ATLETISMO | MEDIO MARATON INTERNACIONAL DE GRANOLLERS

Kipsang: "Quiero recuperar mi récord mundial en Londres"

El ex plusmarquista mundial de maratón gana en Granollers como preparación de su participación en el Maratón de Londres del 26 de abril.

Granollers
0
Kipsang: "Quiero recuperar mi récord mundial en Londres"

Hasta el pasado 28 de septiembre Wilson Kiprotich Kipsang era el maratoniano más rápido del mundo con un registro de 2h.03:23. Ese día uno de sus compatriotas y compañero de entrenamiento, Dennis Kimetto superaba, con un tiempo extraordinario de 2h.02:57, su marca en Berlín, el mismo escenario en el que él había logrado su plusmarca mundial.

Clasificación

Categoria Masculina

.1. Wilson Kipsang (KEN) Kenia 1h.02:39

.2. Javier Guerra (ESP) Adidas 1h.02:44

.3. Sentayehu Legese (ETI) Eiopía 1h.02:59

.4. Omar Oughzif (MAR) AA Catalunya 1h.03:33

.5. Carles Castillejo (ESP) Adidas 1h.03:47

.6. Roman Romanenko (UKR) Ucraina 1h.05:02

.7. Justus Kangogo (KEN) Kenia 1h.05:05

.8. Mohamed Benhmbarka (MAR) AA Catalunya 1h.05:59

.9. Otmane Btaimi (MAR) Bikila Tarragona 1h.07:08

10. Samir Ait Bouchamane MQR) Univ. País Vasco 1h.07:08

Categoría femenina

.1. Olga Kotovska (UKR) Ucraina 1h.13:21

.1. Embet Etea (ETI) Etiopía 1h.14:04

.3. Edna Kimaiyo (KEN) Kenia 1h.14:24

.4. Marisa Casanueva (ESP) New Balance 1h.15:24

.5. Hasna Bahom (MAR) La Sansi 1h.17:45

Kipsang tiene 32 años, mide 1,82 metros y pesa 62 kg, Nació y se crió en una familia humilde en el pueblo de Muskut en el valle de Keiyo, cerca de Item. Hoy ha logrado su segunda victoria consecutiva en el Medio Maratón de Granollers, con un crono de 1h.02:39, en la que era la preparación para la gran cita del año: el Maratón de Londres, el próximo 26 de abril, una carrera en la que él tiene el récord, logrado el año pasado, en su segundo triunfo - el primero fue en 2012- con 2h.04:29. Allí se enfrentará por vez primera con Kimetto en un duelo en el que ya ha avanzado que: "Puedo lograr un nuevo récord mundial en Londres".

"No sé si llegaré en condiciones para rebajar mi marca, pero no renuncio a hacerlo y voy a ir a por el récord. Si la climatología es buena y si mis rivales están realmente preparados para realizar una carrera rápida creo que es posible establecer un nuevo récord mundial en Londres", ha añadido.

Estaba satisfecho por su victoria de hoy porque: “He disfrutado, pero el frío (8ºC) y el viento me han impedido una mejor marca. Al año pasado la temperatura no era tan baja y esto lo he notado. Solo la carrera de Javier Guerra, impresionante, me ha obligado a luchar hasta el fina,l y batirle por sólo cuatro segundos al sprint”, ha reconocido el keniano.

A firma que: “Granollers es una recorrido que me gusta y el año pasado ya fue un buen test para mi preparación del Maratón de Londres. Gané aquí y después lo hice en Londres, estableciendo un nuevo récord (2h.04:40); espero que este año suceda lo mismo.

Cuando se le ha recordado que el recorrido londinense no es tan llano como el de Berlín ha indicado que: "Todo dependerá del ritmo de carrera que se consiga. Paula Ratcliffe logró el récord mundial femenino allí y no veo porque no se puede intentar".

La sospecha de dopaje de una decena de corredores kenianos y la suspensión de dos años por Epo de una de las mejores maratonianas de Kenia, Rita Jeptoo, es algo que a Kipsang no le preocupa porque: "En mi país hay muchos corredores y el porcentaje de sanciones por dopaje es muy bajo y afecta a gente joven y de categoría júnior. Ese porcentaje no llega al dos por ciento y sólo hay que contar cuantos corredores de mi país hay en cross, ruta y pista".

Sobre la posibilidad de crear un laboratorio antidopaje en Kenia, ha señalado que: "Por supuesto que ayudaría, pero creo que hay muchas cosas que hacer y muchas cosas donde poner orden. Muchos atletas en Kenia no conocen los reglamentos ni están informados de substancias prohibidas. Cuando van al hospital se les suministra substancias que no saben si están prohibidas porque nadie se lo ha explicado. Por esto, antes que un laboratorio se deben poner muchas otras cosas en orden".

Sobre la ausencia de última hora del plusmarquista mundial Kimetto en Granollers ha indicado que: "No creo que no haya venido porque me tenga miedo. Somos buenos amigos, entrenamos juntos y él ha cometido muy bien en el 2014 y no fue una sorpresa que estableciera un nuevo récord mundial, pero no esperaba que bajara de 2h.03'.

Está convencido de que: "La carrera de este año en Londres no será una lucha cerrada entre él y yo porque hay corredores por debajo de 2h.05' como mis compatriotas Emmanuel Mutai (02h:03:13), ganador en Londres en 2011, Eliud Kipchoge (2h:04:05), Sammy Kitwara (2h.04:28) y Stanley Biwott (2h.04:55) o los etíopes Ayele Abshero (02h:04:23) o Tsegaye Mekonnen (02h:04:32), que tienen potencial para vencer a cualquiera de nosotros dos".

Admirador del legendario Paul Tergat, afirma que su talento y resistencia viene de su padre, Joseph Rotich. Incluso hoy en día, a la edad de 72 años, su padre todavía puede realizar una carrera de 100 kilómetros.

En la escuela ya destacaba en los 5.000 y 10.000 metros, ganando fácilmente a sus rivales. Se inició en el equipo de la Academia de Policia y , posteriormente trabajó durante tres años como policia antes de pasar a profesional.

Su formación en la policía le ha conferido un especial carácter de autodisciplina. Es su propio entrenador y lo ha sido durante gran parte de su carrera. Ha seguido atentamente el consejo de algunos entrenadores como el holandés Gerard Van de Veen, pero afirma que está mejor sin uno.

A pesar de esto, Kipsang entrena con unas reglas muy estrictas. Corre dos veces la mayoría de los días, y en una semana promedia hasta unos 160 km. Sus recorridos más largos son de 40-45 km.

Kipsang empezó a correr en serio a los 20 años y no compitió en un maratón hasta que cumplió los 28, marcando 2h:07:13 en París en 2010. Seis meses más tarde, ganó el Maraton de Frankfurt con una gran marca (2h:04:57). Hasta hoy sólo 25 corredores han bajado de 2h.05 en la distancia.

Una de sus facetas más desconocidas es la de pasar regularmente el té y el almuerzo de los miembros de su grupo de entrenamiento en el que se encuentran Dennis Kimetto, Geoffrey Mutai o Stanley Biwot, en un club de atletismo llamado 'Kapng'etuny' que significa 'Cueva de los leones' en el lenguaje kalenjin.

Indica que: "Lo hago porque es una manera de conseguir la unión en el grupo. Ellos me están ayudando, pero yo también intento ayudarles porque no tienen casi nada y yo puedo comprarles un almuerzo ligero de arroz, carne, plátanos y agua", ha comentado.

También se le considera un buen hombre de negocios. Dicen que tiene un buen ojo para las oportunidades de negocio. Es dueño de un hotel y un restaurante en Iten, en un complejo llamado Keellu Resort Center. Los miembros de los equipos de atletismo de China son uno de sus clientes habituales.