TOKIO 2020

Craviotto y Mireia serán los abanderados en Tokio

El piragüista y la nadadora, con cuatro medallas cada uno, serán confirmados el miércoles por la junta de federaciones olímpicas e inaugurarán la fórmula mixta.

Craviotto y Mireia serán los abanderados en Tokio

Saúl Craviotto y Mireia Belmonte portarán la bandera española en la ceremonia de inauguración de los Juegos de Tokio el 23 de julio. Así lo acordarán las 33 federaciones olímpicas este miércoles en la junta que celebrarán, de acuerdo a la normativa del Comité Olímpico Español y según ha podido contrastar AS con presidentes federativos. Esta norma dicta que el honor será para "el deportista clasificado en esos Juegos con mejor palmarés olímpico de la delegación". Y no habrá sorpresas.

Por palmarés, le corresponde al piragüista, que tiene dos oros, una plata y un bronce. Tras él, está la nadadora también con cuatro medallas (un oro, dos platas y un bronce). ¿Y por qué los dos? Porque el COI permite, y además recomienda para esta edición, la fórmula del abanderado mixto para visibilizar aún más la igualdad efectiva de género que casi se alcanzará ya en la cita y que será total en París 2024.

Para ser abanderada también se había postulado Lydia Valentín (un oro, una plata y un bronce), pero con la norma en la mano no es posible. La berciana no tiene, además, asegurada todavía su plaza debido a los cambios que la Federación Internacional de Halterofilia ha introducido recientemente en el proceso de clasificación. Además había voces que reclamaban al marchador Jesús Ángel García Bragado, que correrá con 51 años en sus octavos Juegos (récord para un atleta), pero no tiene ninguna medalla.

Tanto Craviotto (36 años) como Belmonte (30) aspiran a igualar a David Cal, el hombre récord del olimpismo español, con cinco medallas. El piragüista tiene la baza del K4 500, tres veces subcampeón mundial en este ciclo, y además guarda en la manga una posible participación en K1 200 porque en estos Juegos cada país podrá presentar más de una embarcación por prueba si el palista tiene plaza en una embarcación colectiva. Su compañero Carlos Arévalo es el titular del K1 200 al ser el más rápido en los test. Es el "plan B" del catalán afincado en Asturias, como lo definió hace unos días. Eso le permitiría optar a superar a Cal esta edición.

Mireia, que cumplirá "un bonito sueño" como dijo hace unos días en Madrid, tiene ya el billete para las pruebas de 1.500 y 800 y está enfocada (esta semana compite en los Europeos de Budapest) en lograr también plaza en los 200 mariposa (oro en 2016), 200 y 400 estilos y 400 libre. Será la tercera mujer abanderada en Juegos de verano, tras la Infanta Cristina (Seúl 1988) e Isabel Fernández (Atenas 2004).