NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ITALIA

La nueva Roma de Mourinho asusta

Dybala, Wijnaldum, Matic: la ilusión giallorossa se ha disparado ante una nueva temporada después de ganar la Conference con el técnico portugués.

ItaliaActualizado a
Roma's Italian defender Gianluca Mancini (2nd L) celebrates after scoring a goal, with his teammates Roma's Argentine forward Paulo Dybala (2nd R), Roma's Italian midfielder Nicolo Zaniolo (L) and Roma's Italian defender Leonardo Spinazzola (R) during the friendly football match between AS Roma and FC Shakhtar Donetsk at the Olympic Stadium in Rome, on August 7, 2022. (Photo by Isabella BONOTTO / AFP)
ISABELLA BONOTTOAFP

Los romanos tenían razón cuando, hace poco más de un año, celebraron la llegada de Mourinho como el comienzo de una nueva era. Los Friedkin, que le ficharon con una negociación relámpago y secreta, apostaron por su carisma para que el club de la capital italiana diera un salto internacional cuya ambición ya está clara para todos.

En el primer curso romanista del Special One hubo dificultades, algunas muy duras de superar. El 6-1 con el Bodo Glimt, por ejemplo, fue definido por el propio técnico la peor derrota de su carrera. La directiva, no obstante, no ha dudado ni aquella noche sobre su continuidad. Mou para la Roma es intocable, y el entrenador devolvió la confianza levantando en mayo el primer título de la entidad desde 2008 y el primer trofeo internacional desde 1961: la Conference League. Los romanos celebraron este triunfo con la misma intensidad (o más) con la que otras ciudades festejaron una Champions. Y la alegría de aquella noche se ha ido multiplicando durante el verano.

Mourinho se había quejado sobre la falta de recambios en su plantilla, y la directiva quiso contentarle con las incorporaciones de renombre que ha pedido y que solo serían posibles gracias a sus llamadas: Matic, Dybala (que protagonizó la presentación más icónica de la última década en Italia), Wijnaldum y, pronto, Belotti. El equipo que está construyendo el Special One está basado en la ilusión de club e hinchada, en su figura y en la experiencia internacional de los nuevos fichajes. Pedirle el scudetto tras el sexto puesto del curso pasado (a 23 puntos del Milan campeón) quizás sea demasiado, pero en Roma hay la sensación de que ya nada es imposible.

La calidad que ahora tiene Mou a disposición hace que el objetivo mínimo sea regresar a la Champions y llegar lejos en Europa League y Copa italiana. El festín ante el Shakhtar, en el último amistoso de la pretemporada, confirmó que Pellegrini, Dybala, Zaniolo y Abraham ya se entienden de maravilla. Juntos, los ‘Fab Four’ (como los llaman en Italia), forman una de las delanteras más temibles del Calcio. Mou, no obstante, está pensando en un 3-4-2-1 con más equilibrio, dejando fuera a Zaniolo, con Matic y Wijnaldum en la medular, Dybala y Pellegrini de mediapunta y Abraham arriba. Con el ajetreado calendario de este año habrá espacio para todos, y el técnico cuenta también con el apoyo incondicional del jugador ‘12′, el Olímpico: casi 40.000 tifosi ya adquirieron el abono de esta temporada. La Roma ha vuelto a sentirse grande y su gente quiere empujarla hacia arriba. Gracias a Mourinho, no soñar es imposible.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?