NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

Atlético: las cuentas ya sí salen

El Atlético sufrió un varapalo tras caer en Europa: perdió 40 millones. Pero Cunha salió por 50. Se fue João Félix y llegó Memphis. El club hizo malabares para cuadrar intereses deportivos y económicos.

Actualizado a
Cunha, con el Wolverhampton.
Jack Thomas - WWFCWolverhampton Wanderers FC via G

El Atlético quedó eliminado de Champions tras quedar último en un grupo en el que partía como favorito. La eliminación supuso un duro golpe en todos los sentidos: deportivo y también económico. El club rojiblanco perdió unos 40 millones de euros en un revés que puso en peligro a la entidad del Cívitas Metropolitano. El equipo de Simeone necesita jugar todos los años la primera competición continental de clubes para tener cierta estabilidad económica. El fracaso europeo hizo que el Atlético tuviera que vender a algún jugador de su plantilla.

El elegido fue Cunha, quien no era uno de los fijos para el Cholo. Suplente de Morata, y sin apenas demostrar su calidad, el brasileño se marchó al Wolverhampton por 50 millones. Un dinero que enjugó la eliminación copera. El mercado de invierno tampoco dejaba mucho margen de maniobra al Atlético. Salió João Félix tras sentirse decepcionado con Simeone. El portugués pidió irse y el Atlético lo cedió al Chelsea en una operación que le supuso al club madrileño unos 11 millones de euros (entre el montante de la cesión y el sueldo que se ahorra del delantero).

Y el Atlético suplió al portugués con la llegada de Memphis Depay, por cuya llegada el Atlético se ha gastado 2′5 millones más otro millón en variables. La posible salida de Felipe no supondrá para el Atlético nada más que un cambio de cromos. Lo que pueda percibir del Wolverhampton por el defensa brasileño se lo gastará en Soyüncü, jugador que ya tiene firmado para verano. Las cuentas ya sí cuadran y desde las oficinas del Metropolitano han tenido que cuadrar números e intentar que la plantilla no se debilitase en exceso. De no ocurrir nada raro, la plantilla, salvo la operación de Felipe, se quedará como está al cierre del mercado invernal.

En la operación de Memphis Depay hay otro protagonista: Carrasco. El belga podría irse al Barcelona al final de temporada si el club azulgrana le requiere. Serían casi 20 millones para un Atlético que tiene el recambio en casa: Samuel Lino, cedido al Valencia. Andrea Berta, mientras tanto, busca en el mercado jugadores que acaben contrato y lleguen a coste cero.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?