NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CELTA 1 - LEVANTE 1

Aprobados y suspensos del Celta: Noche aciaga de los mexicanos

Orbelín debutó sacando de sus casillas a Coudet y perdonando el que hubiera sido el tanto de la victoria celeste. Araújo encadenó fallos hasta que fue sustituido a la hora de partido.

Actualizado a
Los jugadores del Celta guardan un minuto de silencio vestidos con camisetas que homenajean a la gente del mar tras la tragedia del 'Villa de Pitanxo'.
Octavio PassosGetty Images

Dituro: El tanto del Levante era parable, pero tampoco se puede considerar un fallo del meta argentino. Se mostró firme en un peligroso disparo de Son. Solo tuvo que realizar dos paradas.

Hugo Mallo: Hubo demasiadas llegadas del Levante por su banda. El lateral y Brais Méndez no ajustaron bien la marca de Son. Providencial bloqueando un disparo de Dani Gómez en el minuto 28. El marinense generó peligro en sus apariciones ofensivas.

Aidoo: Un par de errores no emborronan otra exhibición del ghanés. Evitó que Dani Gómez marcara en la primera ocasión del encuentro al tocar lo justo el balón para que al delantero se le complicara un remate a puerta vacía. Fue la primera de las muchas acciones de mérito que firmó un central que derrocha confianza.

Araújo: No dio una. La noche se le empezó a complicar con un despeje tibio ante Morales que dio origen a la ocasión que perdona Dani Gómez. Se cargó con una amarilla y Pizarro Gómez le perdonó la expulsión en el arranque de la segunda parte. Coudet decidió sustituirlo a la hora de juego.

Galán: Asistencia para enmarcar. Su centro en el gol del Celta lo tiene todo: dificultad, precisión y fuerza. Activo en ataque de principio a fin y sin demasiados problemas en defensas pese a verse a las caras con un jugador tan desequilibrante como Morales.

Beltrán: Sobrado de energía. Su facilidad para recuperar balones no deja de sorprender. Sigue soltándose en ataque, jugando fácil y al primer toque.

Denis: No encontró el camino. El dispositivo defensivo del Levante, con cinco zagueros y un doble pivote, se le atragantó. El poco daño que hizo lo provocó en conducciones. Reemplazado junto a Araújo.

Brais: Mejoró al centrar su posición tras la salida de Denis. En el primer tiempo le metió un gran balón en profundidad a Cervi y en el segundo dejó a Orbelín mano a mano con el portero. Desquiciado con el criterio del árbitro para señalarle faltas.

Cervi: Un gol y mucho más. Su cabezazo apareciendo por sorpresa resulta inapelable para el meta visitante. Minutos antes Coudet lo había cambiado de la banda izquierda a la derecha. En la primera parte ya había tenido la más clara del Celta gracias a una de sus constantes diagonales. Parece que compite con Beltrán en ver quién recupera más balones.

Aspas: Intermitente. Pese a que no logró doblegar el entramado defensivo rival, regaló varios chispazos de genio. En su única ocasión para marcar intenta un remate muy complicado de espuela. Sirvió un pase de la muerte a Orbelín que era medio gol. Pidió penalti en una jugada en la que exageró la caída y vio tarjeta por simular.

Mina: El Levante supo como anularlo. La contundencia de Duarte, Cáceres y compañía desgastó poco a poco al delantero. En su única oportunidad estaba en fuera de juego y tampoco consiguió conectar un buen testarazo.

Domínguez (entró por Araújo): Falla en el tanto visitante. En una acción anterior ya no se había pegado lo suficiente a Roger y en el gol vuelve a estar demasiado blando. El canterano alterna intervenciones de mérito con otras que generan dudas.

Orbelín (entró por Denis): No fue ni mucho menos el debut soñado. Desperdició dos oportunidades claras para marcar, especialmente la segunda en un mano a mano con Cárdenas. Espeso con el balón, provocó una amarilla en su aparición más destacada. Desquició a Coudet por su tendencia a abandonar la banda izquierda y moverse como punta.

Tapia (entró por Cervi): Continúa en dinámica negativa. A los cinco minutos de comparecer sobre el terreno de juego, marcó el Levante. Saliendo del banquillo le cuesta ubicarse.

Galhardo (entró por Mina): Recurso a la desesperada. Saltó al terreno de juego en el minuto 86 y poco más pudo hacer que jugar un par de balones de espalda a la portería. Le señalaron un fuera de juego que no era en un desmarque que le otorgaba una ligera ventaja para meter la directa hacia el área.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?