NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Kroos alza la voz

El alemán realizó un gran partido contra la Juventus y arrancará el curso en una forma excelente. Acaba contrato y de su rendimiento dependerá la renovación.

Actualizado a

Cuando Toni Kroos (32 años) sienta que su aportación no le hace indispensable, dará un paso a un lado en el Madrid. De ahí que haya decidido emplazar la decisión acerca de su futuro a final de curso. Termina contrato el próximo 30 de junio y, tal y como informó la SER, prefiere esperar antes de extender su compromiso con un club blanco al que llegó hace ya ocho años. Kroos no quiere ser uno más y ante la Juventus no lo fue. Si su rendimiento es similar al deslizado en el último amistoso en Estados Unidos, la elección será más sencilla. El de Greifswald alzó la voz en el Rose Bowl de Pasadena.

Ancelotti había dejado claro en repetidas ocasiones que sus once contra los bianconeri serían sus once contra el Eintracht el 10 de agosto y ahí se encuentra el teutón. No hay duda. Ha llegado Tchouameni y, con Camavinga y Valverde, sin olvidar a un pujante Dani Ceballos, completan el centro del campo del futuro. Ellos son el “rock and roll”, que diría Carletto, pero el de Reggiolo sigue teniendo claro que su sala de máquinas predilecta es la Santísima Trinidad. “¿Casemiro, Modric y Kroos? Los llamo el Triángulo de las Bermudas, porque la pelota desaparece cuando pasa entre ellos...”, dijo con sorna el italiano tras ajusticiar a la Vecchia Signora. No le faltó razón. En los 63 minutos que permanecieron en el campo, a Zakaria, Fagioli, Locatelli y Di María se les hizo de noche. Amén de articular en la segunda parte una jugada de tiralíneas en el centro del campo que levantó el runrún en la grada y terminó en ocasión de Carvajal. Gran parte de culpa la tuvo un Kroos que no solo dirigió la orquesta, también rompió la partitura rival.

Las redes, con el alemán

Kroos estuvo preciso en el pase, en corto y en largo, pero donde dio un golpe sobre la mesa fue en tareas destructivas. Una de las claves de la superioridad blanca en la tarde-noche angelina fue la presión y ahí el ‘8′ brilló. Su trabajo, de hecho, le convirtió en trending topic durante el partido. Twitter no paraba de comentar el fenomenal estado de forma del futbolista alemán. Su víctima favorita fue Di María, a quien sustrajo varios balones que no permitieron al argentino brillar ante sus ex con su nuevo equipo. “Toni Kroos ha arrebatado la posesión a Di María seis veces en la primera parte, no sé qué ha hecho Di María, pero Toni Kroos tiene la misión de arruinarle el partido”, comentaba un usuario. “Toni Kroos vaciando sus bolsillos cuando llegue al hotel”, apuntaba otro, acompañando el mensaje con cuatro fotos: de un móvil, de las llaves del coche, de la cartera... y de Di María. El alemán cuenta con el respaldo de la afición. Y para renovar necesita mantener el de Ancelotti.

Kroos trata de arrebatar el balón a Alex Sandro en la segunda parte.
Ampliar
Kroos trata de arrebatar el balón a Alex Sandro en la segunda parte. KEVORK DJANSEZIANAFP

Hasta ahora, no hay discusión y, si no hay infortunios inesperados, buscará su decimoctavo título como madridista el próximo 10 de agosto desde el equipo titular. Sin embargo, el curso pasado arrojó alguna duda a su horizonte. Una pubalgia le impidió arrancar estrenarse hasta el mes de octubre. Se perdió ocho partido, amén de la pretemporada. De inicio mostró un gran nivel, pero con el avance del calendario perdió algo de fuelle y en el tramo final se convirtió en cambio habitual en partidos clave. En la vuelta contra el PSG fue sustituido en el 57′ en busca de la primera remontada; ante el Chelsea se retiró en el 74′ en Stamford Bridge y el 73′ en el Bernabéu, de manera que el Madrid contrarremontó con el alemán en el banquillo; mientras que Ancelotti repitió decisión el día del milagro ante el City, en el 68′ en esta ocasión. La final, más controlada, sí la disputó completa, pero el italiano prefirió el rock and roll cuando necesitaba heroicidades.

Nuevo horizonte

Un buen tono físico será crucial para mantener su importancia. Este año cuenta con la ‘ventaja’ al respecto, pues al estar retirado de la selección, el Mundial no le pillará a contrapié como a sus compañeros. Además de haber realizado una pretemporada normal, sin lastre alguno en forma de lesión. Entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre tendrá alrededor de un mes para recargar pilas. Y para pensar. “Creo que el año 2023 es muy adecuado, tendré 33 años. Decidiré si renovar o no por una temporada o dos, pero estoy seguro de que me retiraré en el Real Madrid”, explicó en julio de 2021, tras anunciar su adiós a la Mannschaft. En ese momento no estaba Camavinga fichado ni, por supuesto, Tchouameni. Valverde tampoco había dado el paso adelante del curso pasado. Son adiciones que condicionan el escenario de un jugador que no se ve estirando su carrera ‘a lo Modric’. “Mis sensaciones son que con 37 o 38 años no creo que siga jugando”, apuntó en 2019. Si se queda es porque se siente una vértebra indispensable del Madrid. En el club esperan que así sea. Nadie mejor para enseñar el oficio y el camino al éxito a los nuevos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?