NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PAÍSES BAJOS

El hijo de Van der Vaart despunta

Damian, descendiente de Rafael, ya ha debutado en un amistoso con el Esbjerg, de la primera división danesa, y ha sido convocado por Países Bajos Sub-16.

Actualizado a
El hijo de Van der Vaart despunta
Esbjerg

Damian van der Vaart, hijo de Rafael, vestirá por primera vez la camiseta de la selección de Países Bajos. A sus 15 años, vive junto a su padre en Dinamarca, lo que dificulta su convocatoria con el equipo nacional, debido a que está más alejado del foco que los futbolistas que continúan en su país natal. Sin embargo, su gran rendimiento le ha llevado a portar la elástica 'oranje' a partir del próximo 7 de marzo.

Lo hará con la selección Sub-16, en la que podría compartir vestuario con Shaqueel van Persie, hijo de Robin, exdelantero del Arsenal. Y es que Damian van der Vaart es un adelantado a su tiempo y su padre es su principal valedor. Recientemente, debutó en un partido amistoso con el primer equipo del Esbjerg. Allí, Rafa es entrenador asistente desde hace unos meses tras, precisamente, concluir su carrera deportiva en ese club.

Queda por ver el techo de Damian. Difícil tendrá igualar al exmadridista, que llegó a enfundarse un total de 109 veces la camiseta de la selección. Por el momento, su nombre no se relaciona todavía con ningún grande europeo y prefiere apostar por un proceso. Entrena de vez en cuando con los mayores, que están en el octavo puesto de la clasificación de la primera división danesa. Puede estar tranquilo: desde luego, su club apuesta por la juventud. La mayoría de futbolistas de la primera plantilla son menores de 25 años e, incluso, hay varios que tienen un hueco sin alcanzar la veintena.

Un fuerte apego a España

Quien sabe si, siguiendo la estela de su padre, Damian acaba defendiendo la camiseta de un equipo español en el futuro. Rafael no solo jugó bajo nuestras fronteras para el Real Madrid. También vistió los colores del Betis, aunque fue una etapa desafortunada, en la que sumó más críticas que buenas actuaciones. Después ya se marchó a Dinamarca, al Midtjylland y el mencionado Esbjerg, donde se retiró en 2018. Al menos, del fútbol de élite, ya que después probó suerte en el Chiclana Industrial, donde disputó un partido en Primera División Andaluza.

Fue a modo de homenaje, ya que solo llegó a jugar ese encuentro. No fue fruto de la casualidad ni de su buena experiencia en España tiempo atrás. En el pueblo vivían sus abuelos y tenía un gran vínculo emocional con él. Su hijo, no obstante, está centrado en el fútbol danés y esperando, sin presión, lo que le depare el futuro. Desde luego, hay talento en la casa Van der Vaart.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?