Euroliga
FINALIZADO
Zalgiris ZAL

59

Estrella Roja RED

61

FINALIZADO
Alba Berlin ALB

80

Olympiacos OLY

99

FINALIZADO
Milan MIL

76

Anadolu Efes IST

81

Sergio García arranca tercero en el British: "Me encanta el torneo"

GOLF | BRITISH OPEN

Sergio García arranca tercero en el British: "Me encanta el torneo"

Sergio García arranca tercero en el British: "Me encanta el torneo"

CATHAL MCNAUGHTON

REUTERS

El golfista de Borriol acabó con una vuelta de 68 golpes (-4), a dos del líder McIlroy. Tiger Woods firmó también un buen comienzo (con -3).

Cuando llega la semana del British Open a Sergio García se le dibuja una sonrisa en la cara. “Es mi torneo favorito después de la Ryder. Me divierto mucho aquí y me encanta estar en el tee de salida y oir a la gente diciendo: ‘¡vamos!”, contaba el de Borriol, más risueño aún, despues de haber firmado una vuelta de 68 golpes (-4) en el inicio de sus andanzas a orillas del mar, en el Royal Liverpool de Hoylake. Está a dos de McIlroy, líder tras un brillante día inicial (-6).

Sergio confirmó su racha ascendente de juego metiendo la directa desde el tee de salida. Para comenzar, embocó un birdie en el uno (acarició el eagle) hasta hacer un total de cinco (en el 11, chipeando) en los 18 hoyos del bello campo inglés. “Tuve alguna oportunidad más en la parte final, pero no me puedo quejar con mi juego”, decía en Casa Club, con un gesto que distaba mucho al que se vio en el Masters en el US Open. En su cuenta de Twitter lo ratificaba: “Difícil que salga un día mejor para jugar al golf. Y si encima juegas bien, perfecto”.

El de Borriol, con una victoria este año (Qatar), ha confesado que “llevaba desde 2008 sin estar tan feliz”. Y en esos tiempos dorados, en 2006, ya jugó en Hoylake cuando llegó al último día con opciones de ganar frente a Tiger Woods, que se llevó la victoria en la última ocasión en el que el torneo celebró en este campo. Sergio terminó quinto.

También eran otros tiempos para el Tigre, que, a los 38 años, se ha plantado en el club británico recién operado de la espalda y sembrando dudas, que cogieron fuerza con dos bogeys iniciales. Pero de la disciplina militar de Tiger aún quedan resquicios (muchos) y se fabricó seis birdies que le dejan unos buenos -3. “Sabía que podía hacerlo. Me encuentro más fuerte, más explosivo y más rápido. La bola vuela de nuevo a donde yo quiero... Hay muchas cosas positivas”, avisa el Tigre, que no pasó el corte en la primera ocasión, que jugó tras su paso por quirófano: “Ahora es diferente”.

Y otro que vuelve a estar al máximo es Rory McIlroy. El norirlandés llegó a ser número uno del mundo, a ganar un US Open (2011), y después pasó una profunda racha de mal juego en el momento que cambió de marca de palos y llenó la prensa rosa con su idilio con la tenista Wozniacki. Ahora ha roto con la danesa y le ha cogido el pulso a su bolsa. Esta de 66 golpes es su 55ª vuelta bajo par del año. “Sé que generaré muchas expectativas para mañana, pero intentaré dejarlo de lado”, decía Rors, de 25 años.

Del resto de españoles, Cabrera Bello arrancó con -1, Gonzalo, con +2 y Larrazábal y Jiménez con +5. Pero como dice Sergio García: “Sólo fue el primer día de torneo, hay que ir peldaño a peldaño”.

Comentarios

Comentarios no disponibles