NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ITALIA | MILAN

Brahim, apuesta firme

El Milan quiso la continuidad del español, al que Pioli siempre le transmitió confianza. Los rossoneri esperan mucho de él.

Actualizado a
Brahim Diaz jugador del Milan celebra un gol contra el Venecia en Serie A.
Alessandro SabattiniGetty Images

El Milan sigue apostando fuerte por Brahim Díaz. Durante su entrevista con AS, el técnico rossonero Stefano Pioli declaró que quería su continuidad “por supuesto” y que, con él, puede pasar lo mismo que con Tonali: que su explosión llegue con el tiempo.

El malagueño ha vivido, desde su llegada a San Siro, dos cursos fundamentales para la entidad. En el primero hubo el regreso a la Champions tras ocho años de espera, mientras que en el segundo llegó un histórico scudetto (que le convirtió en el tercer jugador de la historia, el más joven y el primer español capaz de ganar La Liga, la Premier y el Calcio), el único de los milanisti tras una década de amarguras.

Brahim tuvo un papel importante en el curso del título, sobre todo en su primera fase. Anotó en los primeros nueve compromisos oficiales, cuatro goles y dos asistencias, y fue uno de los mejores rossoneri también en los choques iniciales de la Copa de Europa. Luego el covid le paró durante un mes, le costó recuperar su estado de forma y el propio Pioli reconoció que, quizás, alguna decisión suya puede haberle quitado confianza, aunque eso no impidió su participación decisiva en encuentros fundamentales como la remontada del derbi de vuelta ante el Inter.

El técnico, además de haber hablado maravillas del jugador públicamente, siempre ha estado transmitiéndole confianza, confirmando que le considera una pieza fundamental de su proyecto.

El Madrid sigue muy interesado en la evolución del jugador y, al principio de este mercado, no se descartaba que pudiera llamarle de vuelta interrumpiendo la cesión italiana con un año de antelación. Encontrar un acuerdo con el Milan, en este sentido, habría sido sencillo gracias a las relaciones estupendas entre las entidades, pero todas las partes coincidieron en que lo mejor era que Brahim continuara creciendo en San Siro.

El español ha encontrado en Italia un entorno perfecto, ha evolucionado tácticamente y, tras la primera temporada llevando la responsabilidad de ser considerado un titular (y con el 10 rossonero a sus espaldas), en la que está a punto de empezar, los milaneses esperan mucho de su talento. Con 23 años, todo lo mejor de su carrera está por venir.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?