NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CHAMPIONS LEAGUE | LIVERPOOL-REAL MADRID | CASEMIRO

"Si Camavinga quiere ser un seis, se tiene que sacrificar"

Casemiro, jugador del Real Madrid, concedió una entrevista a El País en la que repasa la temporada y habla sobre su compañero en el medio.

Actualizado a
"Si Camavinga quiere ser un seis, se tiene que sacrificar"
GABRIEL BOUYSAFP

Llegado desde Brasil, empezó su carrera como delantero y en la misma prueba descubrió su gusto por la defensa. Casemiro, el hombre del apodo nacido de una mala serigrafía, es ahora uno de los mejores pivotes defensivos del mundo.

El brasileño fichó desde el Sao Paulo y se ha convertido en todo un referente formando un legendario centro del campo con Kroos y Luka Modric. Con ellos ha ganado tres Champions consecutivas, con Luka la de Lisboa y ahora, juntos, quieren ampliar el palmarés en París. En la previa, Casemiro concedió una entrevista a El País y habló sobre el que puede ser su 'heredero', Eduardo Camavinga.

"Camavinga aún tiene que elegir si quiere ser ocho o seis. Si quiere ser un seis, se tiene que sacrificar para los demás, debe ayudar a sus compañeros", aseguró sobre el francés.

Antes, le dejó varias lecciones sobre el oficio de centrocampista en el Real Madrid. "Sacrificarse para los demás y no tener el protagonismo. La gente lo que quiere es marcar goles, dar asistencias y jugar bonito. Y el pivote, sobre todo en el Madrid, es sacrificio, ayudar a los compañeros, robar balones, tapar huecos… A veces la gente no ve eso. El mediocentro se sacrifica mucho más para el resto", añadía. Además, explicó, que ha aumentado sus esfuerzos y exigencia con el paso de las temporadas. "Corro incluso más que hace cinco años. Porque cuando ganas, puedes acostumbrar mal a la gente siempre dando el máximo nivel. La clave es mantenerse".

El centrocampista analiza también como se ve el fútbol y los datos de goles y asistencias capitalizan los medidores de buen rendimiento. "La gente siempre ve los goles y asistencias, y cree que el fútbol es esto. Y no, es mucho más. Es tapar huecos, ayudar a los compañeros, hablar con ellos, apagar fuegos por todos los lados. Porque la gente ve los goles, pero esto no es así. El gran ejemplo es Karim. Está marcando muchos goles y la gente habla de él y del Balón de Oro, pero para mí no ha cambiado nada. Es el mejor nueve desde hace años", explicó.

Un fútbol del que ha disfrutado junto a Carlo Ancelotti, al que califica como "señor del fútbol" y del que cuenta como fue su primera conversación en la que el italiano le justificó porque no jugó tanto en la primera etapa en la que coincidieron en el Real Madrid. "Al final, hay un respeto si elige a uno u otro. En la primera etapa prefirió a otros porque tenía jugadores de mucha calidad. Yo respeto. Este año estoy disfrutando mucho con él, estoy para ayudar", añadía el centrocampista.

Este quiere cerrar el año con el broche de oro que supondría el título de campeones de Europa, pero reconoce que esta Champions ya es historia del club. "Son partidos históricos. Claro que, si no ganas el título, te vas con un sabor de que no logramos lo que queremos, pero las noches que hemos hecho no se apagan. Eso es la historia del club", sentenció.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?