REAL SOCIEDAD

Imanol cumple su 'amenaza' en Zubieta

El entrenador de la Real Sociedad aprieta a sus jugadores aunque no haya partido esta semana. "¿Qué es eso, Diego?" o "Jon, si vas a apretar, vas a robar", les grita en una intensa sesión.

0
Imanol cumple su 'amenaza' en Zubieta
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El que avisa no es traidor, es avisador. Y eso es Imanol Alguacil, que ha cumplido esta semana la 'amenaza' que lanzó a sus jugadores después de la victoria contra el Celta el pasado domingo. "No te preocupes, que vamos a aprovechar estos días sin jugar. Los jugadores van a preferir que haya partido y no sólo entrenamientos", dijo el técnico oriotarra. Dicho y hecho. Al menos, eso es lo que se ha podido ver en la sesión de este miércoles, la primera en mucho tiempo a puerta abierta y con permiso para que accedan los medios de comunicación.

Imanol estuvo muy activo y enchufado todo el entrenamiento, gritando y dando indicaciones constantes a sus jugadores, muy encima de cada acción que se llevaba a cabo en los diferentes ejercicios con balón que planteó. Imanol no da tregua y aprovecha esta semana para recuperar los entrenamientos intensos y exigentes que tanto le gustan y que no puede llevar a cabo durante gran parte de la temporada por la elevada carga de partidos, al jugar la Real entre semana y el fin de semana de forma habitual en los últimos años.

El entrenador de la Real Sociedad gritaba, hacia gestos de aprobación y de enfado cuando algo no le gustaba, y apretaba y animaba a partes iguales a sus jugadores. Dejó una buena lista de frases que utiliza para corregir lo que hacen sus futbolistas y para alentarles. "¿Pero qué es eso, Diego? Vamos, hay que dar el pase al primer toque, porque sino se nos echan encima fácilmente, venga", le grito a Diego Rico en una acción en la que dio un mal pase interceptado por su marcador.

También tuvo palabras para Guridi, que suena para salir cedido en varios clubes de Primera en este mercado de invierno. Al azpeitiarra le exigió mucho toda la sesión. "¡Vamos Guridi! ¡Si vas apretar, vas a robar, si aprietas, robas, no vamos a medias!", le gritó al no presionar como quería Imanol. Y luego le felicitó porque le hizo caso. "Eso es, si vas, vas a robar, muy bien", le premió gritando. También se enfadó durante un momento del entrenamiento. "¿Qué es eso? ¿Qué estamos haciendo? Más encima, presionamos bien, entramos fuerte, vamos", dijo a sus jugadores, a los que apretó durante todo el entrenamiento.

También tuvo palabras para los jugadores que no eran capaces de dar pases de la manera que él quería. "Guevara, damos el pase tocado, hay que dar velocidad al balón porque sino el rival nos lo ve y nos corta fácilmente", le gritó Imanol. "Más rápido. Más rápido. Damos velocidad a ese balón", repitió en varias ocasiones. Y luego tuvo también momentos más simpáticos, como cuando se quedó lesionado en el terreno de juego Robin Le Normand. El francés tardó en incorporarse al trabajo porque se quedó doliéndose en el suelo de un golpe en el tobillo.

Y cuando se levantó y fue cojeando hacia la zona del campo donde estaban entrenando el resto, Imanol le gritó. "¿Qué Robin? ¿Vienes o no?". Y el francés empezó a correr cojeando visiblemente. No hay dolor con Imanol. Pero es que al propio Le Normand, en un momento en el que se confundió con Merino en un ejercicio, le volvió a decir: "Robin, vaya mañana llevas. Venga empezamos", le gritó, provocando más de una sonrisa de complicidad entre sus compañeros. La intensidad no se negocia con Imanol. Lo ha vuelto a demostrar.