JUEGOS OLÍMPICOS

¿Qué fue de David Meca, el 'loco' de los retos imposibles?

Retirado desde hace una década y fuera de las pantallas, ahora da charlas motivacionales y mantiene una empresa vinculada con la arquitectura

0
David Meca.
A.Carrasco Ragel.

Si David Meca hubiera nacido diez años después (lo hizo en Sabadell, en 1974), seguramente habría sido medallista olímpico, pero su disciplina, las aguas abiertas, no se incluyó en el programa hasta Londres 2012. Antes de eso, Meca fue el pionero en España del nado en el mar y logró siete medallas mundiales, un icono además de "retos" televisivos y apariciones en la gran pantalla en los primeros años de este siglo.

¿Dónde ver la natación en aguas abiertas en los Juegos Olímpicos de Tokio?

Ahora, ya retirado, reside en Madrid donde prosigue una vida laboral dividida en dos vertientes. Intenta inculcar todo el conocimiento y la experiencia adquiridas en dos décadas de carrera realizando charlas motivacionales y ayuda a sus padres que tienen una empresa destinada a la construcción y venta de edificios, vinculada con la arquitectura.

David Meca.

"Una vez retirado, cogí las riendas de la empresa de construcción que tenía la familia. Hacemos solo una obra al año. Compramos propiedades, las restauramos y luego las alquilamos o vendemos. Por ejemplo lo hicimos con un hotel o una residencia de estudiantes", comenta el catalán, quien reconoce que "sigo haciendo deporte cada día, intento cuidarme y seguir marcando abdominales".

Un buen estudiante y un superdotado en la piscina

Nacido en una familia de clase media, Meca empezó a estudiar en la escuela Santa Clara del CN Sabadell y a compaginarlo con la natación. De joven, los médicos le recomendaron practicar este deporte y de pronto Meca empezó a destacar. Ya de niño, el catalán se apuntó a una agencia de publicidad y empezó a hacer sus pinitos en el mundo mediático, participando en algunos anuncios.

Pero la piscina le dio gloria y también su cerebro. Primero Meca fue un nadador versátil, capaz de nadar un 1.500 o un 400 estilos, pruebas en la que destacaba a nivel de categorías hasta que en 1991, ya especializado en aguas abiertas, se trasladó al CAR de Sant Cugat y se convirtió en el mejor especialista español con apenas 18 años.

David Meca.

En 1993, Meca obtuvo una beca deportiva que lo llevó a Estados Unidos. Decidió irse a la USC de Los Ángeles, donde estudió Interpretación. "Hice dos carrera más, Económicas y Arquitectura", comenta el propio Meca, que siguió dando pasos de gigante en su deporte hasta que en 1998, en el Mundial de Perth, logró la primera medalla en un Mundial.

Sus grandes éxitos y sus retos televisivos

En 1999, Meca fue sancionado dos años por dopaje. "El peor momento que se convirtió en el mejor. Entrenamos más que nunca, volví a la alta competición siendo campeón del mundo... Por la puerta grande", explica el sabadellense, que en el Mundial de Hawai, en 2001, logró una gesta que hoy en día nadie ha podido superar.

El nadador ganó medalla en las tres disciplinas: oro en los 10 kilómetros, la prueba olímpica después, y plata en los 5 km y los 25 km. Y, además, se adjudicó otra medalla en la clasificación por equipos y eso que "fui el único español en acudir". Todo ello le llevó a dar el salto a la gran pantalla. Meca fue un asiduo a programas televisivos, lo que no le llevó a dejar de lado su deporte porque estuvo consiguiendo éxitos hasta 2005.

Atraído por las marcas comerciales, como Haribo o Plátano de Canarias, Meca dio la vuelta al mundo en busca de retos exóticos. Cruzó en varias ocasiones el estrecho de Gibraltar, el trayecto que une San Francisco de la Prisión de Alcatraz, el Canal de la Mancha, el Lago Ness y numerosos retos por España, desde las islas Canarias, hasta Mallorca-Barcelona o por ríos.

"Me encantaba, todo lo que me venía lo hacía. Aprovechaba el momento. Mi deporte también se hizo conocido. Estuve en programas de televisión, participamos en algunas series en EEUU y España. Cuando me retiré decidí que ya no era mi mundo y lo abandoné", manifiesta. "Quiso retirarme del deporte con una sonrisa".