NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MIGRANTES DEL BALÓN

Rai Marchán, a la conquista de Australia

El centrocampista de Vilafranca del Penedès está inmerso en la lucha por el título de la A-League con Melbourne Victory. Ya ganó la FA Cup.

Actualizado a
Rai Marchán, durante un entrenamiento con Melbourne Victory
Melbourne VictoryFacebook

El pasado mes de julio, Rai Marchán (Vilafranca del Penedès, 1993) se convirtió en el 35º futbolista español en fichar por un club de la A-League de Australia, donde se ha hecho un nombre gracias a sus grandes actuaciones sobre el césped. "Estábamos hablando de ir a Grecia, a Rumanía, a Polonia... Son países que están al lado, y cuando me dijeron de ir a Australia mi madre dijo: 'Pero hijo, ¿no te puedes ir más lejos? Lo tuyo es increíble'. Fue gracioso y es normal porque los padres te quieren cerca, pero se alegraron porque Australia es un país que siempre me había llamado la atención", descubre Rai, que firmó con Melbourne Victory tras una conversación con Tony Popovic, su entrenador al otro lado del mundo: "Hasta ese momento no lo tenía muy claro, pero entonces cambió mi mentalidad. Me dijo que iba a ser importante y que el objetivo era ganar la liga. Congeniamos".

Tras un frustrado ascenso a Segunda con el FC Andorra de Gerard Piqué, Rai Marchán, que también falló en su intento por subir a la categoría de plata del fútbol español con Celta B y Leganés, supo que era el momento de cambiar de aires. Lo que no esperaba era continuar su carrera como futbolista en Australia, un país "maravilloso" en el que "la sensación es que todo el mundo tiene dinero y vive relajado". "Aquí da la impresión de que todo el mundo está contento y no existe ese estrés al que estamos acostumbrados en otros sitios. Otra de las cosas que más me gustan es la fauna. Cada vez que hacemos una excursión descubrimos un animal distinto y eso me tiene fascinado", añade Rai, quien agradece al fútbol "la posibilidad de descubrir otra cultura y vivir una experiencia que está siendo genial". Su contrato expira el próximo 30 de junio, pero el objetivo es "seguir" y Melbourne Victory, que está completando su mejor temporada en los últimos años, tampoco tiene la intención de desprenderse de uno de sus mejores futbolistas.

Y es que a pesar de ser uno de los clubes más grandes de Australia, Melbourne Victory acabó la pasada temporada como colista y eso desencadenó grandes cambios. "Cambió el director deportivo, el CEO, el 'staff' y llegamos 15 jugadores. Ha sido como empezar de cero", descubre Rai Marchán, pieza fundamental de un equipo que encadena 15 partidos sin perder y acabó la fase regular en segunda posición. "Hemos crecido mucho y creo que somos favoritos para ganar los 'play-offs'", apuesta un centrocampista que necesitó tiempo para adaptarse al vertiginoso fútbol australiano: "Tuve la suerte de que la pretemporada fue larga y eso me dio tiempo para cambiar ciertas cosas de mi juego. Yo soy un mediocentro posicional puro y venía del Andorra, donde teníamos mucha posesión de balón y por momentos era poco dinámico. Corría como mucho 10 kilómetros y aquí no bajo de 12. Es otro fútbol, pero por eso me firmaron. Aquí los mediocentros son 'box to box, con mucho recorrido, y yo tengo eso que ellos no tienen: interpretación del juego, saber cuándo parar, darle más valor a la posesión... Me he llevado muchas broncas, pero ya estoy adaptado y estoy muy cómodo. Diría que estoy en el mejor momento de mi carrera".

"Es un poco injusto que el sexto clasificado pueda ganar el campeonato, pero de cara al aficionado es muy bonito"

Rai Marchán

Rai Marchán forma, junto a Josua Brillante y Jake Brimmer, uno de los mejores centros del campo de la Primera División de Australia y la afición de Melbourne Victory, una de las más numerosas del país, confía en que esto, unido a la solidez defensiva de Roderick Miranda y los goles de Nicholas D'Agostino, sirva para conquistar el campeonato por primera vez desde 2015. "Aquí el sistema de competición es diferente y me cuesta asimilarlo porque es un poco injusto que el sexto clasificado pueda ganar el campeonato, pero de cara al aficionado es muy bonito y los jugadores vivimos los partidos con mucha más emoción. Todo el mundo habla maravillas del 'play-off' y estoy deseando jugarlo", descubre Rai, que se medirá en semifinales a Western United y se enfrentará a Melbourne City o Adelaide United en una hipotética final. Aunque pase lo que pase, el español finalizará la temporada con un título, ya que Melbourne Victory ganó la FA Cup. Rai Marchán, sin embargo, no pudo jugar la final por culpa de un golpe en la cara que le obligó a pasar por el quirófano: "Pasé unas semanas jodido porque parecía grave. Tuve tres fracturas distintas, estuve cinco semanas sin poder comer solidos... Por suerte se quedó en un susto".

Iniesta y la Champions League

Aunque no pudo disputar la final, el título de la FA Cup le otorgó a Rai Marchán la posibilidad de disputar la fase previa de la AFC Champions League, donde se midió al Vissel Kobe de Andrés Iniesta, Sergi Samper y Bojan Krkic. "Es el partido más bonito que he tenido la suerte de jugar en mi carrera. Lo disfruté muchísimo a pesar de la derrota", recuerda el centrocampista español, quien cree que su equipo "debía haber ganado" aquel encuentro disputado en Kobe. "Ellos eran mejor equipo, pero nosotros planteamos mejor el partido. Fue una pena que se escapara, pero disfruté muchísimo jugando ante Iniesta. Acaba de cumplir 38 años y la verdad es que iba andando por el campo, pero cada vez que cogía el balón hacía algo distinto. Cuando llegué al vestuario dije que no me imagino cómo tenía que ser jugar contra él cuando tenía 27 o 28 años. Tenía que ser una locura. Cómo trataba el balón, como veía los espacios... Fue increíble". Rai Marchán se marchó de Japón con derrota, pero con trofeo: "Tuve suerte porque me llevé las camisetas de Iniesta y Samper. Fui con los deberes hechos para que no se me escaparan".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?