Mundial de Clubes
NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

111

Portland Trail Blazers POR

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

111

Phoenix Suns PHX

86

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

99

Toronto Raptors TOR

123

Eurocup
Unics Kazan UNK

-

Unicaja MAL

-

L. Kuban TIV

-

Cedevita Zagreb CED

-

Turk Telekom TUR

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Estrella Roja RED

-

Germani Brescia BRE

-

Mornar Bar MOR

-

Fraport Skyliners FRA

-

AS Monaco MON

-

Galatasaray GAL

-

"No he vuelto a intentar el aguanís desde aquella final de Tokio"

Entrevista Raúl

"No he vuelto a intentar el aguanís desde aquella final de Tokio"

"No he vuelto a intentar el aguanís desde aquella final de Tokio"

felipe sevillano

Acuciado por sus últimos problemas físicos, espera recuperar su duende y su inspiración goleadora en Yokohama. Odia la palabra ‘resignación’ y sólo piensa en regresar de Japón con su segunda Copa Intercontinental.

Lo del Camp Nou del pasado sábado ha dado la vuelta al mundo por su gravedad. Si no se toman medidas drásticas, ¿puede suceder algo irreparable algún día?

Sí, no hay que olvidar los acontecimientos de Sevilla de hace mes y medio, y ahora esto... El Barça-Madrid se vio en cinco continentes y había periodistas de todo el mundo. Se lanzaron botellas, pelotas de golf, hasta la cabeza de un cochinillo... No es normal. Lo más triste es que no se pueda disfrutar jugando al fútbol y que uno, como le pasó a Figo, no pueda hacer su trabajo con normalidad. La imagen que se dio a nivel internacional no fue positiva.

Volvamos al fútbol, lo que más le gusta. Paradojas de la vida. Usted disfrutó este verano de más vacaciones que nunca y, sin embargo, las lesiones le han obligado a sufrir su arranque de temporada más irregular.

Han sido circunstancias... Tuve 40 días de vacaciones, pero este año fue muy duro y acusé la intensidad del Mundial y el sobreesfuerzo de la Champions hasta que la ganamos. A lo mejor he pagado todo lo que he trabajado en estos ocho años y mi cuerpo me ha dicho que pare un poco y regule para poder rendir al 100 por 100. Lo mismo cuando adquiera el ritmo ya estamos en las vacaciones de Navidad (sonríe por la broma). Pero estoy trabajando en silencio y si todo va bien me iré encontrando cada vez mejor. Esto es muy largo. Los goles llegarán, seguro.

¿Cree que si no hubiese parado tras el partido del Roma habría sufrido su salud consecuencias más graves?

Tampoco hay que dramatizar. En octubre pagué el esfuerzo que hice por recuperar la pequeña lesión que tuve. Después me vino la gastritis del día del Roma y vuelta a empezar. Pero cuando hay que estar bien es de febrero a junio, y ahí verá la gente al verdadero Raúl.

¿Qué le pasó exactamente tras el partido con el Roma?

Fue como un bajón, provocado por el sobreesfuerzo por las ganas que tenía de estar bien y de ser el de siempre. Por eso decidí parar, tomármelo con tranquilidad y recuperarme bien. De todo se aprende. Es una locura este calendario y a veces se paga. Se pueden jugar 70 partidos, pero para hacerlo a un nivel bajo más vale jugar 40 y estar a tope. El problema que yo tengo es que cuando salgo al campo no sé dosificarme. No va conmigo.

¿Qué le pasa al Madrid en ataque?

Estamos siendo muy irregulares y no se está llegando con facilidad al gol. Eso nos está beneficiando poco, sobre todo a los delanteros. Cuando pasan los minutos y ves que no llegamos y que no hay ocasiones es complicado porque se resiente la confianza y la vas perdiendo. Pero poco a poco el equipo va a ir a más porque estamos mejorando el juego, como en Milán, y seguro que las ocasiones y los goles van a llegar, como en septiembre.

El Madrid jugó de cine a principio de temporada y marcaba goles como churros. La máquina se ha atascado ahora. ¿Qué está sucediendo?

Ha habido muchas lesiones, Zizou ha tenido problemas y es un hombre clave, Ronie tampoco ha podido ayudar todo lo que quisiéramos, Figo ha empezado ahora a coger el ritmo y le necesitamos por su talento... Cuando las piezas se ajusten el equipo irá para arriba. Ojalá en Yokohama ya se empiece a ver el Madrid que debe estimular a la gente y esté más cerca de lo que la afición espera de nosotros.

Ahora llega el momento determinante en el que pueden romper esa racha. Llega la Copa Intercontinental, que a usted le trae buenos recuerdos, sobre todo en la edición de 1998 ante el Vasco de Gama...

Para mí fue una época muy importante de mi carrera y de mi vida. Había tenido previamente un año muy irregular, con mi lesión de pubis, con el Mundial de Francia en el que casi no pude entrenarme... Con todo, fue un año bueno porque ganamos la Séptima. Con Hiddink, empecé con muchas ganas y llegó esa Intercontinental y mi gol a los brasileños. Fue todo muy especial. Fue como arrancar otra vez el motor y un punto de inflexión en mi carrera para ir otra vez hacia arriba.

¿Lo del aguanís lo había practicado alguna vez cuando era más niño?

Esa jugada la hice varias veces en infantil, juvenil y cadete, porque los defensas son más inocentes y con un simple amago les dejas tirados. De pequeño yo volvía a casa diciendo a mi padre: "Papá, he hecho el aguanís". Allí se dio esa circunstancia por como encaré la jugada y puedo decir claramente que sólo lo he intentado en aquella ocasión. Nunca más. Fue un gol muy bonito y trascendente para mi carrera.

¿De dónde viene los del aguanís?

Es cosa de mi padre. El gol en sí se basa en amagar hasta dos veces para sentar a dos defensas antes de tirar a gol. A mi padre se le escapó ante la prensa y lo dijo. El sí me lo vio hacer varias veces de pequeño.

Visto lo visto, más les vale ganar al Olimpia y regresar con la Copa.

Nosotros hemos vivido las dos caras de la Intercontinental y le diré que cuando la pierdes, como nos ocurrió con Boca Juniors hace dos años, te sientes fatal. No queremos viajar a Japón y tirarte luego 14 horas en un avión volviendo con cara de mala leche. Te sientes fatal al perder y ahí valoras lo que es este título. Nos lo preguntábamos en el avión en el regreso tras perder con Boca. "¿Cuándo tendremos otra oportunidad de ganar la Intercontinental?". Ganar la Champions es muy difícil y se presentan pocas opciones de luchar por este título. El destino nos ha permitido ir para allá otra vez y no vamos a desaprovecharlo.

¿En Yokohama veremos la versión del Raúl ganador de siempre?

Espero que sí. Trabajo para ello. Pero me preocupa más el equipo. Repito que estamos siendo muy irregulares en muchas fases y, lo que es curioso, lo que más se le criticaba es que defendía mal y ahora resulta que estamos defendiendo en esta temporada mejor que nunca. Insisto que nos están faltando esas ocasiones y esos goles que nos permitan disfrutar de nuevo del fútbol.

Partido trampa el de Yokohama. Nadie da un euro por el Olimpia. Pero son paraguayos...

Para ellos estar ya es un premio único. Llevan allí 11 días y está claro que va a ser muy complicado. Nadie es campeón de la Copa Libertadores por casualidad. Seré una final muy disputada y es clave que según pasen los minutos el Madrid demuestre que es superior. Para eso debemos dominar el juego y ser muy ofensivos.

Con el inicio de curso tan irregular que ha tenido usted, ¿se ha planteado tener otra final similar a la del Vasco de Gama para resarcirse?

Tampoco es que hay pasado un infierno, pero para un delantero como yo es importante marcar goles para sentirte bien. Los goles te dan confianza y más participación en el juego. Pero soy optimista. Ante el Olimpia lo daremos todo. Que nadie lo dude.

Curioso, la final será en el estadio de Yokohama, el mismo en el que usted soñó jugar la final del Mundial defendiendo la camiseta de España.

Será la primera vez que jugamos ahí, y vamos cinco meses después de cuando deberíamos haber estado. Pero eso ya no tiene solución. Ahora viviré esa experiencia en un campo nuevo, y seguro que Roberto Carlos y Ronaldo me cuenta cómo se juega allí porque ellos ganaron ahí el Mundial. Aspiro a salir de ese estadio con mi segunda Intercontinental.

¿Cuando explotará con Ronaldo como pareja de baile en ataque?

El problema es que los dos no estamos teniendo mucha continuidad por los problemas físicos. Eso nos ha impedido coger el ritmo necesario y que todavía no nos hayan salido las cosas bien. Pero con el tiempo y cuando físicamente estemos bien, la calidad va a salir. Que nadie de por muerto al Madrid. Este equipo tiene lucha y espíritu y siempre sale a ganar. Esto va a cambiar. El Madrid es mucho Madrid.

Por cierto, ¿cómo va el presunto divorcio que existe entre usted y Florentino?

Ese asunto está como siempre, muy tranquilos por ambas partes. Hay gente y algunos medios de comunicación que están interesados en buscar algún conflicto dentro del club, y ahora nos ha tocado al presidente y a mí. Pero la relación con él es muy buena, la lógica entre presidente y jugador. Además, quiero dejar claro que tanto la intención mía como la del club es la de que siga aquí. Noto que el club quiere que siga aquí muchísimos años. Estoy feliz. Quiero terminar mi carrera en el Madrid porque siempre he notado el respeto y el cariño de la gente del club y de la afición. Eso es lo más importante.

Los tres finalistas del FIFA World Player han salido a la luz y usted está fuera. ¿Le ha decepcionado?

No. El año pasado, cuando me eligieron entre los tres primeros, me sorprendió. Estaba claro que ahora todo dependía del Mundial. Estoy contento porque si llego a jugar con Corea podíamos haber ganado y quizás ahora hablaríamos de otra cosa.

En esto del Balón de Oro o el FIFA Player siempre está usted rozando el poste. ¿Hasta cuándo?

Lo importante es estar siempre en las quinielas. Hay futbolistas que están dos o tres años arriba y luego desaparecen durante cuatro sin que se sepa nada de ellos. Yo prefiero la continuidad. Sé que si prolongo mi rendimiento habitual algún día ganaré un Balón de Oro. Espero no retirarme sin conseguirlo. Sería una buena guinda para mi carrera. Son premios que valoran tu fútbol ante el mundo entero. Pero mi objetivo es ganar en Yokohama y conseguir el soñado triplete del Centenario: Champions, Intercontinental y Supercopa. No estaría mal para cerrar el año, ¿no?.