NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Finalizado

OVIEDO 0-EIBAR 0

Oviedo y Eibar se olvidan del gol

Muchas probaturas y muy pocas ocasiones en el amistoso disputado en Cantabria. Bautista y Berrocal se estrenaron con los armeros. Expósito ni fue citado.

Actualizado a
Oviedo y Eibar se olvidan del gol

Oviedo y Eibar se olvidaron del gol en un amistoso con muchas probaturas en esta fase central de la pretemporada. Cita típica de julio, con algo de ritmo de inicio y caída en picado con los numerosos cambios. Ambos estuvieron mejor sin balón que con él. Segundo test para el cuadro carbayón y tercero para los guipuzcoanos, en cuyas filas se estrenó Bautista, aunque casi ni se le vio. Expósito ni fue citado y su salida al Girona parece inminente. El equipo de Garitano mostró algunos problemas en la salida del balón cuando el rival tiraba la presión alta. Son dos equipos que deben ensayar muchas cosas aún. En el conjunto armero, se mantiene el libreto de Garitano, pero ha fichado a siete jugadores, de momento porque llegarán más, y debe acoplarlos a su idea del juego. En el cuadro azul, ha llegado Bolo y, para empezar, tres de los cuatro defensas más el meta eran novedades. En el palco se acomodó el mexicano Flores, nacido en Canadá y formado en Inglaterra, que aterrizó ayer en el Tartiere.

RESUMEN

Oviedo: Braat; Llambrich, Dani Calvo, Luengo, Pomares; Jimmy, Javi Mier; Sangalli, Hugo Rama,Jirka; y Obeng. También jugaron Bretones, Viti, Lucas Ahijado, Osky, Tomeu, Laso, Javi Moreno, Cardero, Jorge Mier, Mángel y Mario Fuente.
Eibar: Yoel; Tejero, Venancio, Berrocal, Ríos Reina; Sergio Álvarez, Muñoz; Troncho, Stoichkov, Aketxe; y Quique. También jugaron Cantero, Arbilla, Cubero, Rahmani, Matheus, Corpas, Bautista, Yriarte, Alejandro, Martín y García de Albéniz. 
Árbitro: Pardeiro Puente, cántabro. Amonestó a Stoichkov (59’). 
Incidencias: Complejo Deportivo Fernando Astobiza (Santa María de Cayón, Cantabria). 600 aficionados.

El amistoso despertó con alternativas, pero muy pocas ocasiones, solo un par de ellas en la primera parte. El Eibar amaneció con claro dominio territorial, maniobrando en campo contrario, aunque al cuarto de hora, el Oviedo subió las líneas para dificultar la posesión del rival. La profundidad de Jirka le permitió coger el mando de las operaciones, y Pomares no solo ganaba todos los duelos, es que acertaba saltando al espacio. La aparición de Jimmy y Rama fue fundamental para disponer de la pelota en posesión.

En este tipo de partidos suele decirse que lo importante es no sufrir lesiones. Mier desfiló en el minuto 20 por problemas musculares. Bastón ya se retiró el miércoles en Navia en otra cita similar nada más notar una molestia. Bolo, que tiene una plaga de ausencias con Costas, Luismi, Tarín, Borja Sánchez, Sergi Enrich y Marcelo Flores, esperó sin precipitarse por si podía recuperarse, reestructurando el equipo con un 4-4-1. Finalmente entró el campo Bretones, que se acomodó a la izquierda, con Jirka yendo al otro frente y Sangalli al enganche. Este mostró mucha movilidad durante la matinal cántabra. En el Eibar se hizo notar la profundidad que aporta Ríos Reina, que no para de realizar incursiones en ataque.

Tras la pausa para la hidratación, llegaron las dos ocasiones de gol de los 45 minutos iniciales, un par de llegadas para cada equipo. Aketxe tuvo un disparo con izquierda desde la frontal en el minuto34, que blocó Braat. Siete minutos más tarde, una jugada entre Obeng y Rama acabó con el disparo de este a meta, pero no ejecutó bien la rosca.

Los patrones empleados eran similares por parte de ambos técnicos. El descanso aportó cambios en ambos bandos, pero no fue la clásica mudanza completa. Cuatro relevos (los laterales, un extremo y portero), ordenó Bolo, poniendo en liza a Tomeu Nadal por Braat en la meta. No quiso desdibujar mucho el equipo. Probó con Obeng y Jirka arriba. Y Garitano optó por cinco variaciones: Arbilla, Rahmani, Matheus, Corpas y Cubero por Troncho, Venancio, Berrocal, Javi Muñoz y Quique.

El choque siguió por los mismos derroteros, con buen ritmo y más posesión asturiana. En el minuto 55, el Oviedo gozó de la mejor oportunidad, una acción propiciada por la buena presión y la defectuosa salida del juego armero. Viti se vio frente a Cantero, pero este sacó una mano prodigiosa para negar el gol. Cuatro más tarde, Matheus dio un gran pase por arriba al corazón del área, pero no llegó Stoichkov y marcó pícaramente con la mano. Se anuló y le mostraron la única tarjeta del partido. Irónicamente solicitó entre gestos el VAR el jugador de San Roque. Luego lo intentó Tejero desde fuera del área, pero el balón se fue ligeramente desviado.

Desde la hora de juego llegó el esperado carrusel de cambios, hasta cambiar a los 22 protagonistas. Bautista se estrenó como azulgrana y apenas tocó la pelota. Tras el segundo paréntesis para refrescarse, apenas hubo continuidad ni ocasiones reseñables, más bien muchas imprecisiones por dos onces poco reconocibles, el cansancio y el calor. Tan solo lució la cerrada ovación a Lucas Laso en su tierra cuando fue nombrado por megafonía. Bolo acabó con un equipo de campo formado por jugadores que han pasado por el filial azul: Lucas Ahijado, Javi Moreno, Lucas Laso y Osky en defensa. Bretones, Jorge Mier, Mángel y Viti en el centro del campo, y Mario Fuente en punta.

Bolo: “El equipo ha dado un paso adelante”

El entrenador del Real Oviedo, Jon Pérez Bolo, se mostró satisfecho con la imagen dada por su equipo contra el Eibar rival ante el que no pasó de un empate sin goles, pero frente al que su equipo “dio un paso adelante”, a pesar de que aún quedan cosas por ajustar, sobre todo con balón. “Poco a poco vamos viendo cosas interesantes, al menos en lo que a presión alta se refiere y a no dejar al rival salir desde atrás. Estamos contentos con las ganas y la predisposición de todos, y lo que queremos es seguir avanzando hacia esa forma en que le vamos a pedir a nuestros futbolistas que jueguen”, analizó tras el encuentro.

El técnico vizcaíno destacó la mejor del equipo respecto al partido frente al Racing de Ferrol, en el que también empataron a cero, pero que disputaron con las piernas mucho más cargadas: “Bajamos intensidad entrenando estos dos días y se ha notado en las ganas de apretar, correr e ir hacia adelante del equipo”. “Con balón tenemos que mejorar muchas cosas, pero ya lo iremos haciendo. Los jugadores van cogiendo lo que les vamos a pedir, y quedan muchos partidos para ensayar aún. Lo importante es preparar ese primer partido de liga de la mejor manera, y cuanto antes estén todos los futbolistas mejor”, explicó el oviedista.

Precisamente eso, la plantilla, es lo que más avanzado tiene un Real Oviedo en el que esta semana se presentan los mexicanos Alonso Aveces y Marcelo Flores, refuerzos con los que se puede dar casi por cerrado el grupo aunque siempre se esté abierto a las oportunidades que dé el mercado. “No queda ninguna posición que sea imprescindible cubrir a día de hoy porque tenemos jugadores que se pueden amoldar a varias posiciones, y eso es importante para nosotros. Tenemos que seguir viendo cómo vamos y si hay que hacer algún esfuerzo en algún puesto concreto”, comentó al tiempo que admitió “seguir atento al mercado”.

A Bolo no le preocupan las posibles salidas, porque se centra en el día a día, y ve “a todo el mundo feliz y muy implicado” y avanzó que será inflexible con las molestias y obligará a sus jugadores a parar un par de días con tal de evitar lesiones mayores. Esa misma lista de bajas, que le han privado de contar este sábado con Bastón, Costas, Luismi y Tarín, es la que le ha permitido probar también hasta a siete futbolistas del filial, a los que quiere conocer al llegar nuevo al club y con los que espera contar en una temporada tan larga como exigente en la que deberá “tirar sí o sí de los chavales”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?