La victoria de McIlroy y Sergio deja a EE UU contra las cuerdas

RYDER CUP 2014

La victoria de McIlroy y Sergio deja a EE UU contra las cuerdas

La victoria de McIlroy y Sergio deja a EE UU contra las cuerdas

TOBY MELVILLE

REUTERS

El equipo de Paul McGinley se situó cuatro arriba (10-6) tras todos los partidos de parejas en Gleneagles. Este domingo se disputan los 12 individuales.

La segunda jornada de la Ryder volvió a ser una exhibición de juego para Europa. Los americanos recortaron en una excelente mañana de golf en los fourball, pero la tarde fue incontestablemente para los de McGinley que se llevaron tres foursomes y empataron uno. El marcador está 10-6 y los de Tom Watson tendrán que hacer algo épico si quieren remontar en los individuales del domingo.

Los más destacados en Europa fueron Stenson y Rose que ganaron sus tres partidos juntos, aunque el sueco descansó por la tarde y el inglés sumó otro medio punto con Kaymer. Rose es el que más ha sumado en esta Ryder con 3,5. McGinley volvió a apostar por Sergio y McIlroy en foursome y estos le respondieron con una contundente victoria. La pareja se despide con 1,5 puntos de 3. También brilló Westwood, que acumula 23 puntos en la Ryder (a dos del récord de 25 de Faldo). Por Estados Unidos, lo más reseñable ha sido la pareja de novatos Reed-Spieth, que no conoce la derrota, pese a ser la más joven en la historia de la competición (Reed, 24 y Spieth, 21). 

Europa 10-Estados Unidos 6

Fourball

Justin Rose (Ing)/Henrik Stenson (Sue)-Bubba Watson/Matt Kuchar (EE UU) 3 y 2

Alucinante partido que se decantó para la que ya es la pareja de esta Ryder. Rose y Stenson suman tres puntos de tres en Gleneagles y este último lo consiguieron embocando diez birdies seguidos (del 7 al 16) para acabar en un total de -12. Increíble. Nada pudieron hacer Bubba y Kuchar ante el vendaval europeo. "Ha sido una locura, sólo birdie, birdie...", decía Watson. Mucho fue que aguantaron los putts imposibles del inglés y el espectacular juego largo del sueco hasta el hoyo 16. "Ha sido algo mitad Henrik, mitad Justin", decía Stenson, que para el foursome de la tarde descansará. La pareja acaba aquí, pero "con muy buenas vibraciones".

Jim Furyk/Hunter Mahan (EE UU)-Jamie Donaldson (Gal)/Lee Westwood (Ing) 4 y 3

Dos huesos duros como Furyk y el Cazador Mahan reventaron el camino de Lee Westwood hacia ser el jugador con más victorias de la Ryder (tiene 22 y el récord es 25 de Faldo). No hubo opción: 4 y 3. Furyk se tomó la revancha ante la pareja anglo-galesa que le batió en el foursome del primer día y mejoró su discreta prestación hasta ahora en fourball (tiene dos victorias, ocho derrotas en nueve Ryder). "Tenía mal sabor de boca y me lo he quitado", decía Jim, que triunfó junto a Mahan, un hombre con un solo deseo: "Queremos que en el marcador no haya azul, sino rojo".

Jordan Spieth/Patrick Reed (EE UU)-Thomas Bjorn (Din)/Martin Kaymer (Ale) 5 y 3

La pareja más joven de la Ryder (Spieth, de 21 y Reed, de 24) volvió a remover la conciencia del capitan estadounidense, Tom Watson, que los había sentado en la tarde del viernes tras ganar su fourball. Los rookies arrasaron en esta ocasión a Bjorn y Kaymer con la misma frescura que el día anterior. Son el único duo americano que lo ha ganado todo (2 de 2) y pidieron a gritos salir en el foursome. "Me he divertido mucho", decía Reed y Spieth, el más joven del torneo, confesó que no estaba enfadado con Watson: "Se ha exagerado todo un poco, nosotros hacemos lo que diga Tom, que es lo mejor para el equipo".

Rory McIlroy (IrN)/Ian Poulter (Ing)-Jimmy Walker/Rickie Fowler (EE UU), empate

McIlroy y Poulter deambulaban groguis por esta Ryder. El número uno mundial sólo había sumado medio punto y el inglés estaba herido por su derrota junto a Gallacher. Y tocados comenzaron su choque ante Walker y Fowler, que con buen juego los dominaban... Hasta el 15 cuando los estadounidense dominaban 1 arriba. Allí un chip lejanísimo de Poulter salvó el hoyo. Y la mirada de Poults se inyectó en sangre. McIlroy sonreía más que en esta Ryder. Por supuesto, ganaron el 16. Aunque en el 17, Fowler sacó su genio para salvar el punto. El 18 dictó sentencia y el resultado fue un justo empate.

Foursomes

Jamie Donaldson (Gal)/Lee Westwood (Ing)-Zach Johnson/Matt Kuchar (EE UU) 2 y 1

La fusión anglo-galesa, de veterano y novato, continuó siendo infalible en foursomes y ganaron el partido ante Zach Johnson y Kuchar. El choque tuvo bandazos, pero en el hoyo 9 los europeos tomaron la delantera y no la abandonaron hasta el 17, cuando el partido cayó de su lado. Fue la primera victoria de la tarde y la segunda (de tres) de esta pareja que se ha llevado un notable de esta Ryder. "Jamie jugó muy bien", decía Westwood, en su novena Ryder, que suma ya 23 puntos y adelanta a Seve en la clasificación histórica donde es quinto, igualado con Arnold Palmer (25 tiene Faldo). Westy dio la razón a Paul McGinley por darle una wild card, aunque dijo: "No tenía nada que justificar. Vengo a jugar por el equipo y por Europa".

Sergio García/Rory McIlroy (IrN)-Jim Furyk/Hunter Mahan (EE UU), 3 y 2

La insistencia de McGinley por alinear a Sergio y McIlroy juntos tuvo éxito a la tercera. El español y el norirlandés continuaron ese juego brillante que exhibieron al final del primer foursome. La exhibición arrancó muy pronto, en los dos primeros hoyos, cuando los europeos se colocaron dos arriba. En el 3, recortaron Furyk y Mahan. Sólo un espejismo, porque el número uno y el tres del mundo controlaron el partido hasta rematarlo en el 14 y el 16, en cuyo green se abrazaron efusivamente. Sergio suma ya 19,5 puntos en las siete Ryder que ha disputado. Y el duo McIlroy y Sergio se despide con un 50% de éxito. "Espero que podamos seguir con esta sociedad durante los próximos años", concluía McIlroy.

Martin Kaymer(Ale)/Justin Rose (Ing)-Jordan Spieth/Patrick Reed (EE UU), empate

Pese a que Stenson le abandonó por molestias en la espalda, Justin Rose siguió sumando puntos y, con 3,5, se convierte en el hombre que más ha hecho hasta ahora en la Ryder. En el último foursome le tocó jugar con Kaymer, que no anda tan fino como a principios de temporada (ganó el US Open). A eso hay que añadirle que les tocó bailar con los novatos de Watson: Spieth y Reed. Y el resultado fue un empate en el choque más ajustado de la tarde, que los europeos igualaron en el green del 18. Rose se consagró allí como el hombre más fuerte de Europa y Reed y Spieth salvaron el orgullo estadounidense con el único medio punto de la tarde para los de Watson.

Victor Dubuisson (Fra)/Graeme McDowell (IrN)-Jimmy Walker/Rickie Fowler(EE UU) 5 y 4

Tras la ruptura con su apadrinado McIlroy, el norirlandés Graeme McDowell ha encontrado inmediatamente una nueva media naranja en la Ryder. Es un excéntrico francés llamado Victor Dubuisson con el que se compenetra a la perfección en foursome. Machacaron a Fowler y Walker, la única pareja que ha jugado todod y que se despide de la Ryder con tres empates y esta dolorosa derrota. Porque el exquisito juego de Dubuisson encajó sutilmente con los superputts de McDowell. Y nada pudieron hacer los peleones americanos. El resultado: cinco arriba y cuatro hoyos de sobra. "Victor es el mejor hombre con el que he jugado desde McIlroy, y eso es mucho decir", decía el norirlandés, a la vez que limaba asperezas con el número uno mundial. "Graeme me inspira mucha confianza. Esto ha sido un sueño", aclaraba el galo. GMac-Dubuisson, otro acierto made in McGinley.

Comentarios

Comentarios no disponibles