COPA DEL REY

¿Por qué el gol desde el córner se llama gol olímpico?

El tanto de Fekir al Sevilla, nada habitual, se conoce como gol olímpico. En 1924, se adoptó esa denominación en un amistoso entre Argentina y Uruguay.

0
¿Por qué el gol desde el saque de esquina se llama gol olímpico?
TONI RODRIGUEZ DIARIO AS

Nabil Fekir fue protagonista en el derbi copero del día de ayer. El jugador verdiblanco logró algo que no es nada habitual en el mundo del fútbol: marcar de lanzamiento de córner. Gracias a su gran golpeo, titulares de toda la prensa deportiva recogen una expresión popularizada, pero con un origen por muchos desconocido: gol olímpico. ¿Por qué se conoce así a la diana anotada por el argelino?, ¿cuándo adoptó esta denominación?

Corría el año 1924 cuando Uruguay se coronó como campeón en los Juegos Olímpicos de París. Por sorprendente que parezca, en aquel torneo no logró un gol desde el córner, sino que aquello sucedería un mes después. Como motivo de festejo, la selección uruguaya organizó dos partidos amistosos ante Argentina, uno en Montevideo y otro en Buenos Aires. El primero finalizó con empate a uno en el marcador y en el segundo, sucedería lo que ha provocado que hoy se conozca el tanto desde la esquina como gol olímpico.

El duelo 'de vuelta' tuvo que ser suspendido por un problema con la afluencia al estadio, pero poco después se reprogramó. Concretamente, para el 2 de octubre, ya con control de acceso y cerca de 30.000 aficionados en la grada. El electrónico marcaba el minuto 15 de partido cuando Cesáreo Onzari golpeó desde el costado izquierdo directo a portería. Nadie tocó el balón y, de hecho, los futbolistas uruguayos se quedaron perplejos.

Posteriormente, protestaron la acción, al entender que su guardameta Mazali había sido empujado con el balón en el aire. Al ver que el colegiado no respondía a sus súplicas, argumentaron que el futbolista argentino no tuvo intención alguna de marcar y que el gol se había producido por el viento. Onzari defendió que lo tuvo en mente desde el primer momento y, además, presumió de ello: "Nunca pude hacer otro gol igual. Fue el mejor de mis goles por la repercusión que tuvo y el asombro de la gente".

Curiosamente, el gol olímpico no estaba recogido en el reglamento hasta unos meses antes de aquella cita. Fue en junio de 1924 cuando la Internacional Board lo recogió por primera vez, permitiendo, claro, que se pudiera anotar desde la esquina desde ese momento. Onzari fue el primero en lograrlo y el hecho de que fuera un homenaje por el Oro Olímpico de Uruguay es lo que provocó que casi cien años después siga presente en el argot futbolístico.