LEGANÉS | MERCADO

El Leganés se fija en Yacine Qasmi, del Rayo Vallecano, para su ataque

El ariete apenas cuenta en los planes de Iraola y le gustaría quedarse en Madrid a pesar de tener otras ofertas. Su perfil es más de segundo delantero. Ocuparía la única ficha libre.

0
El Leganés se fija en Yacine Qasmi, del Rayo Vallecano, para su ataque
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Leganés tiene entre sus preferencias de ataque para el vigente mercado invernal a Yacine Qasmi, delantero franco-marroquí del Rayo Vallecano (31 años) sin espacio en los planes de Andoni Iraola. El ariete, ex del Elche o el Melilla entre otros, ha disputado esta temporada apenas 60 minutos repartidos entre Copa (57’) y Liga (4’).

En Vallecas no verían con malos ojos su salida para liberar ficha, mientras que al futbolista le gusta la posibilidad de quedarse en Madrid. Pese a que le han tentado clubes relevantes de Segunda, su objetivo es continuar en la capital de España, algo que invita al optimismo ante la posibilidad de verle luciendo el escudo del laurel en Butarque.

La falta de minutos que el ariete está teniendo ahora en el Rayo contrasta con la importancia que tuvo Qasmi en el curso pasado, el año del ascenso a Primera, con La Franja. Con 1.735 minutos, se coló en el once más utilizado por Iraola con 40 partidos disputados, casi la mitad (19) de titular. Sus cuatro goles ayudaron a conseguir el ascenso, aunque el suyo es un perfil más de jugador para acompañar a otro delantero en punta, que un rematador nato.

Ya estuvo en el radar de Butarque

Sus siete goles con el Elche en la mitad del curso 19-20 le valieron su fichaje por el Rayo por 1,5 millones de euros en el mercado invernal, ya con el equipo madrileño en Segunda División. Fue uno de los movimientos más sonados del mercado. Ya entonces el Leganés sondeó la opción de firmar a Qasmi, pero las dudas por el coste de la operación hicieron que acabara en Vallecas sin que el Lega si quiera apretara por su fichaje.

Ahora los blanquiazules buscan un delantero como una de las prioridades del mercado invernal. Ya fue prioridad en verano, cuando se truncó en el último día la incorporación de Dessers tras la intromisión del Feyenoord. En Butarque están convencidos de que el equipo necesita un tercer ariete que ayude a incrementar la competencia en punta y que diversifique el juego pepinero.

Además, se busca recambios en caso de que las lesiones o el COVID puedan volver a castigar al bloque como ya sucedió a mitad de noviembre. Entonces Arnáiz, Juan Muñoz e incluso Bárcenas tuvieron que tomar las riendas del ‘9’ sin más alternativas por las lesiones de Bautista y Sabin Merino y el castigo de Borja Garcés a Garitano.

El Leganés no necesitaría liberar espacio para acometer esta incorporación, toda vez que aún le queda una vacante entre las 25 piezas profesionales que le permite tener LaLiga. Cabe recordar que el fichaje de Rober Ibáñez ocupará el espacio dejado por Javier Avilés, del que heredará su dorsal ‘7’. Al Lega, por ahora, le queda libre el 25.