NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CHAMPIONS | VILLARREAL X - JUVENTUS X

Aprobados y suspensos del Villarreal: Capoue da aire; Parejo, vida

El Villarreal se vio sorprendido a los 35 segundos de partido por Vlahovic, que ganó la espalda a Raúl Albiol y Pau Torres.

Actualizado a

Capoue asistió y Parejo no perdonó. El Villarreal se vio sorprendido a los 35 segundos por Vlahovic y logró empatar gracias al único error que cometió la defensa juventina en el partido. Ahora los de Emery tendrán que ganar en su visita a Turín del próximo 16 de marzo para meterse en los cuartos de final de la Champions.

Rulli: Vlahovic le dejó poco margen a la heroica en el primer gol. Decir que nada pudo hacer es contar lo que pasó. Sí hizo, y mucho, en el minuto 84, cuando Vlahovic volvió a buscarle las cosquillas. Esta vez con un remate desde la frontal, que el guardameta argentino repelió tirándose cual felino. Esas fueron los dos únicos remates de la Juventus entre los tres palos; el resto, la mayoría de Morata, se marcharon desviados.

Foyth: El argentino es un señor defensa, un cumplidor nato. No comete errores, al menos ninguno llamativo, y sus diagonales, de fuera hacia dentro, rompiendo líneas son uno de los recursos amarillos en la transición defensa-ataque.

Albiol: La manía del asistente de no levantar el banderín hasta pasado un rato del fuera de juego le desquició. Quizás tanto como Vlahovic a los 30 segundos, que con su control orientado con el pecho le sacó dos metros que el central no pudo ya recuperar. A partir de ahí, el central ejerció de líder de la defensa amarilla, imponiéndose en los duelos a Morata, que fue con el que más interactuó, y también con Vlahovic, al que controló en la segunda parte.

Pau Torres: Le pasó en el 0-1 como a Raúl Albiol, que por más estudiado que tuvieran ese movimiento de Vlahovic… les pilló. A partir de ahí, el “xiquet del poble” fue creciendo en protagonismo en lo que a la salida de balón se refiere, estando atento también en los cruces. Dentro del área marcó su territorio.

Pedraza: Le tocó bailar con dos todoterrenos como Cuadrado y Mackennie, así que bastante tuvo con dedicarse a defenderles, cumpliendo con ello en líneas generales. Pero claro, se prodigó menos en ataque de lo que acostumbra y siempre que subía lo hacía mirando el retrovisor por si acaso. Su esfuerzo físico fue mayúsculo y de ahí que Emery optara por refrescar ese carril con la entrada de Estupiñán.

Chukwueze: Dos arreones nada más comenzar el partido y poco más a destacar. DeSciglio y Sandro le ataron en corto y la aportación ofensiva del nigeriano se fue diluyendo con el paso de los minutos, al que hay que reconocerle se desfondó en labores de contención. Recibió una entrada de Rabiot a la rodilla por la que bien podría haber sido expulsado el juventino, aunque solo vio amarilla. Fue sustituido con Yeremy Pino.

Parejo: Autor de un gol que mantiene intactas las aspiraciones del Villarreal de meterse en cuartos de final, aunque para ello deberá ganar en Turín. El de Coslada brillaba con su remate en un partido en el que le costó tener el protagonismo que acostumbra. Rabiot y Locatelli convirtieron la zona Parejo en un territorio minado. Pero, sin explicación alguna e inaudito tratándose de un club italiano, entre otros los juventinos le dejaron un pasillo como la pista de aterrizaje de un aeropuerto y Parejo no perdonó.

Capoue: Lo suyo es dar equilibrio y esta vez también claridad. Suya fue la asistencia a Parejo, él vio mejor que nadie el falló táctico que cometió la defensa de la Juventus, colocándole con precisión el pase a Parejo, que no perdonó. Emery le esperó hasta última hora y Capoue le dio la razón. De lo mejor entre la tripulación del Submarino.

Alberto Moreno: Su titularidad refleja su relevancia en los planes de Emery, que además le encomendó jugar más de lo habitual por el medio, entre líneas, y no tanto caído en banda. Pero su protagonismo en el juego fue intermitente, con más voluntad que inspiración, sin obviar que un falló de cálculo suyo en un intento de pase a Danjuma propició la recuperación de Danilo, que a renglón seguido asistió a Vlahovic para que hiciera el 0-1.

Lo Celso: Su participación fue como la luz de una discoteca, parpadeante, dando luz en ocasiones y habitando en la oscuridad en otras. Suya fue la mejor ocasión amarilla hasta el descanso, un remate desde casi el área pequeña que lo repelió el palo.

Danjuma: Fue la cabeza de cartel en la delantera de Unai. Pero ni él ni Lo Celso, sin desmerecer su voluntad y sus virtudes, evitaron pensar cuánto de relevante es Gerard Moreno para el equipo. Combinó su zona de acción tanto el centro como por la banda izquierda. Su mayor aportación ofensiva, un taconazo que pilló a contrapié a Szczesny. Fue sustituido por Dia.

También jugaron

Estupiñán: Salió por Pedraza. Su frescura permitió que Cuadrado dejara de ir y venir.

Trigueros: Sustituyó a Moreno, colocándose entre líneas. Una recuperación suya propició un ataque prometedor, pero que quedó en nada.

Yeremy Pino: Apareció en el minuto 90 y solo le dio tiempo para buscar en una ocasión pisar área desde banda derecha, pero no consiguió zafarse de su defensor.

Dia: Ocupó el puesto de Danjuma, pero en el minuto 90. No participó del juego.

l

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?