Las Palmas

La estéril resurrección de Jesé

Le marcó al Fuenlabrada, diez jornadas después, y asistió a Clemente. No anotaba desde el 3 de noviembre, precisamente ante el equipo madrileño.

0
La estéril resurrección de Jesé
DANI SANCHEZ DIARIO AS

En ausencia de Jonathan Viera, que no pudo desplazarse a Fuenlabrada por enfermedad, tocaba que Las Palmas fuera más equipo que nunca. Antes del partido disputado en el estadio Fernando Martín, donde la UD naufragó sin remisión, era menester que futbolistas del calibre de Jesé, Clemente, Kirian, Loiodice o Mfulu dieron un paso adelante, pues el verdadero líder del equipo estaba viendo el partido desde casa.

Si había un jugador exigido de cara a la cita de Fuenlabrada, ese era el propio Jesé, uno de los capitanes y emblema del equipo, muy lejos de aquel nivel que le convirtió en una de las principales promesas europeas cabalgando por Valdebebas y el Bernabéu pero al que se le sigue esperando como el ‘Bichito’ que una vez fue.

En una temporada de picos y vales, el atacante de Las Palmas volvió a reencontrarse consigo mismo durante la dura derrota sufrida ayer por su equipo, tal vez la única luz del tenebroso espectáculo ofrecido por el equipo amarillo. Se plantó Jesé en Fuenlabrada con una racha de partidos sin marcar que ascendía hasta los nueve. Su actitud, como siempre, fue encomiable. En ataque y en defensa. No había dudas de quién iba a tirar el penalti que él mismo provocó, ni siquiera por su parte. Allá que fue a pedir la pelota para, con un golpeo perfecto, superar la gran estirada de Miguel Morro.

Fue aquella la jugada del 2-2, que él se guisó y él mismo degustó. Pero es que, en el primer acto, le puso a Clemente un balón de cabeza imposible de rechazar que el tinerfeño, como no podía ser de otra manera, mandó al fondo de la portería contraria. Así, dos individualidades de un Jesé más activo le permitieron a Las Palmas empatar dos veces, mas nunca se llegó a consumar una remontada finalmente imposible.

De momento, Jesé ha participado en 23 partidos para un total de 1.759 minutos, el tercera de la UD en esta materia tras Raúl Fernández (2.160, todos los posibles) y Cardona (1.777). El gol de ayer llegó diez jornadas después. Precisamente, el anterior fue también ante el Fuenlabrada, cuando le hizo un doblete en un partido jugado el 3 de noviembre de 2021 en Gran Canaria (2-1, uno de de los goles también de penalti). Ha perforado ya siete veces las porterías rivales, tres de ellas de penalti, y suma seis asistencias. En ambos apartados es el primero de Las Palmas. Y en ausencia de Jonathan Viera, alma, corazón y vida de su equipo, se erige más líder que nunca.