NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

Morata, con mejor ritmo que Suárez

El uruguayo, en la 20-21, llevaba cinco goles a estas alturas de competición por los nueve (seis en Liga y tres en Champions) que ha celebrado ya el español con el Atleti, asentado como su ariete.

Actualizado a
El delantero rojiblanco está desatado. Un golazo y una asistencia a Roro Riquelme fueron el premio a un gran partido del atacante madrileño. Complemento ideal para Griezmann. Morata sigue, junto a su compañero francés, la estela goleadora de Jude Bellingham.
JAVIER GANDULDIARIO AS

En el Atlético existe el sentir general —reforzado por los datos— de que cuando el equipo ha tenido un goleador inspirado en la plantilla, se ha acabado peleando por los títulos. Los casos de Diego Costa (13-14) y Luis Suárez (20-21) son los ejemplos más evidentes y celebrados. En el otro sentido, cuando las cifras de los puntas han flojeado, las aspiraciones se han venido abajo. Y Morata ha aceptado el reto del 9. El delantero, en un momento personal y profesional dulce, quiere mejorar sus cifras y aupar al Atleti hacia los grandes objetivos. Lleva nueve goles en 12 partidos —se perdió uno por sanción—, uno cada 99,5 minutos y cada tres remates; más otras cuatro dianas con la Selección. El Morata más certero e intimidante.

En clave rojiblanca, el ariete se codea con los últimos grandes goleadores del equipo. De hecho, mejora el ritmo anotador del arranque de Luis Suárez, que a estas alturas de competición llevaba cinco tantos. Todos ellos los consiguió en Liga, en la que terminó con 21 tantos, muchos de ellos fundamentales para conquistar el título. Su debut, con dos dianas al Granada en apenas 20 minutos, ya hacía presagiar que podía ser un año para disfrutar. En su segundo curso el inicio fue aún mejor (7 en 13), pero no lo pudo sostener.

A Morata aún le queda por delante el explosivo comienzo de Diego Costa en la 13-14. El de Lagarto consiguió 11 goles en las 10 primeras jornadas de Liga y dos en las tres de Champions, pero es que se había perdido las dos iniciales por una sanción del curso anterior. Fue una temporada tremenda en la que terminó con 36 tantos (27 en Liga, 8 en Champions y 1 en Copa) y algunas actuaciones para la historia decisivas para que el equipo fuera campeón de Liga y finalista de Champions.

Costa, Falcao, Griezmann...

Costa recogió los galones en ataque de Falcao, con quien coincidió en la 12-13. El colombiano empezó aquel curso con 10 goles en 10 jornadas y un ‘hat-trick’ al Chelsea en la Supercopa de Europa que dio la vuelta al mundo y le coronaba como el mejor delantero centro del momento. En la anterior, la 11-12, empezó con un ritmo algo inferior al de Morata: seis tantos en diez partidos de Liga y uno en tres de Europa League. El actual jugador del Rayo cerró sus dos temporadas con 36 y 34 goles.

El otro gran goleador de la era Simeone ha sido Griezmann, hasta el punto de que acecha el primer puesto en la clasificación histórica del Atlético, a siete de Luis. En sus cuatro primeras temporadas siempre alcanzó los 25 tantos, pero a estas alturas su tope estaba en seis. Es decir, que su mejor arranque es el de este curso: como Morata, lleva nueve tantos (siete en Liga y dos en Champions), aunque en un partido más que su compañero de ataque. El del nueve era uno de los debates del verano en la casa rojiblanca y resulta que, a falta de un arma ofensiva, Simeone tiene dos y están muy afiladas.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.