INGLATERRA

Benítez, sincero: "Desde dentro te das cuenta de la magnitud..."

El español fue despedido este fin de semana del banquillo del Everton y a las pocas horas sacó un comunicado explicándose. "Cada vez hay menos paciencia".

0
Benítez, sincero: "Desde dentro te das cuenta de la magnitud..."
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Rafa Benítez fue despedido este fin de semana del banquillo del Everton y a las pocas horas sacó un comunicado explicando cómo han sido las cosas desde que cogió las riendas del equipo de la Premier League. "Cada vez hay menos paciencia", fue una de las quejas que 'pronunció' en su discurso. La crisis de resultados acabó con la paciencia de la directiva, que ya peina el mercado en busca de un sustituto. Pero el extécnico español no quiso quedarse callado y mandó algún que otro recado a los dirigentes del Everton. "Sólo cuando estás dentro te das cuenta de la magnitud de la tarea. La situación financiera y luego las lesiones que se produjeron hicieron las cosas aún más difíciles", comenzó su explicación. 

El texto íntegro:

"Sabíamos que no sería fácil, y que era un gran reto, tanto emocional como deportivo. Mi amor por esta ciudad, por Merseyside y su gente, me hizo aceptarlo, pero sólo cuando estás dentro te das cuenta de la magnitud de la tarea. Desde el primer día, mi personal y yo trabajamos como siempre, con compromiso y plena dedicación, no sólo teníamos que conseguir resultados, sino también ganarnos el corazón de la gente. Sin embargo, la situación financiera y luego las lesiones que se produjeron hicieron las cosas aún más difíciles. Estoy convencido de que habríamos sido mejores una vez recuperados los jugadores lesionados y con la llegada de los nuevos fichajes. El camino del éxito no es fácil y, lamentablemente, hoy en día en el fútbol se buscan resultados inmediatos y cada vez hay menos paciencia; desgraciadamente las circunstancias han determinado los resultados y no será posible continuar con este proyecto. En cualquier caso, gracias a la Junta Directiva, al personal, a los jugadores y a los aficionados que nos han apoyado durante este tiempo".

Críticas: "Dentro del reinado tóxico de Benítez..."

"Dentro del reinado tóxico de Rafa Benítez". Con este llamativo titular arranca este lunes un artículo en el 'Telegraph' que desgrana la etapa del español al frente del Everton, despedido tras su derrota ante el Norwich. Desde el diario británico se preguntan porqué aceptaron su llamada viendo el ambiente, porqué no salió antes Benítez al Newcastle o porqué se dio el traspaso de Digne sabiendo cuál iba a ser el final. También critican la obstinación de Benítez en poder superar a sus críticos con resultados que no llegaron.

Benítez decidió 'ahorrar' en la plantilla. Se cargó a James Rodríguez y fichó a Gray y Townsend. Los resultados de inicio de temporada dejan ver que es un acierto. Desde la grada pensaban que era el 'bastardo obstinado' necesario en el Everton para darle la vuelta a su dinámica.

Llegaron los malos resultados en diciembre y también las polémicas. Estas se centraron en la relación entre Digne y el entrenador. En ese momento, la afición se situó del lado del jugador, uno de los más queridos y que mejor rendimiento ha ofrecido con los años. Su salida, según considera el 'Telegraph', es "una muestra de la disfuncionalidad del Everton que deja ver la falta de liderazgo y vista de Moshiri". "El Everton estaba desesperado por tener un propietario con su dinero, pero por desgracia para él no se puede poner precio a la sabiduría", critican.

Para sentenciar, aseguran que el error ya comienza desde el momento en que se plantean su contratación y hablan de esta etapa "como un fracaso estrepitoso" que además, no saldrá bien en lo económico. "Todo lo que se haya ahorrado en jugadores se ve anulado por lo que le tendrá que pagar a Benítez por su contrato de tres años", sentencian.

Crouch: "Hay que apoyar los métodos de Benítez"

En agosto, Peter Crouch celebraba el regreso de Benítez a Liverpool en su columna en el Daily Mail. "Rafa puede conseguir que lo ame la ciudad entera", dijo el exinternacional inglés. Auguraba un brillante paso por Goodison Park después de la etapa del entrenador en Anfield. Allí conquistó la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y ganó una FA Cup para pasar a la historia del club red. Algo que el lado azul de la ciudad tuvo muy en cuenta cuando el Everton lo contrató el pasado verano. "El problema fue el Liverpool", explicó Peter Crouch en su columna del lunes, cuando ya se conocía la destitución de Rafa Benítez. "Los aficionados del Everton piensan que los del Liverpool se ríen de ellos, y este ha sido un factor importante para entender cómo ha ido esta etapa de Rafa".

No hubo comunión entre técnico y grada, y la derrota ante el Norwich City, que solo había ganado dos partidos antes del fin de semana, fue la gota que colmó el vaso. "Hubo errores individuales y chapuzas. Ningún entrenador puede hacer mucho cuando tu central marca en propia puerta o tu lateral asiste al delantero rival. No sabemos qué ha pasado de puertas para dentro, pero desde fuera parecía que los jugadores no jugaban para él. Y lo que puedo decir, por mi experiencia propia, es que hay que apoyar sus métodos para que el equipo tenga éxito".

Para explicar la forma de trabajar de Rafa Benítez, que tildó de aburrida, y entender el impacto en los jugadores, Crouch explicó su propio ejemplo. "Llegué procedente del Southampton, con Harry Redknapp cada día era divertido. Lo pasábamos muy bien y había un ambiente muy relajado, aunque quizá merezca la pena señalar que descendimos. En Liverpool encontré un ambiente muy distinto".

"Con Rafa, no disfrutábamos en los entrenamientos. Era bastante estricto. Era muy táctico y difícil a nivel psicológico. Era una batalla constante por estar enchufado. No es algo que te importe si crees en ello, y para mí fue un privilegio estar en el Liverpool. Hacía lo que me dijesen. Pero si las cosas no salen bien, si tus actuaciones no son las mejores, entiendo que los jugadores puedan darle la espalda", reconoció Crouch. "Rafa quiere tenerlo todo bajo control. Cuando estábamos en el Liverpool teníamos grandes personalidades en el vestuario que estaban de su parte. Era, y sigue siendo, una figura icónica. Todos apoyamos sus métodos, pero si no lo haces puede ser complicado".