JUEGOS OLÍMPICOS | JUDO

Niko asalta el Budokan

El madrileño Niko Shera (25 años), doble campeón mundial en -98 kg, comienza en la madrugada del martes al miércoles en el templo de las artes marciales.

Tokio
0
Niko asalta el Budokan
DANI SANCHEZ

El Nippon Budokan es un recinto sagrado para las artes marciales japonesas. En Kitanomaru Park, cerca del Palacio Imperial, se levantó para los Juegos de 1964 y allí se celebran y se preservan las tradiciones del judo, kárate, aikido, kendo... Artes marciales inspiradas en las tradiciones del 'bushido', que se puede traducir como 'El camino del guerrero'. Y el mejor guerrero del judo hoy, el líder del ranking libra por libra de todos los pesos, es Nikoloz Sherazadishvili.

El apellido intrincado remite a su origen, porque nació en Tiflis, Georgia, hace 25 años. Pero su perfecto castellano y su carácter expansivo delatan que lleva en Brunete (Madrid) desde los 13 años. Niko Shera es el único bicampeón mundial español (2018 y 2020) y está ante el reto de ser campeón olímpico en -90 kg. Arranca contra el mongol Gantulga en la madrugada del martes al miércoles (04:06) con final a las 11:50 del miércoles. También es turno de María Bernabéu (-70 kg), que en Río perdió en el combate por el bronce.

"Que los Juegos sean en Japón, la cuna del judo, los hacen especiales. Y el Budokan aporta un extra", admite Niko, un gigante de 1,90 metros con tranquilidad pasmosa sobre el tatami, un Uchi mata (técnica de proyección de pierna) letal y capaz de hace "magia" en situaciones complicadas, como relata su técnico Quino Ruiz.

En el camino hacia Tokio, a Niko se le cruzó también el coronavirus, que contrajo en mayo. Pero 28 días después del diagnóstico, conquistó su segundo oro mundial en Budapest. "Intenté relajar la situación. Calmarme. Podía haber ocurrido en cualquier momento y pensé que sería mejor entonces que no en los Juegos", explica. Y cree que en 2021 llega en mejores condiciones de lo que lo hubiera hecho en 2020. "Soy mejor judoca a nivel físico, técnico y táctico", avisa.

"Quien más me preocupa es Mikhail Igolnikov. Al japonés (Shoichiro Mukai) le tienen metido en una urna pero ya le ha ganado Niko. Saldrá motivado por estar en casa, pero no nos quita ninguno el sueño. Al contrario", avanza Quino Ruiz. Si embargo, el ruso aparece en el horizonte de cuartos. La ronda que te lleva a luchar por el oro o a la repesca por los bronces. Y el balance en categoría absoluta es de 6-1 para Igolnikov. Ahí, si se cruzan, estará la clave.