NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ITALIA

Dybala y Mourinho hacen soñar a la Roma

El argentino dispara la ilusión en el equipo de la capital italiana, que con el portugués ha empezado una nueva era y quiere seguir creciendo. Le espera una presentación histórica.

Actualizado a
Dybala y Mourinho hacen soñar a la Roma

La llegada de José Mourinho prometía cambiar definitivamente la dimensión internacional de la Roma, y el técnico lo ha conseguido en poco más de un año. El portugués cerró el primer curso con un títuloeuropeo, la Conference League (el club no ganaba nada desde 2008) y, en este mercado, ha sido clave para hacerse con los servicios de uno de los nombres más deseados en el mercado: Paulo Dybala.

Las llamadas del exmadridista en el pasado fin de semana desbloquearon una negociación que ya estaba cerrada, pero que necesitaba el ‘sí, quiero’ definitivo del argentino, que tenía sobre la mesa también la propuesta del Nápoles y la posibilidad de esperar al Inter. Poder contar con La Joya, para la que se está preparando una presentación histórica, supone otro paso adelante del club, tanto fuera del campo (gracias a los 65 millones de seguidores del argentino en las redes sociales) como en el verde.

Dybala llega con la necesidad de recuperar el tiempo perdido en este verano, pero está físicamente bien y ha cerrado el pasado curso in crescendo. El delantero sumó 39 partidos, con 15 goles (fue el máximo goleador de la Juventus) y seis asistencias. La única temporada negativa con los bianconeri fue la 20/21, en la que apenas pudo jugar debido a varios problemas físicos, pero sus números totales como juventino son sobresalientes: 293 presencias, 115 tantos y 48 pases decisivos. Con 28 años, Dybala desembarca en la capital con las ganas de demostrar que su talento sigue intacto y que dejarlo escapar como agente libre fue un grave error de la Juventus.

Mourinho le prometió un papel central en su proyecto. Si Zaniolo sigue, podría jugar al lado de Abraham (que en su primer curso italiano marcó 27 goles), dejando la calidad del argentino a sus espaldas en un 3-4-1-2, con Pellegrini en la medular. Con el (posible) adiós del italiano, Dybala formaría la pareja junto con el inglés. La certeza, de momento, es que Dybala será un intocable y que, con él, la Roma quiere apuntar tanto a llegar lejos en la Europa League como a regresar a la Champions después de cuatro años. Mientras, los tifosi ya sumaron casi 40.000 abonos: el Olímpico, con La Joya, va a arder más que nunca en los últimos años.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?