NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Real Madrid

La samba sigue en Valdebebas

Vinicius, Rodrygo y Casemiro inician la pretemporada y mantienen la tradición de la presencia brasileña en el Real Madrid, que ha sido ininterrumpida desde el fichaje de Roberto Carlos en 1996.

Actualizado a
Vinicius, en su primer entrenamiento en la pretemporada 2022 del Real Madrid.
Realmadrid.com

La nutrida y colonia brasileña del vestuario blanco se mantiene fuerte pese al adiós de uno de sus miembros más insignes, Marcelo, el jugador con más títulos en la historia del Real Madrid. Este domingo iniciaron el trabajo de pretemporada tres de los cuatro internacionales que la Verdeamarela tiene en el equipo blanco: Vinicius (que mañana cumple 22 años), Rodrygo (de 21 años) y Casemiro (30). El cuarto, Militao (24), se ausentó porque está a punto de ser padre. En total, serán provisionalmente seis (nunca han coincidido más de cinco en la plantilla del primer equipo) los brasileños que tomen parte de la pretemporada madridista, porque Ancelotti también tiene a sus órdenes en estos primeros días de trabajo a Reinier (20), que volverá a salir cedido, y Vinicius Tobias (18), lateral que llegó al Castilla en abril procedente del Shakhtar Donetsk. La representación brasileña en el Real Madrid ha sido ininterrumpida desde el fichaje de Roberto Carlos en 1996. Ninguna otra nacionalidad extranjera ha mantenido una presencia continuidad en el vestuario blanco desde entonces.

El más veterano, Casemiro, encara una temporada en la que parte de nuevo como titular, pero en esta ocasión, por primera vez en mucho tiempo, cuenta con un recambio específico gracias al fichaje de Tchouameni. El inicio de una transición tranquila en el pivote. Sus otros tres compatriotas más jóvenes, Vinicius, Rodrygo y Militao, están ya asentados en el equipo inician una nueva etapa. Los tres firmarán en los próximos días su renovación con el club.

El que notará un mayor cambio respecto a hace un año es Vini, convertido en toda una estrella tras hacerse con la titularidad en el arranque de la temporada pasada, marcar 22 goles (y dar 16 asistencias) y ser el autor del tanto que, junto a las paradas de Courtois, dio al Madrid la Decimocuarta. Un ejemplo que quiere seguir Rodrygo, quien acabó ganándose la confianza de Ancelotti en el tramo final de temporada (sus goles fueron fundamentales en las eliminatorias de Champions contra Chelsea y Manchester City) y parte en una posición prioritaria para formar tridente de ataque junto a Vinicius y Benzema. Militao, consolidado como titular, estrenará pareja de baile en el eje de la zaga con la llegada de Rüdiger.

El club tendrá que buscar una nueva cesión a Reinier, ya que el cupo de extracomunitarios está cubierto mientras no avance los trámites para que Vinicius, Rodrygo y Militao obtengan la el pasaporte español. Una nacionalizaciones pendientes que, mientas se resuelven, también hacen tapón a Vinicius Tobias, la última incorporación brasileña de un Madrid que, pese a la marcha de Marcelo, mantiene una nutrida representación de la Verdeamarela.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?