GOLF | BRITISH OPEN

Dustin Johnson afina su cañón y Spieth sigue su hoja de ruta

El estadounidense firmó en St. Andrews una vuelta de -7 con una media de 294 metros con el driver. Alcanzó el 75% de las calles. Spieth, -5 y Sergio, -2.

0
Dustin Johnson afina su cañón y Spieth sigue su hoja de ruta
BEN STANSALL AFP

Dustin Johnson y Jordan Spieth, los dos golfistas más en forma del momento, fueron emparejados en el mismo partido del British Open con el morbo de revivir la jornada final del US Open en el que DJ perdió el torneo en un tripateo infallable. "Aquello esta olvidado", dijo Johnson, aunque quedaba la duda de si se repondría a aquel mazazo. En el mítico Saint Andrews demostró que sí lo ha hecho. El pegador sacó lo mejor de su repertorio. Cañonazos de casi 300 metros (294 de media) rectos (cogió el 75% de las calles), directos a green, que le brindaron ocasiones de birdie (llegó el 89% de las veces). Remató muchas y acabó en -7 (65 golpes) y líder de la jornada de mañana. “El tiempo se va a poner complicado en los próximos días. Hay que coger ventaja. Me gusta mucho este lugar”, decía DJ, de 31 años.

Con algo más de calma se lo tomó Spieth, que arrancó como la apisonadora que es. Cinco birdies en los siete primeros hoyos. Su segunda parte del recorrido fue más discreta. Pero está en -5. Bien colocado y con las opciones intactas de ser el único que emule la gesta de Ben Hogan en 1953, cuando ganó Masters, US Open y British seguidos. El texano, de 21 años, cumplió su hoja de ruta como un veterano. “El plan era conseguir una buena posición al final del primer día y eso hicimos”, relataba Spieth, encantado de jugar “este major en el icónico Saint Andrews". Muy correcto fue también el arranque de Sergio García, con -2 y las opciones intactas. "Ha sido un arranque sólido. No jugué del todo bien, pero acabé bajo par", dijo el de Borriol. Rafa Cabrera Bello hizo otros firmes 71 golpes (-1).

Tiger Woods.

Y el que sigue naufragando es Tiger Woods. Su vuelta comenzó con mal presagio, una bola al agua en el hoyo 1. Y no remontó. Acabó en 76 golpes, a 11 de Dustin Johnson y en una situación muy comprometida para pasar el corte. “Esto es muy desalentador”, confesaba el Tigre, que había ganado en Saint Andrews en 2000 y 2005. Lejos está aquella versión.

Para la jornada del viernes se espera lluvia y viento de hasta 64 km/h. Spieth no tiene miedo. Ya dijo que sabía que no venía a California. "Será un verdadero día escocés. Nos divertiremos con el reto", dijo el prodigio del golf, que no se separa de Michael Greller, su caddie-amigo. Sergio también avisa: "Este campo puede cambiar mucho de un día a otro en función del viento". 

Resultados completos