COPA DE ÁFRICA

El árbitro del Túnez-Mali acabó en el hospital por una insolación

El jefe de los árbitros, Essam Abdel-Fatah, ha desvelado el motivo por el que Janny Sikazwe pitó el final en el minuto 85 y también su ausencia cuando se iba a reanudar el choque.

0

Janny Sikazwe, árbitro de Túnez-Malí, trajo la nota polémica de la jornada de ayer de la Copa de África. Dio el partido por finalizado en el minuto 85, para indignaciònj, sobre todo de los tunecinos, que iban perdiendo por 0-1 y luchaban por remontar en los últimos minutos. Pero esta actuación pudo tener un motivo de urgencia. Según ha desvelado Essam Abdel-Fatah, el jefe de los árbitros de la Copa de África, Sikazwe sufrió una insolación durante el partido que le habría hecho perder la concentración. Y acabó en el hospital para ser sometido a diversos exámenes médicos.

Según ha aclarado Essam Abdel-Fatah, al final del partido, el árbitro, de 42 años, tuvo que ser trasladado al hospital, lo que explicaría sus prisas por pitar el final primero y después su ausencia cuando el partido estaba a punto de reanudarse por unos minutos, ante lo que los tunecinos, indignados, se negaron a retomar el juego. Entonces iba a ser dirigido en su tramo final por el cuarto árbitro.

Sikazwe arbitra por sexta vez una Copa de África y también dirigió partidos en el Mundial de 2018 y en la Copa Árabe de 2021. Sin embargo, recuerdan varios medios, su nombre está más asociado con un escándalo de corrupción en 2018, que le costó la suspensión en 2018 por la CAF antes de ser absuelto en 2019.