JUEGOS OLÍMPICOS | NATACIÓN

La gran obra de Dressel

En una última sesión excepcional, el estadounidense se colgó dos oros más (50 libre y 4x100 estilos) y acaba con cinco: es el nuevo rey de la natación olímpica.

0
Caeleb Dressel.
DPA vía Europa Press

“Came on, came on”, gritó un Caeleb Dressel fuera de sí, con los músculos en tensión y la cara desencajada, como el que se libera. Su compañero Zach Appel acababa de tocar primero la pared de la inolvidable piscina del Centro Acuático de Tokio. Estados Unidos, por la calle 1, estableció un nuevo récord del mundo y se colgó el oro en los 4x100 estilos. El quinto de Dressel, que cerró su gran obra con una última sesión de ensueño a la que solo le faltó un matiz: romper ese récord del mundo de 50 libre de César Cielo.

El estadounidense no quiere ser Michael Phelps. Tiene condiciones para plantearse retos imposibles, como salir de unos Juegos con siete u ocho oros, y emular al de Baltimore. Pero ese niño criado en las montañas de Jacksonville disfruta con sus pruebas, y hoy en día no tiene rivales, solo Kristof Milak en los 100 mariposa se le aproxima: “Este chico me va a retirar”, bromeó después de su final el sábado. El estadounidense ha nadado seis disciplinas y ha ganado cinco, solo acabó quinto en el mal planteado relevo 4x100 estilos mixto, una prueba que debutaba en Tokio.

Dressel en Tokio 2020

50 LIBRE ORO / RÉCORD OLÍMPICO
100 LIBRE ORO / RÉCORD OLÍMPICO
100 MARIPOSA ORO / RÉCORD MUNDIAL
4X100 LIBRE ORO
4X100 ESTILOS ORO / RÉCORD MUNDIAL
4X100 ESTILOS MIXTO QUINTO

Al título en el 100 libre, en el 4x100 libre y en el 100 mariposa con récord mundial, se le sumó el de los 50, la prueba rápida con la que comenzó la última jornada. Dressel fue un maremoto. El primero cuando emergió y cuando tocó la pared, a una distancia sideral del francés Floriant Manaudou (21.55), meritoria plata después de su oro en Londres 2012. Dressel estableció un nuevo récord olímpico, con 21.07, uno de los tiempos más rápidos de la historia. Pero sigue sin saltar la barrera de César Cielo desde 2009, cuando con bañador mágico dejó el tope en 20.91. El bronce se lo colgó un compatriota del plusmarquista mundial, el brasileño Bruno Fratus (21.57). Ya tendrán nuevas oportunidades.

Caeleb Dressel.

Dressel también cerró la mañana en Tokio con otra gran actuación en ese relevo 4x100 estilos. Le tocó nadar la mariposa y su actuación puso primero a su país, que contó con la exigencia de Gran Bretaña, plata con 3:27.51, récord de Europa. Italia se colgó el bronce con 3:29.71. Australia, combativa y con nueve oros, acabó fuera. Dressel, en cambio, como Phelps en Río 2016, despidió la natación en los Juegos en lo alto del podio, sonriendo, esta vez con mascarillas. Los Juegos de la COVID serán recordados por ser los Juegos de Dressel, el Bolt de la velocidad al que le queda pendiente batir dos récords del mundo que llevan su nombre.