa así que estaremos atentos a qué plantea Todd Bowles para evitar que los rivales vuelvan a abusar de los linebackers, y más concretamente de Davis, en cobertura.

Notas del resto de la AFC Este:

- El segundo partido divisional de la temporada siguió el mismo tono del primero aunque con los papeles intercambiados. Esta vez fueron los Buffalo Bills los que pasaron por encima de unos Miami Dolphins al borde del desastre total. Todo lo que podía salir mal en Miami está saliendo incluso peor de lo esperado y el puesto de Joe Philbin pende de un hilo. Si el próximo domingo, en el partido de Londres, los Dolphins vuelven a mostrarse tan incompetentes y pierden contra los Jets, es posible que Philbin no coja el avión de vuelta a Florida.

- Para los Bills, la visita a Miami fue el partido perfecto para recuperar sensaciones tras el repaso de los Patriots. La defensa volvió a dominar en todos los aspectos (100 yardas de carrera concedidas y 3 intercepciones) y en ataque, Tyrod Taylor fue el QB eficiente y explosivo que vimos en pretemporada y contra los Colts. Ahora deben centrarse en ser regulares y mantener esta línea durante un par de semanas más.

- En New England las cosas pintan mejor que nunca. Paliza importante a Jacksonville (51-17) para irse a la semana de descanso con un record de 3-0, dominando la división sin problemas. Dion Lewis se está convirtiendo en la nueva herramienta multiusos del ataque de los Patriots lo cual es una magnífica noticia para un Tom Brady que está jugando a un nivel alucinante. Los defensores del título parecen mejor preparados que nunca para defender su trono.

0 Comentarios

Normas Mostrar