NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL - SEVILLA

La ucronía de RdT y Lopetegui

Rivales hoy, coincidieron en el Real Madrid y pudieron repetir en el Sevilla. El Espanyol llega muy rearmado anímicamente tras el derbi catalán. ‘Virus' Europa League de los hispalenses.

Actualizado a
19/02/22 
 Entrenamiento 
 RCD Espanyol
 Vicente Moreno (e) RCD Espanyol
 Raul de Tomas (11) RCD Espanyol
GORKA LEIZADIARIO AS
Ampliar

Existe un mundo en el que Lopetegui aún entrena a Raúl de Tomás. En el Real Madrid, quizá el Sevilla, el Espanyol, o en la Selección camino de Qatar. Y otro donde los pericos se impusieron en la final de Glasgow, hace 15 años, y son los reyes de la Europa League; en el que luchan los blanquiazules ahora por el título liguero y los hispalenses, en esa zona de nadie que mira de reojo hacia abajo. Universos paralelos para el sexto y séptimo equipos con más puntos en la historia de LaLiga, que hoy vuelven a cruzar sus caminos (sigue el partido en directo en As.com).

La ucronía de RdT y Lopetegui tiene como base el verano de 2018, cuando el guipuzcoano estaba al mando del Madrid e intentó convencer al delantero de que permaneciera en el equipo. "Tuve la opción de quedarme cuando hablé con Julen, pero sentí que no iba a ser partícipe de ese año", explicaba De Tomás en AS, "y yo necesito competir para sentirme bien, feliz". La historia continuó en enero de 2020, cuando el Sevilla lo tanteó, pero el delantero ya había tomado una decisión: recaló en el Espanyol por 20 millones, los mismos que acabaron invirtiendo en el Pizjuán por En-Nesyri. Su primer choque contra el Sevilla se lo perdió por unas molestias de aductor. En el de la primera vuelta de esta temporada le anularon un gol por un fuera de juego que nunca se vio. Y hoy llega habiendo marcado en sus últimas cinco apariciones.

En este mundo real, aún no ha ganado el Espanyol en 2022, por mucho que viene de acariciar esa victoria en un derbi donde al menos se rearmó moralmente, mientras que el Sevilla lleva diez jornadas sin perder. 20 goles en contra en ese periodo para Cabrera y el exsevillista Sergi Gómez, y cinco para la dupla Diego Carlos-Koundé explican buena parte de esas rachas. Una solidez que, tras las lesiones de Rekik y de Montiel, la sanción de Acuña y la ristra de 'tocados' que dejó el jueves la Europa League ante el Dinamo de Zagreb, se tambalea: ya sea Diego Carlos, ya sea Navas, al menos uno deberá forzar. Y Ocampos, arriba, cuidarse de no ver una amarilla que le impediría jugar ante el Betis.

También en defensa experimentarán los pericos el que seguramente será su único cambio, la entrada de Óscar Gil tras cumplir sanción por Aleix Vidal, respecto a un derbi que les dejó congelados por el gol en el último instante de Luuk de Jong, cedido en el Barça precisamente por el Sevilla, pero que con el paso de los días se percibe más como la inyección anímica que el equipo y la afición necesitaban. La llegada de otro peso pesado como el Sevilla dejará claro si se trataba de una sensación real o de una nueva ucronía.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?