NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

COPA | BARCELONA-REAL SOCIEDAD

Zubimendi: el objeto de deseo de Xavi llega al Camp Nou

Zubimendi se ‘presenta’ en el Camp Nou con la Real tras su no al Arsenal. El entrenador del Barça quiere al donostiarra como sustituto de Busquets. Su precio, 60M€.

Actualizado a

Xavi Hernández se ha salido con la suya. Martín Zubimendi jugará por fin en el Camp Nou… con la camiseta de la Real Sociedad. Que lo pueda hacer con la elástica del Barcelona solo el tiempo lo dictaminará. Pero de momento, este miércoles jugará con su equipo, con el que tiene contrato, renovado hasta 2027 recientemente, el partido de cuartos de final de la Copa del Rey contra el conjunto azulgrana. Y es que el donostiarra, es vox populi y ya nadie lo puede ocultar, es el objeto de deseo de Xavi para su Barça la próxima temporada. Pero mientras tanto se presenta en Barcelona como el líder de la medular de Imanol Alguacil, dispuesto a dar una campanada que, vistos los precedentes y lo que dictamina la estadística, sería de las gordas.

Martín Zubimendi renovó con la Real Sociedad en octubre del año pasado. Hasta 2027. Para entonces los rumores sobre el interés del Barcelona en ficharlo en verano del 2023 no paraban de crecer. El run run que llegaba desde la Ciudad Condal empezaba a ser insoportable. El donostiarra era el elegido por la comisión deportiva del Barça para sustituir a Sergio Busquets en caso de que decidiera dejar el club culé al final de la presente temporada. Se esperaba que con el acuerdo para firmar su ampliación de contrato, negociación que llevaba tiempo trabajándose con diferentes reuniones sin llegar a ningún punto de encuentro con sus representantes, se acabarán los rumores sobre la marcha de Zubimendi de la Real. Bien en este mercado de invierno o bien en verano. Pero no fue así. Y no se acallaron los rumores, porque Zubimendi firmó su renovación sin subir la cantidad de su cláusula de rescisión, cifrada antes y después del acuerdo en 60 millones de euros. Una maniobra que siempre ha sido vista con escepticismo en el entorno txuri-urdin, a pesar de sus evidentes intentos por acallar esas dudas que pueda generar. “Renové para quedarme, no pensando en marcharme en el futuro”, dijo el donostiarra en su primera comparecencia después de renovar.

Sea como fuere, la realidad es que todo lo que rodea esta temporada a Zubimendi genera suspicacias y es visto con temor por el aficionado de la Real Sociedad. La sensación es que antes o después acabará dejando el club donostiarra. Tiene demasiadas novias tentándole a la vuelta de la esquina como para que al final no acabe sucumbiendo a sus encantos. Porque el Barcelona no es el único que sigue la pista a Zubimendi. Los principales clubes de la Premier League le tienen en sus agendas, y los 60 millones de euros de su cláusula de rescisión no son realmente un impedimento para las llenas arcas de los clubes ingleses, controlados mayoritariamente por magnates que poco o nada tienen que ver con el fútbol. Ese es el principal peligro para el Barcelona, si es que en verano sigue empeñado en fichar a Zubimendi. El club que preside Joan Laporta no tiene la capacidad como para abonar íntegramente su cláusula y pagarle además un gran sueldo al jugador donostiarra. Y la Real Sociedad en ningún caso tiene pensado negociar la venta de Zubimendi, se remite constantemente a los 60 millones que cuesta su carta de libertad.

Es lo que ha hecho en este mismo mercado de invierno. No uno, sino varios clubes ingleses han preguntado a la Real Sociedad por Zubimendi. Manchester United, Chelsea, Liverpool y, sobre todo, Arsenal. Todos se han encontrado con la misma respuesta. La Real no negocia por ninguno de sus jugadores con contrato en vigor. Así que, si se quiere fichar al donostiarra hay que pagar su cláusula. Y eso es lo que ha intentado el Arsenal del donostiarra Mikel Arteta. El líder de la Premier League planteó a los representantes de Martin Zubimendi su fichaje, haciéndole una oferta de mucho dinero, porque si decía sí, estaban dispuestos a comunicar a la Real que pagaban la cláusula este mismo mes de enero. Pero el Arsenal se encontró con el no rotundo de Martin Zubimendi.

El donostiarra no quiere dejar la Real a mitad de temporada, demostrando su compromiso con el proyecto que líder Imanol Alguacil, el entrenador que le dio la oportunidad de debutar en Primera y que es quien más ha confiado en él, dándole los galones de jefe del centro de campo de la Real. Zubimendi es, por encima de todo, agradecido. Sin olvidar que es realista de cuna, que está muy asentado en su Donosti natal, muy apegado a su barrio de Gros, donde queda tranquilamente y sin agobios con sus cuadrilla de amigos de toda la vida. Se puede decir que no necesita más, que lo tiene todo. Así que “por ahora” Zubimendi no tiene pensado dejar la Real, aunque en el futuro no descarta nada, porque también tiene sus ambiciones personales, aparte de lo que le empujan sus agentes a no cerrarse puertas, viendo su calidad, proyección y futuro.

Y el Barça también tiene el problema de que a Zubimendi, al menos hoy por hoy, en caso de tener que dejar la Real, le llama más probar fuera que un posible proyecto en la Ciudad Condal, así que si quiere seguir fichándome en verano, tendrá trabajo por delante para convencerle. Los 60 millones de euros de su cláusula, aunque parezca mentira, son un peligro y invitación a marcharse de la Real en algún momento. No subirla puede indicar que no quiere cerrarse puertas, pero tampoco irse gratis de su Real. Quizá algún día llegue ese momento y esté en esa tesitura. Pero de momento, su compromiso es total con la Real, y este miércoles en el Camp Nou lo demostrará siendo el faro txuri-urdin hacia la historia. Y puede que si hay alguien en el Barça que no esté convencido como Xavi de su valía acabe sucumbiendo a sus encantos. No sería mala señal para la Real. Al menos, de momento.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?