JUEGOS OLÍMPICOS | TENIS

Un golpe de calor deja fuera de combate a Paula Badosa

La española acababa de perder el primer set cuando tuvo que pedir asistencias médica. La tomaron la tensión e intentaron reanimarla, pero no pudo continuar. Renuncia al doble mixto.

Tokio
0

 

Minutos antes de que sucediera todo, Pablo Carreño decía: “Estoy hecho polvo, no puedo ni pensar”. Y luego pasó, el calor del complejo Ariake de tenis en Tokio se llevó por delante a Paula Badosa. La prometedora española, la que venía haciendo un tenis de escándalo, era retirada en silla de ruedas por toda la pista 4. 32 grados, 74% de humedad. El cemento era un horno. Los cuartos de final supusieron el fin de Badosa (3-6 y retirada).

Fue al final del primer set, cuando apenas habían pasado 45 minutos de partido. La catalana había perdido 3-6 ante la checa Marketa Vondrousova. Badosa no se levantó ya de la silla para el siguiente partido. Avisó que se encontraba mal, que no iba el cuerpo. Después se tumbó en el suelo. Los médicos acudieron a reanimarla. Midieron su tensión arterial...

Eran las 13:45 en Tokio, la hora en la que el sol pega más y la humedad empapa la ropa. Paula no fue capaz de volver al partido. Le pusieron unas toallas en la cabeza y se marchó guiada en la silla móvil. Desde la pìsta a cuatro a la zona médica de Ariake.  Junto a ella, visiblemente preocupados, su entrenador Javier Martí y la capitana española Anabel Medina. "Ha sido una lástima terminar mi participación de esta manera. Las condiciones han sido exigentes desde el primer día. Nos intentamos adaptar lo mejor posible pero hoy el cuerpo no ha respondido como necesitaba. He sufrido un golpe de calor como todos habréis visto y no me sentía en condiciones de seguir", dijo la tenista española.

Badosa, que se había alineado en tres pruebas, tenía previsto jugar por la tarde el doble mixto junto a Pablo Carreño, pero tras una evaluación médica decidieron que la mejor opción era no tomar parte. Ya están oficialmente sustituidos por la pareja francesa Ferro y Herbert.  Este golpe acaba con las opciones de medalla de Badosa, que ha firmado un 2021 muy bueno, con semifinales en Madrid, cuartos en Roland Garros… y la sensación de haber dado un paso más para convertirse en una de las mejores tenistas del mundo. "Una medalla sería un sueño", decía en su momento. En Tokio hizo una triple apuesta. Doble femenino, individual y doble mixto. "Me marcho con una sensación de orgullo por haber dado absolutamente todo por el país. Voy a trabajar para recuperarme, estar bien y volver a ganarme una oportunidad de regresar a una cita como esta", concluyó.

Resultados del tenis olímpico.