NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BETIS

Bellerín, un romance al ralentí

El Betis y el jugador confían en que el Arsenal ceda en sus pretensiones. El deseo del lateral de jugar en Sevilla puede ser clave a la hora de encontrar un entendimiento entre los dos equipos.

Actualizado a
Bellerín, en la final de Copa.
DAVID GONZALEZDIARIO AS

Héctor Bellerín cruza los dedos para que su futuro no se aleje de Heliópolis este verano. El cierre de temporada resultó una despedida para el lateral derecho, que terminó su cesión con el Betis bajo la sensación de haber existido una alianza inquebrantable. Pero no todo es tan sencillo. Bellerín quiere. El Betis, también. El Arsenal, mientras, espera al futbolista en Londres y abre la puja entre los pretendientes del lateral. Mikel Arteta asegura que cuenta con el futbolista pese a que su sitio en el equipo está lleno de interrogantes. De momento, es un romance al ralentí.

El club inglés reiteró su intención de contar con Bellerín para su próximo proyecto, aunque esa apreciación se parece más a la intención de exigir que a la de poseer. El Betis, que no atraviesa una buena situación económica, esperará. Y el jugador lo tiene claro: "Estoy dispuesto a cualquier esfuerzo por seguir en el Betis". Ante este contexto, parece improbable que la historia tome un camino definitivo de forma inmediata. Hay esperanza en Heliópolis por el fuerte deseo del jugador y la hay en Londres bajo la posibilidad de sacar algo de beneficio a ese hipotético adiós.

Bellerín aterrizó en el Betis a última hora del pasado mercado de verano debido a la lesión de Sabaly. Expuso argumentos sobre el césped y pronto se hizo con un sitio fijo en los planes de Manuel Pellegrini. 2.562 minutos entre todas las competiciones y un papel decisivo en las citas importantes. Cinco asistencias a lo largo de la campaña, una de ellas en la final de la Copa del Rey que terminó por unir definitivamente al de Badalona con la afición verdiblanca. Ahora, tras haber reducido de forma importante su salario para llegar como cedido al Betis el pasado verano, vuelve a aceptar cualquier adaptación salarial con el fin de seguir en el club verdiblanco. Sus compañeros no dudan en halagar sus virtudes a la espera de que esa unión pueda concretarse de forma definitiva. El Arsenal tiene la pelota en su tejado. Y en Heliópolis reina la calma.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?