COPA (OCTAVOS) | REAL SOCIEDAD 2 - ATLÉTICO 0

Aprobados y suspensos de la Real: Tamborrada coral para seguir soñando

El equipo donostiarra completa una actuación en conjunto sobresaliente que rubrican con sus goles Januzaj y Sorloth.

San Sebastián
0
Jugadores de la Real Sociedad celebran un gol
AFP

- Remiro. La ausencia de última hora de Ryan le abrió la puerta de la titularidad, y sacó adelante la papeleta en plan torero. Apenas tuvo trabajo, pero estuvo siempre muy atento a cualquier balón dividido y despeje, y cuando si equipo le necesitó respondió con una gran patada en un mano a mano con Cunha.

- Zaldua. Un titán. Atraviesa por un gran momento de forma y se nota. Se fajó en defensa y en ataque. Apenas dio opciones para entrar por su banda y ayudó a Januzaj en tareas ofensivas. Suyo fue el centro del gol del futbolista belga.

- Aritz Elustondo. Enorme actuación repleta de pasión y garra. No perdió ni un solo duelo y solo le pudieron ganar haciéndole falta.

- Le Normand. Elegante, sobrio, expeditivo, resolutivo, rápido, poderoso… los calificativos se agotan para definir su partidazo contra el Atlético de Madrid. No hizo nada mal, salvo el recorte que no pudo frenar de Carrasco y que casi cuesta el 0-1.

- Aihen Muñoz. La ovación que se llevó de la grada al ser sustituido lo dice todo. Muy buen partido a pesar de los problemas que tuvo en defensa en la primera parte. La amarilla que vio le pudo condicionar, pero supo jugar con ese handicap. Gran centro para que Januzaj hiciera antes el 1-0.

- Guevara. Por fin se soltó y se liberó de las formalidades. Siempre tiene que ser pulcro en cada acción que hace, pero ante el Atlético dio un paso adelante y jugó sin ataduras. Dominó la zona ancha a su antojo, dando una lección de cómo jugar de '4'. Ha vuelto a su mejor nivel.

- Merino. De matrícula de honor. Demostró todo su potencial con una actuación para enmarcar en todas las facetas. Exuberante en su trabajo físico, y preciso con el balón. Dio equilibrio a todo el juego de la Real, y casi marca un golazo por la escuadra.

- Silva. No tuvo tanta influencia en el juego como sus compañeros de centro de campo, pero tiene tanta calidad que con las pinceladas que deja es suficiente para disfrutar de su fútbol. Tiró de experiencia para jugar un partido de tantos kilates, y cuando intervino fue para dejar pases como el del origen del 1-0.

- Oyarzabal. Una vez más demostró porqué es el alma de esta Real. Fantástica demostración de todas sus facultades, asociándose con sus compañeros y siendo el primero que lanzaba la presión. Tiró de su equipo para apretar sin dudas al Atlético. Fue a más según pasó el partido y en la segunda parte se desató. Clave en el gol de Sorloth por su presión a Felipe y posterior robo de pelota.

- Januzaj. Por la izquierda o por la derecha fue capaz de dejar atrás a sus marcadores con su tremenda calidad técnica. Por fin fue lo decisivo que se le pide con su gol de cabeza que supuso el 1-0. Esta versión del belga queremos verla mucho más.

- Sorloth. No tenía una papeleta fácil, porque era la oportunidad de reivindicarse. Era un partido grande y no estaba Isak. Respondió a las mil maravillas contentando un notable encuentro. Volvió a mostrar todas cualidades que asombraron a la afición realista al principio de liga. Gran juego de espaldas, y sobre todo gran definición en el 2-0 que finiquitaba la historia.

- Rafinha. De nuevo, muy buenos minutos, ahora saliendo desde el banquillo. Se fajó con los jugadores del Atlético sin amedrentarse, y con balón volvió a estar imaginativo y muy activo. Se le ve con chispa y muchas ganas.

- Rico. Salió con mucha fuerza desde el banquillo y acalló algunas de las críticas que ha tenido que aguantar en el pasado.

- Zubeldia. Salió para poner cemento a la defensa de la Real.

- Portu. jugó los últimos cinco minutos con mucha energía.