NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN

Asensio, 'especialista' para Qatar

Sus particulares condiciones, con facilidad para la creatividad, el golpeo y la asistencia, le convierten en un recurso con vistas al Mundial. Luis Enrique le pide más atención atrás.

Actualizado a
Asensio dispara al palo ante la República Checa.
Pablo Garcia/RFEFRFEF

"Le he dicho en el banquillo que si le apetecía sacar la salsa"... Luis Enrique invitó a Marco Asensio a que le pusiese el picante al partido con la República Checa y el balear aprovechó la media hora que le dieron. Estuvo en contacto permanente con el balón, se movió por todo el frente de ataque y acabó por dar la asistencia del 2-2 a Iñigo. Pero para advertir que había salido enchufado no hizo falta tanto. Concretamente, segundos. Nada más salir, en una de esas carreras que le gustan, en la que lleva cuidadosamente el balón casi escondido con su pierna izquierda y luego pega el latigazo, sólo el palo, con Vaclik batido, impidió que hiciese el gol. Luego también se había sacado, con el guante que tiene en la pierna izquierda, un centro dulce que Ferran remató bien pero sin suerte. Esa manera de envolver el balón está sólo al alcance de los elegidos.

Son días importantes para Asensio. Su futuro en el Madrid está en el aire, pendiente de una reunión de su agente, Jorge Mendes, con el club para saber qué planes tienen Florentino y Ancelotti con él para ampliar su compromiso con los blancos o, ya que termina contrato en 2023, buscaruna salida. Asensio siente que está en el momento de tener más continuidad, ser más protagonista. Ha hecho muchos goles este curso hasta desaparecer casi al final de temporada. Algo, obviamente, debe fallar. Tal vez en la Selección encuentre en Luis Enrique alguien que le puede ayudar en esas desconexiones. "Esto no es Casa Pepe", dijo este domingo el seleccionador para explicar que el balear no había jugado a su aire en el Sinobo Stadium de Praga. Eso sí, recordó que había tenido algunos problemas en el posicionamiento. "Llevaba tiempo sin venir", le justificó.

La voluntad de Asensio es jugar más y ser siempre titular. En la Selección, sin embargo, su perfil a día de hoy dibuja un especialista. Pocos jugadores son capaces de hacer entre tres o cinco jugadas definitivas en media hora como las que hizo el balear en Praga. Luis Enrique, que no tira puntada sin hilo, ha recordado un par de veces que Asensio ha venido porque ha habido ausencias, pero que su regreso puede ser "para quedarse" y está en él. Por eso no se conforma con sus chispazos de talento. Le exige concentración, disciplina y presión en defensa. Pero también apunta lo positivo. Aunque, sorprendentemente, no fue titular indiscutible en los Juegos, un chispazo suyo en la prórroga de la semifinal contra Japón permitió a España jugar una final olímpica. Sin incontables los partidos en los que Asensio ha aportado cosas saliendo del banquillo. Puede que para él no sea suficiente. Y tampoco para Luis Enrique, que le pincha y espera más de él. Pero tal vez sea suficiente para cruzar las voluntades en una plaza para el Mundial de Qatar porque no hay tantos jugadores en la Selección que tengan la capacidad de Asensio, como Ansu tal vez, de voltear partidos en un rapto de talento.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?