NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FINAL CHAMPIONS | LIVERPOOL - REAL MADRID

El día que cambió la carrera deportiva de Fabinho

El mediocentro del Liverpool jugaba como lateral derecho hasta que Leonardo Jardim decidió colocarle en el medio en un Arsenal-Mónaco de 2015.

ParísActualizado a
El día que cambió la carrera deportiva de Fabinho
PAUL ELLISAFP

Como lateral derecho, Fabinho quizá habría sido titular en un equipo que dispute normalmente la Champions League, pero no en un favorito o un aspirante a ganar la competición. El brasileño aterrizó en Europa en 2012 gracias a Luis Campos, que será el nuevo director deportivo del PSG y que en aquella época era asesor de Mourinho en el Real Madrid. El portugués le fichó del Rio Ave para jugar en el Real Madrid Castilla y, aunque no tuvo muchos minutos en el primer equipo, ya dejó detalles de lo que estaba por venir en los próximos años.

Fabinho puso rumbo al Mónaco en 2013 para intentar tener regularidad dentro del fútbol europeo. Aunque su rendimiento en el conjunto monegasco fue bastante bueno, como lateral derecho seguía teniendo dificultades para marcar las diferencias en la banda derecha. Fue entonces cuando su entrenador, Leonardo Jardim, decidió implementar un ajuste táctico que le cambiaría la vida por completo.

En 2015, Arsenal y Mónaco se enfrentaron en los octavos de final de la Champions League. El favoritismo de los de Wenger era total, ya que los de Jardim viajaban al Emirates con bastantes bajas en el centro del campo. El técnico portugués, muy rígido siempre en sus sistemas, movió a Fabinho al centro del campo para jugar con Almamy Touré, el mismo que ha ganado la Europa League este año con el Eintracht, de lateral. Lo que no sabía Jardim es que esa decisión no solo le permitiría eliminar al Arsenal en los octavos de final de la Champions, sino que le cambiaría la vida a Fabinho por completo.

Tras ese gran partido de Fabinho en el centro del campo, el brasileño no volvió a jugar de lateral derecho. Su gran presencia física, unido a un extraordinario criterio para sacar el balón, le dieron un salto cualitativo enorme al Mónaco, que dos años después, concretamente en 2017, se alzó con la Ligue 1 y llegó a las semifinales de la Champions League en una temporada que consagró definitivamente al exjugador del Real Madrid. El doble pivote que formó con Bakayoko destronó al PSG del fútbol francés y se quedó a las puertas de disputar la final de la Champions.

La evolución de Fabinho, imparable en todos los sentidos, provocó su fichaje por el Liverpool a razón de 45 millones de €. En el Merseyside, bajo las órdenes de Klopp, se erigió como uno de los mejores pivotes defensivos del mundo. Ganó la Champions League en 2019 en Madrid siendo titularísimo y ahora, aunque no llegue en las mejores condiciones a la final de París, pues comenzó a entrenar el miércoles con el resto de sus compañeros, ya se ha asentado en Europa como un jugador total. El equilibrio que le da Fabinho a Klopp es, quizá, una de las principales claves de los Red esta temporada. Lo ha jugado prácticamente todo y ha añadido registros a su juego como el remate de media distancia. Sin duda, la final pasará por sus botas este sábado en el Stade France.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?