NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Real Madrid RMA
2
Federico Valverde 79',Marco Asensio 90'
Finalizado

GRUPO F | REAL MADRID - LEIPZIG

Una Champions y dos mundos

El Madrid, leyenda de la competición, se mide al Leipzig, último capricho de Red Bull, nacido hace 13 años y visto con recelo en Alemania. Rodrygo, de nueve, y Nkunku, las atracciones.

Actualizado a
Los jugadores del Real Madrid, durante su sesión de este martes en Valdebebas.
Antonio VillalbaGetty
Ampliar

Esta noche, el Bernabéu asistirá a la confluencia extrema de las dos caras de fútbol que nos espera: el Madrid, una leyenda, cofundador de la Champions, catorce veces campeón y aún propiedad de sus socios, frente al Leipzig, club de empresa creado en 2009, que en trece años ha pasado de la Oberliga (quinta división alemana) a la elite del continente gracias a la fortuna del magnate austroesloveno Dietrich Mateschitz, cuya criatura ha vampirizado a los otros dos equipos de la ciudad (Lokomotive y Sachsen) y se ha ganado el rechazo general en Alemania, donde las hinchadas se sienten soberanas (sigue el partido en directo en As.com).

Mateschitz, cofundador y propietario del 49% de la compañía de bebidas energéticas Red Bull, compró una parte mayoritaria de la escudería Sauber de F1 en 1995. Después saltó a Jaguar y Minardi. En 2005 también entró en el mundo del fútbol. Primero adquirió el Salzburgo y después el MetroStars de Nueva York, ambos renombrados como Red Bull. Y en 2009 apuntó a la Bundesliga, donde su incursión resultó menos sencilla. Quiso comprar el Sachsen Leipzig, el St. Pauli, el 1860 Múnich y el Fortuna Düsseldorf. Todos rechazaron la oferta por la presión de sus hinchadas. Finalmente adquirió la licencia del SSV Markrandstädt, equipo de quinta división radicado a 15 kilómetros de Leipzig.

La legislación alemana le impidió utilizar el nombre de Red Bull (sorteó el asunto añadiendo la palabra RasenBallsport, deporte de pelota sobre el césped, para así enmascarar las siglas RB), buscó rendijas para eludir la norma que obliga a que al menos un 51% de la propiedad de los clubes sea de sus socios, razón por la que se pidió que se le negara la licencia, sufrió el veto muchos equipos en amistosos y soportó una dura campaña de pancartas en los estadios bajo el lema “No al RB”.

Timo Werner, en el centro de la imagen, durante el último entrenamiento del Leipzig.
Ampliar
Timo Werner, en el centro de la imagen, durante el último entrenamiento del Leipzig.picture allianceGetty

Pese a todo, Mateschitz se salió con la suya. El Leipzig ascendió cuatro veces en siete años y en 2016 ya estaba en la Bundesliga, donde no ha bajado del sexto puesto. A muchos de sus futbolistas actuales los fichó en Tercera (Poulsen) o en Segunda (Gulacsi, Orban, Hastenberg, Klostermann, Forsberg…) y no han dejado de progresar. Así que el Madrid tendrá enfrente un equipo bien armado que hace dos temporadas, dirigido por Nageslmann (hoy en el Bayern), ya jugó las semifinales de la Champions tras eliminar al Atlético.

Marco Rose empieza bien

Le fue peor el curso pasado y por eso despidió a su técnico, Jesse Marsch, tres meses después de contratarle. Su sustituto fue Domenico Tedesco, italiano emigrado a Esslingen con dos años, y con un perfil cada día más común: una formación extrafutbolística. Ingeniero industrial multilingüe (domina cinco idiomas), tomó al equipo undécimo y lo dejó cuarto tras una racha de quince partidos sin perder. Pero estos clubes exprés son impacientes. El Leipzig había sumado una victoria en los cinco primeros partidos de la Bundesliga, fue vapuleado por el Shakhtar en el estreno de la Champions (1-4) y Tedesco cayó hace una semana.

Marco Rose, técnico del Leipzig, observa un ejercicio de Nkunky y Orban.
Ampliar
Marco Rose, técnico del Leipzig, observa un ejercicio de Nkunky y Orban.picture allianceGetty

Marco Rose, su sustituto, resulta muy familiar. Nació en Leipzig, jugó y entrenó al Lokomotive, otro de los equipos de la ciudad, y dirigió dos años al Red Bull Salzburgo, de la misma factoría que el Leipzig. Discípulo de Klopp en el Mainz, el año pasado no convenció en el Dortmund (segundo en la Bundesliga, fuera de la Champions en la fase de grupos), pero tiene un gran cartel dentro y fuera de Alemania. De hecho, fue uno de los candidatos que manejó Jon Uriarte para el Athletic. De momento ha entrado con buen pie: victoria por 3-0 en su estreno ante su ex, el Borussia Dortmund. Al Madrid ya se enfrentó hace dos temporadas dirigiendo al Mönchengladbach: empate en Alemania (2-2) y victoria blanca en Valdebebas (2-0).

El once de la Champions

Rose respetó en su estreno el esquema de Tedesco (un 3-4-1-2) y cuenta con la garantía de que el club ha mantenido a la mayoría de sus figuras, incluido el croata Gvardiol, central de 20 años candidato a Golden Boy y que, según un estudio del CIES, será el defensa más caro de la historia. Además, su cuarteto de ataque es demoledor: Dani Olmo (baja durante seis semanas por una lesión de ligamentos), André Silva, Werner, que regresa a la Bundesliga, y sobre todo, Nkunku, autor de 35 goles la temporada pasada. En esta, lleva seis en nueve partidos. Canterano del PSG, el Leipzig lo fichó por 13 millones y consiguió renovarle este verano, aunque se asegura que el francés se reservó una cláusula de salida de 70 partir del próximo curso. Emery y Tuchel lo emplearon como interior, pero Nagelsmann descubrió en él un verdadero anotador, capaz de moverse en espacios reducidos. Eso le hace útil en un equipo muy territorial (solo el Bayern le supera en posesión en la Bundesliga) y con fuerte vocación ofensiva (casi 15 tiros por partido).

Rüdiger bromea con Vinicius en la sesión preparatoria de este martes en Valdebebas.
Ampliar
Rüdiger bromea con Vinicius en la sesión preparatoria de este martes en Valdebebas. Rodrigo JimenezEFE

Él es el gran peligro para un Madrid que seguirá huérfano de Militao y Benzema, bajas muy notables. También faltará Lucas Vázquez. Ancelotti volverá al formato Champions, con su once más fiable. Es decir, regresarán Carvajal, Tchouameni y Modric, Valverde volverá a la banda derecha y Rodrygo será esta vez el delantero centro. Nueve partidos jugó ahí en el Santos, pero en el Madrid nunca lo ha hecho de salida. Siempre ocupó la plaza sobre la marcha. Sin embargo, ante el Mallorca, como nueve dio un gol y marcó otro. El área le mejora mucho.

Clasificación

Grupo F PT PJ PG PE PP
1 3 1 1 0 0
2 3 1 1 0 0
3 0 1 0 0 1
4 0 1 0 0 1
Grupo F PT PJ PG PE PP
1 3 1 1 0 0
2 3 1 1 0 0
3 0 1 0 0 1
4 0 1 0 0 1
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?